3 claves sobre la importancia de la visita del papa Francisco a Cuba

Los ojos del mundo estarán atentos a los movimientos del pontífice argentino durante su recorrido por la isla, ¿por qué?
Hay que construir puentes entre EU y Cuba: papa
Autor: Sofía Sánchez Morales | Otra fuente: CNNMéxico

Los católicos en Cuba no representan ni la mitad de la población (entre el 40 y 45%), pero este sábado reciben por tercera ocasión en 20 años a un papa: Francisco.

Los ojos del mundo estarán atentos a los movimientos del pontífice argentino durante su recorrido por la isla, pues un tema destaca en la visita papal: el deshielo en las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, donde Francisco fue uno de los principales impulsores.

De este sábado al martes 22 de septiembre, el papa recorrerá La Habana, Holguín y Santiago.

Aquí te presentamos tres claves importantes de esta visita a Cuba.

1. Francisco, el mediador

"Tiene asegurada la popularidad dentro de la isla por su intervención en la negociación reciente en el restablecimiento de relaciones entre EU y Cuba", señala el historiador cubano Rafael Rojas.

El 17 de diciembre del año pasado, cuando los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, respectivamente anunciaron que buscarían un restablecimiento de relaciones tras más de 50 años de enemistad, se reveló que el papa Francisco había participado como mediador en las negociaciones, y puso los servicios diplomáticos del Vaticano al servicio de ambos países.

Desde el anuncio, los países reabrieron sus embajadas el 20 de julio, y Estados Unidos anunció este viernes el levantamiento de sanciones al comercio y viajes que alivian el embargo comercial que pesa sobre la isla desde hace más de 50 años.

Lee: Raúl Castro habló por teléfono con Obama sobre el embargo que tiene Cuba

El mismo Francisco aseguró en junio pasado que viajaría a la isla como “mensajero de la misericordia” para promover “la reconciliación y la paz” de la isla con Estados Unidos.

Esta filosofía de misericordia ante los pobres que ha demostrado el argentino parece comulgar con la idea del pueblo cubano.

"Francisco es un papa latinoamericano, que estuvo en Cuba antes de su papado, que tiene una postura progresista, a favor de los pobres, de la reconciliación, pero sobre todo de la misericordia”, dice la socióloga Marlene Azor. “Le cae muy bien a los cubanos”.

2. De ‘represor' a ‘amigo’ del Papa

Actualmente, el cardenal de la iglesia cubana Jaime Ortega da entrevistas a la televisión estatal y el presidente Raúl Castro anuncia con picardía que este papa le cae tan bien que podría “volver a rezar y regresar a la Iglesia”.

Pero esta relación no siempre fue tan agradable. Desde el triunfo de la Revolución en 1959 hasta 1992, Cuba se identificó como un Estado ateo, esto quiere decir que ni siquiera existía el laicismo.

“El Estado no reconocía la actividad pública de la iglesia y miraba con muy malos ojos el crecimiento del catolicismo”, explica Rojas.

Aunque la práctica de la religión no estaba prohibida como tal, “la religión católica había sido reprimida y marginada de la vida pública, muchos templos cerraron al triunfo de la Revolución y los practicantes fueron estigmatizados”, agrega.

Lee: El papa Francisco y Fidel Castro se reunirán en La Habana, según medios

Sin embargo, tras la caída de la Unión Soviética en 1991, el gobierno fue suavizando cada vez más su trato a los católicos, culminando en 1998 con la visita del polaco Juan Pablo II.

En los últimos 17 años, la relación entre Cuba y el Vaticano no ha estado libre de altibajos, pero ningún papa ha sido tan aceptado por el gobierno castrista y el pueblo cubano, como Francisco.

“La presencia pública de la iglesia es cada vez mayor y el liderazgo moral tanto del papa Francisco como de algunos arzobispos es muy perceptible dentro de la ciudadanía cubana”, dice el historiador.

3. ¿Y qué dice la oposición?

“La oposición le está pidiendo a la iglesia cubana, y al papa que presten atención al serio problema de violación sistemática de los derechos civiles y políticos en Cuba”, explica Marlene Azor.

Grupos que abogan por los derechos humanos en Cuba, como la Unión Patriótica de Cuba, han escrito misivas al papa en las que le instan a interceder a favor de los presos políticos —unas 60 personas, de acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos de Cuba—.

A principios de mes, el gobierno cubano anunció el indulto previo a la visita del papa de 3,522 presos, sin embargo, las organizaciones de derechos humanos denunciaron que ninguno de los presos políticos sería liberado.

“Los presos políticos han sido condenados por figuras legales como desacato, propaganda enemiga o peligrosidad predelictiva”, explica la socióloga. “Esta última significa que si el gobierno te considera una amenaza de algún tipo, aún sin incurrir en acciones ilegales, puede detenerte”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“La postura de la oposición es: bien que venga el papa pero por favor preste atención a la situación de derechos humanos en Cuba”.

Recomendamos: El papa Francisco critica a los "dictadores" y a los "tiranos"

Ahora ve
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
No te pierdas
×