Nigel Farage: el titiritero euroescéptico detrás del 'brexit'

De acuerdo con el político el 'brexit' permitió al Reino Unido dejar atrás una unión política fallida.
Una victoria personal  Farage impulsó la salida británica de Reino Unido desde hace varias décadas.  (Foto: Cortesía)
Por: PAUL ARMSTRONG
(Reuters) -

Si el primer ministro británico David Cameron pasa a la historia en el papel de villano después de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Nigel Farage bien puede ser recordado como el titiritero del triunfo del 'sí'.

Cuando rompió el alba en el Reino Unido y se hizo evidente que más de la mitad de los cerca de 33 millones de personas que votaron en el referéndum pedía salir de la Unión Europea (UE), el líder del Partido Independencia del Reino Unido (UKIP) dijo que el hecho era una "victoria para la gente real, una victoria para la gente común, una victoria para la gente decente".

Aunque el propio Cameron instó al público británico a permanecer dentro de la unión de 28 miembros, en última instancia, los críticos sostienen que el primer ministro no defendió suficientemente su postura y no intentó convencer a los legisladores euroescépticos de su propio partido, donde Farage buscó apoyo.


"Vamos a dejar de fingir lo que este proyecto europeo es", dijo el líder del UKIP en su último discurso antes de la votación del jueves. "Hay un himno, están construyendo un ejército, ya tienen su propia fuerza policial y por supuesto que tienen una bandera".

Entonces, ¿quién es Nigel Farage?

Durante muchos años Farage ha llevado a cabo en los márgenes políticos —irónicamente, como miembro del Parlamento Europeo— una campaña contra la UE y su sombra sobre la soberanía británica. Es exconservador, abandonó el partido en 1992 después de que Reino Unido firmó el Tratado de Maastricht, que dio lugar a la creación de la Unión Europea y su moneda común, el euro. Se convirtió en un miembro fundador de UKIP, que se opuso a Maastricht y tenía un mandato para mover el reino fuera de Europa.

Pero ni él ni su partido han disfrutado de éxitos en la corriente principal política británica. El UKIP actualmente tiene solo un legislador en el Parlamento —él no pudo ganar un asiento en las elecciones generales de 2010 y 2015— y muy a menudo Farage se ha visto ridiculizado y condenado al ostracismo como un excéntrico político.

Casi se aleja de la política después de ofrecer a renunciar como líder del UKIP tras las elecciones de 2015, pero los miembros del partido le pidieron que se quedara. El partido aumentó su participación en el voto nacional, pero solo lograron un escaño debido al sistema de votación del Reino Unido.


¿Por qué es tan polémico?

Con su estilo alcista, los comentarios de Farage han sido durante mucho tiempo el maná del cielo para los títulos de escritores. En una ocasión reveló que se siente "incómodo" en los trenes de Londres debido a que solo oye idiomas extranjero.

"Tanto si se trata del impacto en las escuelas y los hospitales locales, el hecho en muchas partes de Inglaterra ya no se oye que hablen inglés. Este no es el tipo de comunidad que queremos dejar a nuestros hijos y nietos".

Pero muchos críticos ven más allá de su comportamiento exuberante, acusándolo de tráfico de opiniones racistas y xenófobas, especialmente cuando se trata de su "proyecto favorito": la inmigración.


Farage cree que la política de inmigración abierta de Gran Bretaña acordada con la UE ha dado lugar a una afluencia de personas que han dañado la cohesión y han creado divisiones dentro de la sociedad.

"Nos encontramos, en beneficio del comercio libre de aranceles, teniendo que aceptar la libre circulación ilimitada de personas", dijo a principios de este mes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Recomendamos: Todo lo que debes saber sobre el 'brexit'


Ahora ve
Guajardo, Freeland y Lighthizer estarán ausentes en la quinta ronda del TLCAN
No te pierdas
×