Los demócratas abren otro frente contra Trump: ahora contra Carl Icahn

Los senadores demócratas quieren que se investigue si el asesor especial del presidente de EU, quien conserva el control de su imperio empresarial, violó las leyes del comercio de acciones.
Indagatoria  Los senadores demócratas piden que se investigue si Icahn utilizó información privilegiada para enriquecerse.  (Foto: EFE)
MATT EGAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los senadores demócratas quieren que las autoridades federales investiguen si el asesor especial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Carl Icahn, violó las leyes del comercio de acciones.

El martes, los legisladores enviaron una carta a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) y a otros dos reguladores señalando evidencias “preocupantes”, incluyendo las ganancias "masivas" que Icahn supuestamente cosechó en el mercado de créditos de combustible renovable.

“Las evidencias disponibles públicamente plantean serias dudas sobre la conducta del señor Icahn”, escribieron en la carta ocho senadores demócratas dirigidos por los senadores Elizabeth Warren y Sherrod Brown.

Argumentan que estos beneficios justifican una investigación sobre si Icahn, quien ha conservado el control de su vasto imperio empresarial a pesar de haber sido nombrado por Trump como asesor especial en la reforma regulatoria, violó las normas de información privilegiada, manipulación contra el mercado u otras leyes.

Además, los demócratas quieren que el presidente de la SEC, Jay Clayton, y el administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Scott Pruitt, consideren recusarse a sí mismos de este asunto.

¿Por qué? Debido a que Icahn estuvo involucrado en la práctica de aprobación para ambos cargos en el gobierno de Trump e incluso se reunió con Pruitt antes de su nominación.

Icahn no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Sin embargo, en marzo, el inversionista multimillonario desestimó las acusaciones de conflicto de intereses en una entrevista con CNNMoney, al calificarlas de “absurdas” y “completamente ridículas”. Y agregó: “Yo no hablo con Donald con tanta frecuencia”.

El punto crucial de la controversia está vinculado a la participación de 82% de Icahn en CVR Energy, una pequeña refinería de petróleo. CVR ha sido perjudicada por las regulaciones de la EPA que requieren a los refinadores de petróleo que mezclen su petróleo con combustibles renovables o compren créditos.

No es de sorprender que Icahn haya sido un elocuente opositor a estas reglas de la EPA, al decir a Poppy Harlow de CNN que son una “estupidez natural” y que podrían costar a CVR 200 millones de dólares en 2017.

Los demócratas del Senado señalan que Icahn podría haberse beneficiado de un colapso en el mercado de estos créditos de biocombustible que él ayudó a causar.

Según Reuters, CVR Energy, controlada mayoritariamente por Icahn, generó una “ganancia extremadamente rara” por créditos de biocombustibles al apostar en contra de ellos en los meses previos a la toma de posesión de Trump.

Los precios de los créditos de biocombustibles se desplomaron después de que Icahn se convirtiera en un asesor especial de Trump. Recibieron otro golpe después de que Bloomberg News revelara que Icahn y un grupo comercial presentaron a la Casa Blanca un acuerdo para renovar el estándar de combustible renovable.

El colapso en los precios del crédito de biocombustibles permitió a CVR registrar una ganancia neta de 6.4 millones el último trimestre, una gran diferencia de 50 millones respecto al año pasado, de acuerdo con Reuters.

Los demócratas del Senado quieren que los reguladores investiguen si la conducta de Icahn violó alguna ley. También pidieron a los reguladores que investiguen la “naturaleza precisa y el alcance” de las comunicaciones de Icahn con los funcionarios de Trump, incluido el propio presidente.

La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios. Un portavoz del gobierno enfatizó en una declaración anterior que Icahn no tiene un puesto formal con el gobierno. Icahn es “simplemente un ciudadano privado cuya opinión respeta el presidente y con quien el presidente habla de vez en cuando”.

Ahora ve
Catrinas se apoderan del centro de la Ciudad de México
No te pierdas
×