La nueva lucha de los sioux: la construcción de un ducto cerca de tierra tribal

Miles de nativos y activistas han enfrentado condiciones de nevada para protestar contra la construcción de la empresa Dakota Access, que un asesor de Trump parece no creer que sean auténticas.
Protestas  Miembros de la tribu Sioux de Standing Rock han luchado contra la construcción del oleoducto de 3,700 mdd.  (Foto: AFP)
Por: MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Miles de nativos estadounidenses y activistas han enfrentado condiciones de nevada para protestar contra la construcción del ducto Dakota Access cerca de tierras tribales.

Harold Hamm, un petrolero multimillonario y el principal asesor energético del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, parece no creer que las protestas fueran auténticas. Incluso cuestionó las motivaciones detrás de los esfuerzos por detener la construcción del controvertido oleoducto.

“Déjenme decirles que están siendo utilizados, que están siendo explotados”, dijo Hamm acerca de las tribus. “Odio verlo”, dijo el jueves en el Platts Global Energy Outlook Forum en el Bajo Manhattan.

Hamm, un pionero del petróleo de esquisto y presidente ejecutivo de Continental Resources, insiste en que no tiene “un perro en esta cacería”. Señaló que Continental “no tiene petróleo” en el Dakota Access Pipeline.

Sin embargo, Continental podría beneficiarse indirectamente del oleoducto porque la compañía bombea principalmente petróleo de la formación Bakken, donde se origina el oleoducto Dakota Access. Continental incluso recalcó este punto a los inversionistas en una reciente presentación, señalando que la brecha de precios entre su crudo Bakken y las formas más caras de petróleo debería disminuir debido a la “mayor capacidad de ducto”.

Hamm no dudó en expresar su apoyo al oleoducto.

“Dios mío, ese es un oleoducto que sin duda es necesario. Trae el mejor crudo de la más alta calidad de Bakken a los centros de población”, dijo Hamm.

Construcción de oleoducto en Dakota del Norte genera polémica

Lucha Sioux

Desde el verano, los miembros de la tribu Sioux de Standing Rock y sus aliados han luchado contra la construcción del oleoducto Dakota Access de 3,700 millones de dólares.

El gasoducto de 1,886 kilómetros de Energy Transfer Partners espera reestructurar el panorama del suministro de petróleo de Estados Unidos, al transportar crudo desde la rica formación petrolera Bakken en Dakota del Norte a través del Medio Oeste.

Pero los líderes tribales sostienen que el oleoducto, que transportaría 470,000 barriles diarios de petróleo, amenaza el bienestar ambiental de la tribu Sioux de Standing Rock y destruiría los sitios tribales sagrados.

La tribu de Sioux de Standing Rock ganó una victoria el domingo cuando el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos dijo que buscaría rutas alternativas para el oleoducto. Pero la victoria es tentativa ya que Energy Transfer Partners dijo que lucharía por continuar construyendo el oleoducto.

El senador de Dakota del Norte, John Hoeven, dijo en una declaración reciente que Trump ha expresado su apoyo al Dakota Access Pipeline.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hamm, quien el jueves acabó con las habladurías de que podría ser el secretario de Energía de Trump, dijo que ha estado en contacto con el presidente tribal de los Sioux de Standing Rock, Dave Archambault.

“Creo que él ve que esto está llegando a su fin”, dijo Hamm. “Creo que se dan cuenta de que ha habido algunos aspectos radicales que han llegado a involucrarse y que no les sirven bien. Eso necesita llegar a su fin”.

La tribu Sioux celebra el bloqueo al oleoducto en Dakota del Norte en EU
Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×