Quejas por derechos humanos buscan desprestigiarnos, dice el Ejército

En su informe sobre derechos humanos, la Sedena asegura que algunas de las quejas en su contra son porque afectan los intereses del narco
soldados armados formados
ejercito armado  soldados armados formados
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Señalada como la institución con más quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por segundo año consecutivo, este martes la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) publicó por primera vez un informe sobre el desarrollo de estas denuncias y señaló que algunas sólo buscan desprestigiarlos.

En el documento de siete páginas, el ejército detalla que el 22.21% de su personal se dedica al combate al crimen organizado, “con prioridad en aquellos estados del país en donde se han incrementado las actividades delictivas”.

Según la CNDH es esta presencia de las fuerzas armadas en las calles, lo que provocó que el número de quejas contra la Sedena aumentara  300% en los primeros tres años de gobierno de Felipe Calderón.

En su reporte, el Ejército asegura que realizan sus tareas apegadas a las leyes nacionales y al respeto de las garantías individuales.  

“Como consecuencia de las acciones que realiza el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y que afectan la estructura financiera e intereses de la delincuencia organizada, existen quejas que son presentadas por sus integrantes para desprestigiar a este Instituto Armado y de esta forma limitar sus operaciones”, señala.

El texto agrega que en caso de comprobarse que integrantes de las fuerzas armadas están involucrados en violaciones a los derechos humanos, estos son procesados y llevados ante las instancias correspondientes que, en este caso, es la propia justicia militar quien se encarga de investigarlos y castigarlos.

La institución acusada de “privación ilegal de la libertad, tortura, desaparición forzada, violación sexual, ejecución extrajudicial, robo, cateos ilegales y detenciones arbitrarias” por la CNDH en su último informe de actividades, insiste en que cuenta con la confianza de la población civil gracias a su buen desempeño.  

La dependencia informa que durante la actual administración se han presentado 4,035 quejas ante la CNDH contra de esta Secretaría, dando como resultado 59 recomendaciones, y todas estas han sido atendidas.

Como consecuencia de las  recomendaciones de la CNDH se dictó sentencia a un oficial y a cuatro elementos de tropa por el caso "castaños", que se refiere al caso de sexoservidoras que fueron abusadas sexualmente.

A otros 51 elementos, entre los que se encuentran tres jefes, 10 oficiales y 38 elementos de tropa, han sido sujetos en el fuero militar por otros casos.

En las últimas semanas, la CNDH y la Sedena se enfrentaron por el caso de Brayan y Martín Almanza, dos niños de 5 y 9 años que, según las investigaciones presentadas por el ombudsman nacional, Raúl Plasencia, fueron asesinados por soldados cuando su vehículo familiar fue atacado sin razón aparente.

El informe destacaba además que los soldados alteraron la escena del crimen para protegerse, dificultando aún más el esclarecimiento de los hechos.

El Ejército aceptó la recomendación, pero no la responsabilidad, pues dijo que esperaría hasta que terminaran sus propias investigaciones para determinar si su personal estuvo involucrado.

Sobre este caso, la organización internacional Human Rights Watch respaldó a la Comisión y resaltó la necesidad de dejar de confiar en el Ejército para que investigue sus propios delitos.

"Los militares no deben investigar ni un solo caso más de supuesto abuso militar contra los civiles", señaló en una declaración José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

"Estas conclusiones revelan hasta qué punto los militares están dispuestos a distorsionar los hechos para protegerse", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas