Seis temas a observar durante el debate republicano de EU

El aspirante que tenga el mejor desempeño en el debate podría asegurar la candidatura republicana a la presidencia de EU
Donald Trump ahora se lanza contra esposa de Bush
Autor: MJ Lee
(Reuters) -

Donald Trump ama la atención y las cámaras.

Pero cuando se encuentre en el centro del escenario este 6 de agosto por la noche, no será como estrella de un reality show, sino como el puntero en la carrera por la candidatura republicana a la presidencia.

Trump y nueve de sus rivales del Partido Republicano se enfrentarán en el debate inaugural de las elecciones primarias republicanas del ciclo de 2016 que la televisora Fox News llevará a cabo en Cleveland. Hay mucho en juego y cada participante afirma que es diferente de los 17 aspirantes.

Pero es probable que la mayor presión esté sobre Trump, cuya codiciada posición en el centro del escenario del jueves indica su notable ascenso en las encuestas nacionales estadounidenses. Gracias a su estilo poco ortodoxo de hacer campaña y a sus comentarios a veces incendiarios, el magnate de los bienes raíces ha dominado en la cobertura mediática electoral y ha cambiado totalmente las elecciones primarias del Partido Republicano.

El desempeño de Trump será noticia, pero hay que estar atentos a seis puntos rumbo al debate del jueves:

¿Bush puede evitar tambalearse?

Catorce candidatos del Partido Republicano probaron lo que será estar en el escenario del debate en un foro que se llevó a cabo en New Hampshire el martes por la noche.

Y a Jeb Bush no le fue muy bien.

Mientras tocaba temas variados tales como la política educativa y la amenaza de ISIS, el exgobernador de Florida lucía visiblemente nervioso y agitado y se le trabó la lengua más de una vez. El momento más incómodo ocurrió durante los últimos minutos de su discurso, cuando le preguntaron sobre los dos expresidentes que hay en su familia.

"Mi papá probablemente sea el hombre vivo más perfecto, así que me es muy difícil criticarlo", señaló. Luego, agregó: "De hecho, tengo una camiseta que dice, um, en la tienda de tesoros de Jeb, que dice, soy el, um, soy, soy el… 'Mi papá es el hombre vivo más genial. Si no te gusta, vamos afuera'".

Los reporteros y los entendidos del mundo político se mostraron sorprendidos y consternados por el deficiente desempeño de Bush, particularmente porque al principio tuvo problemas para hablar de temas relacionados con su familia. También reavivó las dudas sobre si Bush, quien dejó la gubernatura en 2007, está fuera de práctica.

Lee: Jeb Bush habla de inmigración, Cuba y Donald Trump… en español

Se volvió a encontrar en problemas el miércoles, cuando hablaba sobre Planned Parenthood, porque dijo: "no estoy seguro de que necesitemos 500 millones de dólares para asuntos de salud de la mujer".

Hillary Clinton, la virtual puntera en la carrera por la nominación demócrata, contraatacó en Twitter y Bush se retractó de sus declaraciones, diciendo que "se había expresado mal".

"Me refería a la cifra difícil de imaginar de 500 millones de dólares de recursos federales que se destinan a Planned Parenthood, una organización que participaba sin remordimientos en la práctica impensable de vender órganos fetales", dijo.

Es esencial que Bush tenga un desempeño sólido el jueves mientras intenta mantener su segundo lugar en las encuestas nacionales.

¿Alguno de los candidatos que están en los niveles medios se despegará?

Este es el desafío al que se enfrentan todos los candidatos republicanos que no se apellidan Trump: ¿Cómo sobresalir?

Todos los candidatos republicanos, salvo Bush y Scott Walker, quienes han alcanzado cifras de dos dígitos en algunas encuestas recientes, se han visto en dificultades para despegarse del muy concurrido nivel medio. Un desempeño estelar en el debate de esta semana (acompañado de algunos titulares favorables) podría ser el impulso que algunos de los contendientes necesitan para alcanzar a los punteros.

Entre los candidatos que estarán en el escenario el jueves por la noche y que han rondado los cinco puntos porcentuales están el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie; el gobernador de Ohio, John Kasich; el senador por Florida, Marco Rubio; el senador por Kentucky, Rand Paul; el exgobernador de Arkansas, Mike Huckabee; el senador por Texas, Ted Cruz, y el neurocirujano Ben Carson.

El excandidato republicano a la presidencia y gobernador de Utah, John Huntsman, dijo que el primer debate es una oportunidad para que los gobernadores que estarán presentes en el escenario llamen la atención.

"Estamos buscando quién resuelva los problemas, estamos buscando soluciones a los problemas básicos como los empleos, un presupuesto equilibrado y las prestaciones", dijo Huntsman en CNN el martes. "Esa es claramente un área en la que un gobernador puede diferenciarse del resto del grupo".

Kasich en particular es un candidato interesante.

Emprendió su campaña a mediados de julio y sus índices de aprobación se elevaron recientemente, con lo que recibió un impulso de último minuto para entrar al debate. Los aliados de Kasich consideran que su conservadurismo fiscal es la clave para atraer a un electorado más amplio.

No olviden a quienes debatirán a las 17:00 horas (tiempo local)

Ese debate incluirá a Rick Perry, Rick Santorum, Bobby Jindal, Carly Fiorina, Lindsey Graham, George Pataki y Jim Gilmore.

Este grupo menos numeroso se compone de los candidatos que han obtenido los resultados más bajos en las encuestas.

Aunque el evento de media tarde atraerá a un público mucho menor que el debate del horario estelar, dará indicios de quién tiene el potencial de brillar más adelante.

Lee: Lo que tienes que saber sobre el primer debate republicano

"La gente del debate de las cinco debería llegar al debate con la idea de que si tienen el desempeño adecuado, la próxima vez estarán en el debate de las nueve", dijo a CNN Newt Gingrich, expresidente de la Asamblea de Representantes y candidato republicano a la presidencia. "También es cierto que hay varias personas en el debate de las nueve que se derrumbarán como candidatos serios en los próximos meses".

Los moderadores

Tres conductores de Fox News dirigirán a los candidatos durante dos horas de preguntas: Bret Baier, Megyn Kelly y Chris Wallace.

Esos moderadores tienen la misión de facilitar una discusión justa y atractiva. Estas son algunas cosas a las que hay que estar atentos:

-- Tres moderadores, ¿tres estilos diferentes? Baier, Kelly y Wallace conducen su propio programa en Fox y tienen estilos diferentes para entrevistar. ¿Uno asumirá el rol de policía bueno y el otro de policía malo?

Lee: Varios debates, pocos lugares: aspirantes republicanos buscan participar

-- ¿A quién van a tratar con mayor dureza? Los moderadores presionarán para que hablen en detalle y evidenciarán las contradicciones obvias. Presionar mucho a un candidato en un tema político (a Trump respecto a la inmigración o a Bush respecto a Common Core, por ejemplo) podría poner en evidencia los puntos vulnerables que se perciben en esos candidatos.

-- ¿Los moderadores vigilarán estrictamente que no se pasen del tiempo? Cada segundo del debate es precioso y corresponde a los moderadores mantener el orden. Más tiempo significa que un candidato tiene más oportunidades de promover su plataforma y atacar a un candidato rival.

El candidato invisible: Hillary Clinton

Se puede esperar que ataquen mucho a Clinton.

El premio para los candidatos republicanos no solo es asegurar la candidatura de su partido, sino enfrentarse con la exsecretaria de Estado en las elecciones generales… y derrotarla. Lo que los candidatos deben dar a entender a los electores, en otras palabras, no solo es que son el mejor de los aspirantes del Partido Republicano, sino que también son la mejor opción para vencer a Clinton.

"La cuestión es la siguiente: para derrotar a Hillary Clinton o a quien sea su candidato (de los demócratas), tenemos que tener de nuestro lado a un candidato que no se reserve golpes, porque esto es una pelea", dijo Carly Fiorina, exdirectora operativa de Hewlett-Packard, quien participará en el debate de las cinco.

Hay una larga lista de quejas de dónde elegir.

Lee: "Tengo una palabra para Donald Trump: ¡Basta!", dijo Hillary Clinton

Clinton se ha visto sumida en una serie de escándalos y acusaciones, tales como el uso de su servidor personal de correo electrónico en el Departamento de Estado; su manejo del ataque letal al consulado estadounidense en Bengasi, Libia, y la fortuna que ella y su esposo, Bill Clinton, han amasado desde que él dejó la Casa Blanca.

'Ups'

Fue uno de los errores más memorables de las elecciones de 2012 y un momento que todos los candidatos que estarán en el escenario este jueves tratarán de evitar.

En un debate republicano que organizó la televisora CNBC en noviembre de 2011, el exgobernador de Texas, Rick Perry, se comprometió a cerrar tres dependencias gubernamentales si llegaba a la presidencia.

Tras nombrar al Departamento de Comercio y al Departamento de Educación, Perry se pasmó momentáneamente. Durante agónicos 45 segundos, Perry luchó por recordar el nombre de la tercera dependencia. El moderador lo presionó y Perry finalmente dijo: "No puedo. Ups".

Un solo error no hace fracasar la candidatura de alguien. Pero un mal traspié, particularmente en la época de la omnipresencia de los videos de YouTube, los Vine y los GIF, podría acechar durante meses a un candidato, lo que le causaría dificultades frustrantes para volver a concentrarse.

"En algunos casos, después del debate sabías que el candidato ya no estaría allí", dijo Gingrich. "Siempre le digo a la gente: lo que pasa con los debates no es que puedas ganar, sino que puedes perder".

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×