A unas horas de que inicien los Olímpicos, Brasil registra protestas

Con consignas como "no a las Olimpiadas" y "fuera Temer", unas 3,000 personas se manifiestan frente a la playa de Copacabana horas antes de la ceremonia inaugural del encuentro deportivo.
Elementos de seguridad de Brasil vigilan las calles en medio de protestas contra el presidente interino, Michel Temer.
Vigilantes  Elementos de seguridad de Brasil vigilan las calles en medio de protestas contra el presidente interino, Michel Temer.  (Foto: Reuters)
RÍO DE JANEIRO (Reuters) -

A unas horas de que Brasil encienda este viernes el pebetero de los Juegos Olímpicos, miles de brasileños protestan en las calles contra el presidente interino, Michel Temer.

Frente a la playa de Copacabana, unos 3,000 manifestantes encabezan una ruidosa protesta también contra el evento deportivo.

"No a las Olimpiadas", "Fuera Temer" y "Fuera todos", se leía en algunos de los carteles de los manifestantes, que se concentraron frente al lujoso hotel Copacabana Palace de Rio, a pasos del estadio olímpico de voleibol de playa, frente a las miradas de cientos de turistas e integrantes de delegaciones de todas partes del mundo.

La presidenta electa Dilma Rousseff fue suspendida del cargo en mayo pasado para ser juzgada por el Congreso por un presunto maquillaje de las cuentas públicas. Fue reemplazada de manera interina por su exaliado y vicepresidente Michel Temer, a quien Rousseff acusa de tramar un golpe en su contra.

Temer debe inaugurar esta noche los Juegos en el mítico estadio Maracaná con un breve discurso para evitar ser abucheado.

Recomendamos: Los escenarios deportivos de los Juegos Olímpicos

Opositores realizarán tres manifestaciones en su contra este viernes, incluida una cerca del Maracaná para gritar "¡Fuera Temer!" antes, durante y después de su discurso.

"Queremos aprovechar ahora que la atención está en Brasil para denunciar lo que está sucediendo, cómo estamos en camino a una dictadura", dijo uno de los manifestantes, Ubiratan Delgado, un ingeniero de 59 años.

"El golpe en Brasil elimina el espíritu olímpico", se leía en otras pancartas en inglés y francés. Otra mostraba a Temer vestido como el Guasón de Batman, acercando un hacha a la cabeza de un obrero brasileño. Muchos manifestantes estaban vestidos de rojo, el color del izquierdista Partido de los Trabajadores de Rousseff y su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva, quien gobernó el país de 2003 a 2010.

Decenas de policías vigilaban pacientemente la protesta. Cariocas pasaban en sus coches y tocaban la bocina en apoyo de los manifestantes. Un par de ciclistas y jóvenes en skates gritaban en apoyo a Temer. "¡Golpista!", respondía la multitud.

Rousseff puede perder su mandato de forma definitiva a fines de agosto próximo, poniendo fin al ciclo de más de 13 años del PT en el poder. Si eso sucede, Temer gobernará hasta el fin de su mandato, el 31 de diciembre de 2018.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La presidenta suspendida decidió no aceptar la invitación para asistir a la ceremonia inaugural porque no quiere ser la "Cenicienta" de los Juegos.

"No creo que sea apropiado que la presidenta apartada asista a una ceremonia cuyo maestro de ceremonia es un presidente ilegítimo. En esta historia de los Juegos, yo soy la Cenicienta, la invitan a la fiesta, pero se tiene que ir antes, vive en las cenizas", dijo la semana pasada al diario chileno La Tercera.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×