La NASA estudiará los efectos del deshielo e incendios en Alaska y Canadá

La agencia medirá el impacto de incendios forestales en ecosistemas y el derretimiento de terrenos congelados por cientos de miles de años
El cambio climático en el mundo
| Otra fuente: CNNMéxico

La agencia espacial estadounidense NASA inició una campaña para estudiar los efectos ambientales y sociales del cambio climático en Alaska y el noroeste de Canadá, como el deshielo, los incendios forestales y cambios en los hábitats de vida silvestre.

El experimento llamado ABoVE (Arctic Boreal Vulnerability Experiment) reunirá datos recogidos durante varios años por la NASA con satélites y otros programas de la agencia, para determinar los efectos del cambio climático en una zona de 6.4 millones de kilómetros cuadrados, informó la agencia en su sitio de internet.

Recomendamos: ¿Será el fenómeno de 'El Niño' el más intenso registrado?

"Los bosques boreales y la tundra son fundamentales para la comprensión de los impactos ecológicos del cambio de clima de la Tierra", dijo Jack Kaye, director asociado de investigación en la División de Ciencias de la Tierra de la NASA en Washington.

"Necesitamos entender mejor estos ecosistemas, y cómo el calentamiento global puede afectar a los bosques, la vida silvestre y las comunidades tanto a nivel regional como a nivel mundial”, agregó.

Lee: Granizadas, tormentas y tornados, una amenaza más frecuente para México

La campaña ABoVe se llevará a cabo en tres fases del proyecto y dos temporadas de estudios aéreos intensivos, señala el texto.

En la primera fase se investigarán temas como el impacto de los incendios forestales en los ecosistemas y las plagas de insectos en la salud de los bosques, ya que en lo que va del año más de 5 millones de acres en Alaska y 9.7 millones de acres en Canadá han sido quemados en incendios forestales.

En la segunda fase los científicos estudiarán el alcance de la descongelación del permafrost, que son terrenos que han estado congelados por cientos de miles de años, conformados por materia orgánica y plantas.

"El aumento de la temperatura del aire puede descongelar el permafrost, sería como desenchufar un congelador", explicó Peter Griffith, director científico en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

"La vegetación y el carbono previamente congelado en el suelo comienzan a pudrirse -como la comida en un congelador desenchufado- liberando metano y dióxido de carbono a la atmósfera. Este aumento de gases de efecto invernadero calienta aún más la temperatura del aire, lo que perpetúa el ciclo, provocando más descongelación y más liberación de gases de efecto invernadero", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

ABoVE también estudiará los impactos sobre la vida silvestre de Alaska y Canadá, incluyendo el hábitat y migración de cambios para las aves, ovejas, alces, caribúes, lobos y osos pardos.

La investigación estará a cargo de expertos científicos de todo Estados Unidos y Canadá informó la NASA.

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×