La estrategia rusa en Siria "no funcionará": Barack Obama

El mandatario afirmó que su país estará dispuesto a cooperar con Rusia cuando la estrategia involucre la salida de Bashar al Asad del poder
obama  obama
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente estadounidense Barack Obama afirmó este viernes que su país estaría dispuesto a trabajar con Rusia en Siria si aceptan trabajar en una transición política que involucre la salida de Bashar al Asad.

En ausencia de esta condición, advirtió el mandatario, la campaña aérea rusa llevaría a más sangre derramada en el país dividido por la guerra y metería a Moscú en un "lodazal".

"No vamos a cooperar con una campaña rusa simplemente para destruir a quien está hastiado del comportamiento del señor Asad", dijo Obama en una conferencia de prensa.

El mandatario también indicó que si Rusia e Irán intentan mantener a al Asad en el poder, se quedarían atrapados en un "embrollo".

"Simplemente no funcionará, y se van a quedar ahí por un tiempo", dijo Obama, quien afirmó además que al Asad se mantiene en el poder solo por el apoyo de Rusia e Irán e insistió en que la única solución sería diplomática.

Siria participará en diálogos con la ONU

Siria tomará parte en las conversaciones preliminares propuestas por la ONU para lanzar negociaciones para un acuerdo que ponga fin a cuatro años de guerra, anunció este viernes en la ONU el ministro de Relaciones Exteriores sirio, Walid Muallem.

El ministro se refirió a "cuatro comités de expertos" sugeridos por el mediador de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, para llevar a cabo "consultas preliminares no vinculantes".

"El papel de estos comités es esencialmente intercambiar ideas que llevarán a consultas preliminares no vinculantes, y los resultados serán usados para preparar el lanzamiento en Ginebra 3", es decir una tercera tanda de negociaciones de paz, señaló.

Las anteriores conferencias de Ginebra terminaron en fracaso en 2014, tras quedar empantanadas en torno a la cuestión de la salida del líder sirio Bashar al Asad mediante una transición política.

Desde el podio de la Asamblea General de Naciones Unidas, Muallem reafirmó en ese sentido que "la lucha contra el terrorismo es una prioridad para avanzar en los otros asuntos", incluyendo la transición política. "Siria no puede aplicar medidas políticas democráticas respecto a elecciones o una constitución mientras el terrorismo golpea su territorio", dijo.

Lee: La cooperación militar con EU prevendrá "incidentes" en Siria, dice Rusia

"La única manera de llegar a una solución política pasa por un diálogo nacional entre los sirios sin injerencia extranjera", añadió.

De Mistura nombró hace 10 días a los jefes de cuatro grupos de trabajo temáticos entre sirios, que la ONU activó para relanzar las negociaciones con vistas a poner fin a cuatro años y medio de guerra civil. Pero por el momento no se ha indicado la fecha de las primeras reuniones.

Muallem dejó claro que no se debería esperar mucha flexibilidad por parte de Damasco en las discusiones.

"Nadie debe creer que después de los sacrificios soportados y la tenacidad demostrada durante más de cuatro años, podría obtener (del régimen sirio) por medios políticos lo que no pudo obtener en el campo de batalla, ni alcanzar en la mesa de negociación lo que fracasó a hacer en el terreno", señaló.

El ministro también consideró el valor de las negociaciones políticas y dijo que los ataques en su territorio son inútiles si no hay coordinación con el gobierno.

"Los ataques aéreos son inútiles a menos que sean llevados a cabo en cooperación con el Ejército sirio, la única fuerza en Siria que está combatiendo el terrorismo". Además, señaló que "el terrorismo no puede combatirse sólo desde el aire, y todas las operaciones previas para combatirlo sólo han servido para su expansión y brote".

El conflicto sirio tomó un nuevo curso esta semana con el inicio de bombardeos rusos contra objetivos de ISIS.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La aceleración de la intervención rusa en Siria tiene como telón de fondo un pulso diplomático entre Washington y Moscú sobre el papel de al Asad, a quien los occidentales califican de "tirano" y reclaman su salida del poder, en tanto Rusia los considera un escudo imprescindible contra el yihadismo.

Con información de Reuters y AFP.

Ahora ve
Uber y Volvo hacen equipo para fabricar miles de vehículos autónomos
No te pierdas
×