¿Cuánta gente murió en Puerto Rico por María? Esto dicen las funerarias

El recuento oficial de las víctimas del huracán es de 55, sin embargo, múltiples muertes relacionadas de manera indirecta no han sido contempladas por este conteo.
Consecuencias  Muchas de las víctimas murieron debido a las consecuencias del huracán, como los cortes de electricidad que afectaron a toda la isla.  (Foto: AFP/W.G. Dunlop)
John D. Sutter, Leyla Santiago y Khushbu Shah
(CNN) -

La gente en esta parte de la isla conocía a Quintín Vidal Rolón por dos cosas: su sombrero de vaquero blanco, que parecía usar todos los días de su vida de 89 años, y su destartalada camioneta Ford, que había conducido durante al menos 50 años.

Fue en ese vehículo de 1962, y con ese sombrero, que Vidal pasó sus días recorriendo los caminos montañosos de Cayey, Puerto Rico. Vendió herramientas desde su camioneta. Y usó esas herramientas, y toda una vida de sudor, para construir casas, siempre en concreto.

Lee: Una empresa con nexos con Trump gana contrato para reparar Puerto Rico

Al igual que él, el material era consistente. Fue lo suficientemente fuerte como para hacer frente a una tormenta, les dijo a los clientes y familiares.

Después de que el huracán María azotara este territorio estadounidense, el 20 de septiembre, arrancando techos de casas de madera y cortando las ramas de árboles, la comunidad recurrió nuevamente a Vidal. Nadie puede decir exactamente cuántas personas sobrevivieron a la tormenta en las estructuras de colada dura que ayudó a construir para ellos, a menudo a bajo costo o sin costo alguno. Pero probablemente sean cientos, dijo su familia.

El hombre que habría cumplido 90 años en febrero sobrevivió a la tormenta en casa solo. Poco después, los vecinos lo vieron limpiar los escombros de las carreteras y las casas inundadas.

Ve: Así es como Donald Trump puso en aprietos al gobernador de Puerto Rico

Fueron las secuelas del huracán las que lo matarían.

Nadie pensó mucho en la linterna al principio. Algunos vecinos notaron que la llama de aceite parpadeaba en la sala de estar de Vidal. Había empezado a usarla después del golpe de la tormenta, una luz que encendió al anochecer, cuando las ranas coquí comenzaron su coro.

Los vientos de María habían derribado líneas eléctricas como mondadientes en Cayey; y el servicio de energía en la ciudad, como en la mayor parte de la isla, ha tardado en regresar en medio de una respuesta del gobierno ampliamente descrita como inadecuada. Solo el 10% de las personas aquí tienen electricidad ahora, dijo el alcalde Rolando Ortiz. Vidal necesitaba una forma de mirar en la oscuridad.

Era el 20 de octubre, un mes después de la tormenta, fue cuando los vecinos olieron a humo.

Daisy Lamboy estaba de pie en su techo, tratando de encontrar señal celular para llamar a los servicios de emergencia. Margarita León atravesó la ventana de Vidal, pero era demasiado tarde. Los restos carbonizados de Vidal se encontraron en un paisaje "infernal" ennegrecido, como lo describió un pariente, una escena tan misteriosa, y aparentemente tan innecesaria, que un bombero, el sobrino de Vidal, se desmayó.

Lee: Miseria, desempleo, y migración, la resaca de María en Puerto Rico

Varios de los hermanos, los hijos y nietos de Vidal, así como el alcalde de Cayey, el jefe de la Policía y el director de Manejo de Emergencias, dicen que Vidal murió como consecuencia de los cortes de energía causados por el huracán María, y que han persistido durante casi dos meses.

En general, las muertes indirectas de los huracanes, en las que una persona probablemente estaría viva si no fuera por la tormenta y sus consecuencias, deberían ser parte de la cifra oficial de muertes, según el Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, que supervisa el recuento. La lista de 55 muertes atribuidas al huracán incluye las de ataques cardíacos y suicidios que fueron precipitados por una tormenta que sacudió incluso al más robusto de los 3.4 millones de ciudadanos estadounidenses que viven en esta isla caribeña.

Sin embargo, la muerte de Vidal -y potencialmente docenas si no cientos- aún no ha sido contada por Puerto Rico en la lista de las muertes relacionadas con el ciclón de categoría 4.

Pasamos dos semanas en Puerto Rico tratando de entender por qué.

Donald Trump contempla la idea de acabar con la deuda de Puerto Rico

"El recuento oficial es 55"

Políticos, académicos y medios de comunicación, incluido CNN, han planteado preguntas sobre la exactitud del número de víctimas oficiales del huracán María en Puerto Rico. Se espera que un ciclón tan poderoso como María mate a cientos de personas, no docenas, dijo John Mutter, un profesor de la Universidad de Columbia, que revisó las muertes después del huracán Katrina. La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, le dijo a Jake Tapper de CNN, el 3 de noviembre, que ella pensaba que el número de víctimas podría ser de 500.

El gobierno puertorriqueño respondió a esa estimación:

"Para apoyar su declaración, [Cruz] necesita presentar la evidencia", dijo Héctor M. Pesquera, secretario del Departamento de Seguridad Pública, en un comunicado. "Si no está dispuesta a hacerlo, es un comentario irresponsable. El gobierno de Puerto Rico certifica el recuento de muertes basándose en información factual en concierto con todos los componentes involucrados en el proceso. "

Para verificar la exactitud de las cifras del gobierno puertorriqueño, llamamos a casi todas las funerarias de Puerto Rico. Los directores de funerarias están al frente de esta crisis: cuentan a los muertos y hablan con las familias sobre las circunstancias. Fue a través de un director de funeraria, por ejemplo, que nos enteramos de la muerte de Vidal y otros.

Recomendamos: Pitbull ve los “verdaderos colores” de Trump en sus acciones hacia Puerto Rico

Algunas funerarias no respondieron nuestras llamadas, y varias se negaron a proporcionar datos. CNN pudo recoger respuestas de 112 de las funerarias de la isla. Eso es aproximadamente la mitad del número total en Puerto Rico, según Eduardo Cardona, director de la Asociación de Directores de Funerarias de Puerto Rico. (El Departamento de Salud de Puerto Rico dijo que no pudo proporcionarnos una lista completa de todas las funerarias en la isla, diciendo que los sistemas informáticos que contienen esos documentos permanecen inactivos debido a la tormenta).

Esas funerarias identificaron 499 muertes en el mes posterior al ciclón, del 20 de septiembre al 19 de octubre, que según ellos estuvieron relacionadas con el huracán María y sus secuelas. Eso es nueve veces el número de víctimas oficial. Y nuevamente, representa casi la mitad de las funerarias.

Les pedimos a los directores de funerarias que consultaran sus registros antes de proporcionar estas estimaciones. Sí, son subjetivos. Todas las muertes oficiales por huracanes en Puerto Rico deben ser certificadas por la Oficina de Ciencias Forenses en San Juan, la capital. Los directores de funerarias no son patólogos entrenados, y no realizan autopsias y otras pruebas. Sin embargo, sí hablan con los miembros de la familia y revisan los certificados y los certificados de defunción.

Daddy Yankee reparte cajas con alimentos y esperanza en Puerto Rico

Hablar con las funerarias probablemente subestima el número de muertes por huracanes, dijo Eric Klinenberg, director del Instituto para el Conocimiento Público de la Universidad de Nueva York, quien escribió un libro que se ocupa de los problemas con el número de muertos tras una ola de calor de 1995 en Chicago.

"Los casos donde llevas el cuerpo a la funeraria casi siempre subestiman la mortalidad real", dijo. "Siempre hay una cantidad importante de cadáveres que no se procesan a través de las funerarias". Lo que eso me dice es que hay muchos más casos que reportar, y es probable que ese número vuelva a aumentar".

La forma más objetiva de calcular el número de muertes por huracanes, dijo, es observar cuántas personas murieron en un mes normal en Puerto Rico, y luego compararlo con el número de muertes durante el mes del huracán. Según esa medida, 472 personas más murieron en septiembre de 2017 que en septiembre de 2016, según el Registro Demográfico de Puerto Rico.

El Gobierno puertorriqueño afirma que su recuento es preciso, basado en la información objetiva que ha recibido hasta la fecha. Los informes de funerarias y familias son simplemente "rumores", dijo Mónica Menéndez, subdirectora de la Oficina de Ciencias Forenses, que examina las muertes para determinar si están relacionadas con huracanes.

"No hay razón para que ocultemos números", dijo.

"Trabajamos con lo que hemos recibido y lo hemos analizado. Y mi personal trabaja duro para hacer esto ... Nos duele escuchar que la gente piensa que podríamos estar jugando con los números", afirma.

"Más personas van a morir"

Nuestra última parada en Puerto Rico fue conocer a la familia de Quintín Vidal, en Cayey.

Allí, el 15 de noviembre, una docena de miembros de la familia se sentaron en sillas plegables en la sala de estar de su nieta, que es una de las pocas casas en el área con servicio de energía.

Dos funcionarios públicos en el municipio dicen que la muerte de Vidal es una señal de incompetencia del gobierno federal y el de Puerto Rico.

Recomendamos: La visita de Trump a Puerto Rico fue peor que sus tuits

Si el servicio de energía hubiera sido restaurado más rápidamente, dijeron, él no habría muerto en el incendio del 20 de octubre. Es demasiado fácil descartar las muertes de personas mayores, asumiendo que morirían pronto de todos modos, dijo Jesús Martínez, director de Gestión de Emergencias de Cayey. Hacerlo ignora la urgencia de la crisis humanitaria. "Más personas morirán si continuamos sin energía", dijo.

Los gobiernos puertorriqueños y federal están creando la falsa impresión de que la emergencia ha terminado, dijo el alcalde de Cayey, Rolando Ortiz.

"Simplemente quieren tener una buena historia", dijo, "para hacer que las cosas se vean positivas para ellos". La realidad, agregó, es que las muertes continúan, y en su mayoría no fueron reconocidas o son lentas en ser informadas por Puerto Rico.

Sobre una mesa en la casa de la familia había varias fotografías enmarcadas de Vidal. En una, tomada en mayo de este año, se muestra con su característico sombrero blanco y camisa azul ayudando a pavimentar la acera frente de la casa donde la familia se había reunido para recordarlo. El sombrero vaquero estaba sobre la mesa, también. Además de una imagen de esa camioneta del 1962.

Un vecino que llamó a los bomberos a la escena del incendio que mató a Vidal llevó al grupo a la recitación del rosario, una tradición católica en este caso para ayudar a una persona a pasar de su vida terrenal a la paz y la tranquilidad del cielo. La oración del avemaría se repite 50 veces, junto con otras dos oraciones repetidas cinco veces cada una.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores. Ahora y en la hora de nuestra muerte".

De repente, la luces se apagan dejando la habitación en la oscuridad. Es un corte de electricidad. Las tres velas en la mesa junto al sombrero de Vidal iluminan la habitación.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×