Cuatro sospechosos de los atentados en Barcelona comparecen

Estos hombres son los únicos vivos de un grupo de 12 sospechosos a quienes se les vincula con la célula terrorista responsable del ataque.
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
MADRID (Reuters) -

Cuatro hombres acusados de pertenecer a una célula yihadista que planificó el atentado en Barcelona comparecieron este martes en una corte española.

La célula yihadista detrás de los atentados en Cataluña preparaba un ataque de mayor envergadura con bombas contra monumentos, declaró uno de sus presuntos integrantes ante un juez antiterrorista este martes.

El sospechoso, Mohamed Houli Chemlal, y tres de sus compañeros fueron imputados de "integración en organización terrorista, delito de asesinato terrorista, estragos y tenencia de explosivos", indicó a la AFP una fuente judicial.

Dos sospechosos fueron encarcelados, mientras que un tercero fue puesto en libertad, de acuerdo con una fuente judicial citada por la agencia francesa.

El juez encargado de la investigación decidió dejar libre a ese sospechoso, cuyos indicios de culpabilidad son escasos, aunque sigue imputado, según el dictamen sobre su caso, consultado por la AFP. Lo puso bajo control judicial. El magistrado también prefirió investigar más para decidir si libera o no a un cuarto sospechoso, dándose tres días para tomar su decisión.

Durante poco más de una hora, Chemlal aportó numerosos detalles al juez de la Audiencia Nacional en Madrid, la jurisdicción a cargo de los casos de terrorismo.

Nacido en el enclave español de Melilla hace 21 años, Chemlal resultó herido en una explosión accidental la noche del miércoles en una vivienda en Alcanar (200 km al sur de Barcelona).

Chemlal confirmó ante el juez lo que ya había dicho a la policía: que la célula preparaba en esa vivienda un "atentado más importante", mediante la fabricación de "bombas para poner en monumentos", explicó la fuente judicial.

La comparecencia se registró un día después de que la Policía abatió a tiros al supuesto conductor del vehículo utilizado para el ataque.

Los cuatro individuos, los únicos aún vivos de un grupo de 12 sospechosos de pertenecer al grupo radicalizado, fueron trasladados desde Barcelona a Madrid, donde comparecieron ante tribunales en medio de fuertes medidas de seguridad.

El lunes, la Policía mató a tiros a Younes Abouyaaqoub, de 22 años, quien fue identificado como el conductor de la camioneta que arrolló a una multitud el jueves en el paseo de Las Ramblas, dejando atrás a 13 víctimas fatales y un total de 120 personas heridas de 34 nacionalidades.

Luego del atentado, Abouyaaqoub huyó a pie y mató a puñaladas a un hombre para robarle el auto y escapar.

El diario español La Vanguardia publicó este martes que Abouyaaqoub caminó unos 40 kilómetros desde Sant Just Desvern, una localidad en las afueras de Barcelona donde abandonó el auto robado, hasta Subirats, donde fue abatido por los efectivos.

Abouyaaqoub, quien se había cambiado de ropa, caminó durante la noche y se ocultó durante el día, de acuerdo al diario, que citó fuentes involucradas en la investigación.

El grupo extremista ISIS se atribuyó la responsabilidad del atentado, y del segundo ataque que se produjo horas más tarde en la ciudad costera de Cambrils, al sur de Barcelona donde un auto arrolló a transeúntes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los ocupantes además salieron del vehículo para apuñalar a personas, y posteriormente fueron abatidos a tiros, mientras una mujer española pereció.

La mayoría de los 12 sospechosos vivía en la localidad de Ripoll, situada en las montañas a los pies de los Pirineos, cerca de la frontera con Francia, y casi todos eran jóvenes descendientes de marroquíes.

Ahora ve
Voluntarios libran dificultades para trasladar ayuda en Chimalpopoca y Bolívar
No te pierdas
×