'Cat fight': Dos mujeres de California luchan por la custodia de un gato

La abogada de una de las partes dice que el caso pondrá de relieve las irregularidades en el proceso de adopción de mascotas
Un gato en una de las alas de un aeroplano
Autor: Mary Helen Moore y Catherine E. Shoichet
(Reuters) -

Para una de las mujeres, el felino color negro con blanco es Whiley, un gato vagabundo al que adoptó en un albergue hace casi cinco años.

Para la otra, el gato de 10 años es David, a quien alimentó con biberón cuando era un cachorro y al que buscó frenéticamente cuando se perdió.

Ahora, las dos mujeres pelean en el tribunal en el condado de Sonoma, California, y piden a un juez que dé su opinión en su batalla por la custodia del gato.

En el tribunal, el juez decidió que se referirá al gato como DW para ser justo y usar los dos nombres con los que las mujeres describen a la amada mascota.

Lee: Los gatos aman a las mujeres, pero también las manipulan

"El gato la tiene hecha", dijo la abogada Elizabeth Reifler. "Tiene dos mujeres que lo amaban".

Pero la abogada, que representa a la mujer que afirma que es la dueña original (y de pleno derecho) del gato, también señaló que el caso pone de relieve un tema muy serio: el proceso de adopción de animales.

Tiffany Mestas, su cliente, dice que recibió al gato y a otros tres de la misma camada en 2005. En 2007 se mudó a un nuevo vecindario y el gato escapó. El técnico veterinario dijo que puso carteles mientras lo buscaba y ofreció una recompensa de mil dólares, pero no hubo rastros de su mascota desaparecida.

Eso cambió en 2014, cuando una empresa de microchips le notificó que alguien más estaba tratando de cambiar el registro de su gato desaparecido, dijo.

'Se ha vuelto un miembro más de la familia'

Therese Weczorek argumenta que ella es la propietaria auténtica del felino. Dice que lo recogió luego de hacer un donativo de 50 dólares al sitio de rescate de gatos que su veterinario le recomendó en 2010.

Ahora, de acuerdo con Leo Bartolotta, el abogado, el gato está "extremadamente contento".

"Me preocupa que sería demasiado estresante para el gato que lo saquen de una casa en la que ha estado durante cinco años y lo pongan en un entorno nuevo", dijo. "Mi clienta es enfermera retirada y se ha encariñado mucho con el gato. Para ella se ha vuelto un miembro más de la familia. Me dice que es como un nieto".

Lee: Una mujer adopta un perro con cáncer para consentirlo en sus últimos días

El abogado de Weczorek dice que se enteró de que el gato tenía microchip el año pasado, cuando lo llevó a un veterinario nuevo. Luego llamó a la empresa de microchips para ver si podía cambiar el nombre del gato, dice su abogado.

"En algún punto pediremos que se deseche el juicio", dijo Bartolotta. "Aunque la ley no es totalmente clara, creo que mi clienta es la dueña del gato y que conservará la propiedad del gato".

Abogada: debieron haber revisado si el gato tenía chip

No se ha establecido una fecha para el juicio, pero no parece que ninguna de las partes vaya a echarse para atrás.

Reifler dice que el caso no es solo sobre una mascota.

Lee: Luhu, la gata que no puede evitar estar tan tan tan... triste

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dijo que todos los involucrados actuaron de buena fe. Sin embargo, argumenta que cuando Weczorek adoptó al gato, debió haberlo llevado a un refugio o a un veterinario para que revisaran de inmediato si tenía microchip.

"Esto es algo que hay que enseñarle a la gente", dijo. "Podemos evitar muchas desilusiones de esta forma".

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×