Debate republicano: los cinco temas económicos que generarán controversia

Donald Trump y Ben Carson han estado desafiando muchos de los ideales predominantes del partido Republicano... y están encabezando encuestas
debate republicano cnn
debate republicano cnn  debate republicano cnn
Autor: Heather Long | Otra fuente: CNNMoney

Es de esperar que surjan algunos ataques en el debate del Partido Republicano que llevará a cabo CNN este miércoles, a medida que los 11 mejores candidatos luchan por sobresalir.

Posiblemente habrá ataques por los peinados y los estilos de liderazgo. Sin embargo, en esta etapa de la campaña, los candidatos quieren entablar un debate sustantivo, especialmente en relación al tema que más preocupa a los estadounidenses: la economía.

La mayoría de los republicanos están de acuerdo en esto: la economía de Obama enfrenta dificultades. Según dicen ellos, la solución está en un crecimiento más rápido de Estados Unidos. Jeb Bush y Chris Christie han compartido sus planes sobre cómo podrían casi duplicar el nivel del crecimiento económico actual de un poco más de 2% al 4%.

Así que, ¿en qué están en desacuerdo? En realidad, en muchas cosas.

Donald Trump y Ben Carson han estado desafiando muchos de los ideales predominantes del Partido Republicano... y están encabezando las encuestas. Jake Tapper, anfitrión del debate de CNN, quiere que los candidatos discutan entre ellos y eso posiblemente representará muchos ataques dirigidos a Trump y Carson.

A continuación se presentan algunos de los puntos en los que podrían centrarse las batallas económicas:

1) Libre comercio: ¿es bueno o no? 

Trump está listo para imponer significativos incrementos a los impuestos sobre los bienes importados de lugares como México y China. Él dice que Estados Unidos ha perdido demasiados empleos para contratar mano de obra más barata en el extranjero y a menudo cita como ejemplo la industria automotriz de Estados Unidos.

Solo que existe un problema: recientemente se ha producido un cambio importante en el sector automotriz de Estados Unidos. La propuesta de Trump podría afectar eso.

Además, su plan podría socavar años de políticas de libre comercio que los republicanos han apoyado durante mucho tiempo en un esfuerzo por ayudar a los negocios estadounidenses a crecer en el extranjero.

Es muy probable que los candidatos como Marco Rubio ataquen a Trump en relación al caso de China. Rubio ha dado a conocer un plan completo sobre cómo Estados Unidos debe lidiar con la segunda mayor economía del mundo y sus recientes medidas para hacer su moneda más barata frente al dólar estadounidense. Rubio dice que los aranceles podrían resultar contraproducentes. Según dice él, un mejor enfoque sería lograr un acuerdo de libre comercio de Asociación Transpacífico y reforzar la seguridad en la región.

2) Reducir los impuestos... ¿a quién? 

Carson, quien está aumentando en las encuestas, cree que Estados Unidos debería adoptar un sistema de impuesto único, donde todos —desde multimillonarios hasta trabajadores con un salario mínimo— tengan la misma tasa impositiva. Él ha sugerido que esa tasa debe estar entre el 10% a 15%.

Sin embargo, los expertos dicen que no recaudaría los ingresos suficientes para financiar al gobierno, mucho menos pagar la deuda, como dice Carson que lo quiere hacer.

Los republicanos también están en desacuerdo sobre cuántos impuestos se les deben imponer a las empresas. Trump y Bush quieren acabar con la típica reducción de impuestos a los gestores de fondos de cobertura de Wall Street conocidos como "intereses devengados" que les permite obtener una menor tasa de impuestos porque sus ingresos se muestran como ganancias/pérdidas por inversiones, en lugar de ingresos. ¿Estarán de acuerdo los demás?

3) ¿Salario mínimo para resolver la desigualdad? 

Carson también es el caso atípico en este asunto. Él es el único de los principales candidatos republicanos que ha dicho que está dispuesto a aumentar el salario mínimo federal de 7.25 dólares (cerca de 121 pesos mexicanos). Él podría aprovechar eso para destacarse. Trump ha dicho que tener un salario mínimo bajo "no es algo malo" para el país.

Lee: Nueva York propone salario mínimo de 15 dólares por hora

El mayor problema es la desigualdad. Los estadounidenses están preocupados e irán tras un candidato que tenga algo auténtico y creíble que decir en la Ronda 2.

En el primer debate del Partido Republicano, John Kasich, gobernador de Ohio, obtuvo un aumento en las encuestas luego de decir que el crecimiento económico de Estados Unidos lo deben sentir todos, incluyendo a las "personas que sienten que no tienen la oportunidad de progresar".

4) Inmigración: ¿más o menos? 

Es el problema distintivo de Trump. Él quiere restringir fuertemente la inmigración, especialmente de Latinoamérica, e incluso quiere deportar a millones de personas que están en el país ilegalmente. Sus planes han sido llamados "ingenuos" y costosos. Otros candidatos muy probablemente sacarán a relucir este tema nuevamente el miércoles, especialmente Rubio y Bush, quienes tienen planes de inmigración muy diferentes.

Lee: La inmigración ilegal "no es sobre amor", dice Donald Trump a Jeb Bush

Desde una perspectiva económica, Silicon Valley quiere más inmigrantes altamente calificados para que Estados Unidos siga siendo el principal centro de innovación. En el otro lado del espectro, muchas grandes empresas dependen de la mano de obra de los inmigrantes poco calificados para hacer trabajos que la mayoría de los estadounidenses nativos no quieren hacer, como recolectar cultivos o limpiar edificios.

5) Salario de los directores ejecutivos y Wall Street 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El fin de semana, Trump abordó el tema de los elevados salarios de los directores ejecutivos, refiriéndose a los mismos como algo "vergonzoso". Él ya ha criticado el récord de su rival Carly Fiorina como directora ejecutiva de Hewlett-Packard. Trump no explicó los detalles sobre cómo cambiar el salario, pero él dice que lo que no está funcionando es el sistema actual en el que los consejos corporativos controlen la retribución de los directores ejecutivos, ya que la mayoría de los miembros de la Junta Directiva son amigos del jefe superior.

Los republicanos por lo general han sido considerados como más amigables para las grandes empresas y Wall Street, pero Trump no necesita dinero externo en este momento. Él posiblemente resaltará nuevamente eso el miércoles y desafiará a otros candidatos sobre sus vínculos con Wall Street.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×