Dilma Rousseff va ante la justicia... para impedir un juicio político

La defensa de la mandataria solicitó detener el proceso contra Rousseff en tanto se arreglan presuntas irregularidades en su proceso.
'A las puertas' de la impugnación  La Cámara de Diputados de Brasil votará este domingo si continúa el 'impeachment' contra la mandataria, por presunto desvío de fondos públicos.  (Foto: Reuters)
BRASILIA (Expansión) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recurrió al Supremo Tribunal Federal en un intento por evitar una probable derrota en una votación en el Congreso que iniciaría un juicio político en su contra.

El abogado de la Unión, quien representa al gobierno, José Eduardo Cardozo, pidió a la corte más importante del país medidas cautelares que suspendan la votación en la Cámara de Diputados prevista para este domingo, hasta que haya un dictamen final sobre lo que considera irregularidades de procedimiento.

Rousseff, quien se enfrenta a la mayor crisis económica en décadas y a un escándalo de corrupción de enormes proporciones, ha perdido apoyo dentro de su coalición de gobierno. Así, la probabilidad de una derrota en la votación en la Cámara baja ha aumentado, lo que permitiría que el Senado la juzgue por violar las leyes presupuestarias.

Si el Senado acepta juzgarla, Rousseff sería suspendida y reemplazada por el vicepresidente Michel Temer tan pronto como en mayo, a la espera de los seis meses que puede durar el proceso.

El mayor partido de Brasil, que fue el principal socio de la coalición de Rousseff hasta que rompió la alianza hace dos semanas, dijo que la mayoría de sus legisladores votarán a favor del juicio político en la Cámara de Diputados.

Leonardo Picciani, líder de los diputados del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), dijo este jueves a periodistas que 90% de los 68 miembros respaldará el juicio, pero que no habrá penalización para los que no sigan la línea.

Rousseff se reunió el jueves con sus asesores políticos, mientras el gobierno busca convencer a los votantes indecisos para bloquear la impugnación, pero la deserción de varios aliados centristas en su menguante coalición ha puesto seriamente en peligro sus esfuerzos.

Los opositores a Rousseff están a nueve votos de asegurar la impugnación en la Cámara baja, con 333 legisladores a favor, 124 en contra y 56 indecisos o que se niegan a contestar, según un sondeo del diario Estado de Sao Paulo.

Ahora ve
Opositores electos en Venezuela descartan someterse a Constituyente
No te pierdas
×