Gobernación exculpa al Ejército por la muerte de civiles

-
NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS, 07ABRIL2010.- El día de ayer por la tarde se realizó el funeral de Martín y Bryan Almanza Salazar de 9 y 5 años de
Cuartoscuro niños muertos en nuevo laredo  NUEVO LAREDO, TAMAULIPAS, 07ABRIL2010.- El día de ayer por la tarde se realizó el funeral de Martín y Bryan Almanza Salazar de 9 y 5 años de
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

“Si van a dar la batalla, que la den de frente”, dijo el secretario de Gobernación Fernando Gómez Montt al admitir que en el combate al narcotráfico han muerto civiles, lo que es doloroso para el Estado mexicano.

Refirieron el caso de la familia Almanza Salazar que presuntamente fue atacada por el ejército asesinando a dos menores.

El funcionario expresó su pésame a los familiares y culpó al crimen organizado por la muerte de estos civiles, víctimas del "fuego cruzado”, según dijo.

“En estas ocasiones lamentablemente sus ataques se dan en un contexto donde hay familias, gente de bien”, dijo en conferencia de prensa en las instalaciones de la Secretaría de Gobernación.

Aclaró que la lucha del gobierno federal no es contra del narcotráfico, esto es un componente menor, sino a favor del bienestar y la seguridad de los mexicanos, ya que lo que se busca es que no se esté extorsionando o secuestrando, por lo que afirmó: “aquí estamos para dar la cara”.

Este miércoles se dio a conocer que soldados dispararon y arrojaron granadas contra un grupo de civiles en Nuevo Laredo, lo que dejó un saldo de dos menores muertos y dos adultos heridos.

Perdieron la vida Martín y Bryan Almanza Salazar, de 9 y 5 años de edad; mientras que Martín Almanza, padre de los niños, y Carlos Rangel, el tío, se encuentran internados en una clínica.

La familia presentó la denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, según la cual el pasado domingo siete niños y cuatro adultos, miembros de dos familias, iban de paseo a una playa de Matamoros, cuando pasaron por un retén militar, Carlos Rangel bajó la velocidad, pero los efectivos no le marcaron el alto.

Según testificaron, una vez superado el retén, los soldados comenzaron a disparar contra la camioneta en que viajaban, e incluso arrojaron granadas de fragmentación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las víctimas del ataque salieron del automóvil y quisieron correr hacía el monte para escapar, mientras gritaban a los uniformados que no dispararan porque había niños, pero éstos no hicieron caso.

Declararon que otro grupo de militares se acercó a auxiliarlos y les ofrecieron una disculpa, mientras los cuerpos de los niños y los heridos yacían en la carretera.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×