Kim Jong Un esperará a ver cómo actúan los 'yanquis estúpidos'

El discurso del líder de Corea del Norte comienza a diluirse y cede a Estados Unidos la responsabilidad sobre un posible ataque.
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
ZACHARY COHEN y JOSHUA BERLINGER
(CNN en Español) -

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, al parecer está bajándole el tono a la amenaza de disparar contra Guam y ahora espera a ver qué hacen los "yanquis estúpidos".

Los medios estatales revisan un plan previo anunciado por Kim Jong Un y dicen que por el momento el líder ha decidido no seguir con esa propuesta.

Estos comentarios llegan después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, advirtiera que si Corea del Norte disparaba en territorio estadounidense, comenzaría una guerra.

El funcionario dijo a los periodistas el lunes en el Pentágono que: "No le disparas a la gente en este mundo a menos de que quieras aceptar las condiciones".

Lee: Una guerra es posible si Corea del Norte decide atacar, dice EU

El comunicado de los medios estatales de Corea del Norte al parecer deja la responsabilidad en la cancha de Trump, pues Kim dijo que "vería un poco más la estúpida y ridícula conducta de los yanquis".

Es la situación en la que nadie gana y que sólo puede ser imaginada por los oficiales militares de Estados Unidos encargados de prepararse para el peor escenario: un ataque preventivo a Corea del Norte.

Con poco tiempo para evacuar, millones de ciudadanos inocentes quedarían atrapados en el fuego cruzado si Estados Unidos y sus aliados regionales dieran el primer golpe, lo que casi con seguridad resultaría en muchas bajas para ambos bandos.

El viernes, el presidente Trump advirtió en Twitter que "las soluciones militares están ahora plenamente en su sitio, listas y cargadas", aunque esperaba "que Kim Jong Un encuentre otro camino".

Una operación militar consistiría en un ataque rápido y multidimensional, ya que la pelea se definiría en el primer minuto de combate, según Jerry Hendrix, un capitán de la Marina retirado y miembro principal del Centro para la Nueva Seguridad de EU.

Aunque Hendrix no ha informado sobre los detalles de una posible opción de ataque preventivo, le dijo a CNN que la operación probablemente incluiría varias estrategias dirigidas a neutralizar las capacidades defensivas y de contraataque de Corea del Norte.

Lee: Las variables bajo las cuales EU responderá ataque nuclear

Para contrarrestar las relativamente buenas capacidades de defensa de misiles tierra-aire de Corea del Norte, llegarían los aviones estadounidenses F-22, F-35 y B-2, que probablemente dirigirían una campaña aérea conjunta con la ayuda de jets F-15 o F-16 de Japón y Corea del Sur, añadió Hendrix.

Las aeronaves no tripuladas también podrían utilizarse para limitar el riesgo para los pilotos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Estados Unidos probablemente llevaría más aviones a la región en caso de un ataque inminente, pero también mantiene dos bases aéreas principales en Corea del Sur: en Osan con los combatientes F-16 y A-10 "asesinos de tanques", y en Kunsan con F-16.

Recomendamos: Trump busca presionar a China para contener a Norcorea

Ahora ve
Bomberos rescatan con vida a una mujer entre los escombros de edificio en CDMX
No te pierdas
×