El estratega en jefe de Trump, Steve Bannon, sale de la Casa Blanca

El jefe de gabinete de la Casa Blanca y Steve Bannon decidieron mutuamente la salida, dice el gobierno; el entorno del polémico funcionario defiende que la decisión de marcharse fue suya.
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El estratega en jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, una polémica figura vinculada a la extrema derecha y al populismo, dejó este viernes su cargo tras perder en las últimas semanas la confianza del presidente estadounidense, Donald Trump.

"El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y Steve Bannon, han decidido mutuamente que hoy sería el último día de Steve. Estamos agradecidos por su servicio y le deseamos lo mejor", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un breve comunicado, de acuerdo con EFE.

El presidente republicano comunicó a sus asesores esta mañana que había decidido despedir a Bannon, según el diario The New York Times.

El entorno de Bannon defiende, sin embargo, que la decisión de marcharse es suya, y una fuente de su círculo dijo al Times que el asesor ya había presentado su dimisión al mandatario el pasado 7 de agosto.

Los rumores sobre una posible salida de Bannon circulaban desde hace días y cobraron fuerza este martes, cuando Trump evitó responder a la pregunta de un periodista sobre si mantenía la confianza en su estratega en jefe.

"Veremos lo que pasa con el señor Bannon", respondió Trump en una conferencia de prensa en Nueva York.

El mandatario aseguró que Bannon "es un buen hombre" y "no es un racista", y lamentó que "la prensa le trata muy injustamente".

Bannon, exdirector de la página web de ultraderecha Breitbart News, cobró tal relevancia dentro de la Casa Blanca en los inicios del mandato de Trump que algunos bromeaban con que era él quien manejaba verdaderamente las riendas de la presidencia de Estados Unidos.

El estratega en jefe se había encargado de mantener a Trump comprometido con el discurso populista que le alzó al poder, y le animó, entre otras cosas, a emitir su polémico veto inmigratorio contra los refugiados y ciertos inmigrantes musulmanes, y a retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

De acuerdo con el Times, Bannon estaba enfrentado con el nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, quien advirtió de que no toleraría las maquinaciones en la sombra del estratega en jefe.

Algunos en la Casa Blanca acusaban a Bannon de haber filtrado a la prensa información negativa sobre el asesor de seguridad nacional de Trump, H.R. McMaster. Además mantiene una larga rivalidad con el yerno y asesor del presidente Jared Kushner.

Rupert Murdoch, el fundador de la cadena conservadora Fox News, urgió a Trump a despedir a Bannon en una reciente cena en Nueva Jersey, y el mandatario no descartó la idea, según el Times.

La violencia de este fin de semana en Charlottesville, Virginia, causada por grupos neonazis, dio más fuerza a quienes consideran que Bannon debería salir de la Casa Blanca, aunque éste se desmarcó de esos grupos en una entrevista concedida al medio The American Prospect.

El mandatario estaba furioso con su estratega en jefe después de que éste lo contradijera en The American Prospect sobre Corea del Norte y que afirmara que era capaz de hacer cambios de personal en el Departamento de Estado, de acuerdo con CNN.

Lee: Un divorcio con Bannon costaría a Trump perder más que un aliado

Según la cadena, la salida de Bannon se produce sólo siete meses después de que Trump asumiera el cargo y tres semanas después de que el general retirado John Kelly asumiera el cargo de jefe de gabinete, buscando poner orden en una caótica Casa Blanca acosada por las divisiones, las luchas internas y una tormenta de controversias.

Este movimiento significa que uno de los empleados más polémicos de la Casa Blanca, el hombre generalmente percibido como la fuerza motriz detrás de la ideología "nacionalista" de Trump, ya no estaría en el centro del universo del presidente estadounidense.

Bannon se unió a la campaña de Trump el año pasado, pasando de las líneas laterales como uno de los principales porristas del republicano a una posición en lo alto de su aparato de campaña.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bannon no viajó con el presidente durante la primera semana que los funcionarios de la Casa Blanca describieron como "vacaciones de trabajo" en el campo de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey.

En cambio, Bannon permaneció en Washington para trabajar en una oficina temporal en el edificio de oficinas ejecutivas de Eisenhower.

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×