Los medios nacionales viven las agresiones a periodistas tras los locales

Los analistas creen que las protestas de grandes cadenas pueden impactar más, pero que la prensa regional sufre ataques desde hace años
periodistas protesta 3  periodistas protesta 3
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Los medios nacionales vivieron esta semana en carne propia lo que ocurre desde hace años en los periódicos y televisoras locales en el interior de la República. Las agresiones a periodistas escalan de la prensa regional a la televisión nacional.

De acuerdo con Reporteros sin fronteras, 67 periodistas han sido asesinados desde el 2000 hasta ahora. En los tres años últmos años, han muerto 38 y, en el 2009, la organización ha resgistrado 224 agresiones contra periodistas.

En opinión de algunos analistas, las muestras de protesta de los periodistas Ciro Gómez Leyva, de Milenio, y Denisse Maerker, de Punto de Partida en Televisa, la noche del jueves pasado son importantes, pero es relevante recordar el contexto en el que ocurren.

Cuatro periodistas de Milenio, Televisa y el diario de Durango El Vespertino fueron tomados como rehenes el lunes pasado por el crimen organizado mientras realizaban una cobertura en el penal de Gómez Palacio, Durango. Este sábado, los últimos rehenes quedaron en libertad tras un operativo de la Policía Federal.

"En esta ocasión, el ataque incluye a medios nacionales y no es únicamente el ataque del narcotráfico, sino el interés del narcotráfico de utilizar a los periodistas como rehenes para obtener a cambio una línea editorial especial y ése es el cambio importante en esta ocasión", explica el analista Macario Schettino a CNNMéxico.

Una de las condiciones para liberar a los rehenes era la transmisión de ciertos videos sin editar relacionados con el penal de Gómez Palacio, Durango. Los secuestradores estaban en desacuerdo con la cobertura de este asunto, según cuenta el diario Milenio.

El jueves pasado, cuando el primer rehén fue liberado, el canal 2 -el de mayor audiencia en televisión abierta- puso la pantalla en negro durante casi una hora, tiempo que dura el programa Punto de Partida, después de que su conductora, Denisse Maerker, dijera que no existían las condiciones para realizarlo.

El periodista Ciro Gómez Leyva dejó de conducir su programa en Milenio Televisión despues de informar que un periodista había sido liberado, pero tres más estaban como rehenes.

"El asunto de la pantalla negra no es tan relevante. Lo relevante es entender la secuencia de hechos que implica que el periodismo no se puede hacer en México desde hace buen rato no nada más ayer o antier", agrega Schettino.

Explica que ésta no es la primera vez que hay un ataque del narcotráfico a los periodistas, y que, desde hace años, ha habido reporteros "levantados" (secuestrados) o asesinados por el crimen organizado. "Desde hace muy buen tiempo, en Tamaulipas prácticamente no se puede hacer periodismo y algo similar en menor magnitud ocurría en otras ciudades", afirmó.

"Lo que ocurre es que los medios nacionales no habían querido asumir su responsabilidad y habían dejado a los medios locales abandonados", agrega. "Que ahora reaccionen me parece que sí es muy importante, pero también creo que esto ya viene ocurriendo desde hace un buen rato".

El analista Alberto Aziz Naciff coincide en que las desaparaciones de periodistas comenzaron en los medios locales en el interior del país, que despertaban protestas sin mayores repercusiones y que la reacción en la televisón de ahora puede recibir respuesta mayor.

"El clima de descomposición por la inseguridad por el crimen organizando está escalando niveles cada vez más altos en el escenario político", asegura a CNNMéxico.

La protesta en televisión en una cadena nacional puede generar una suerte de impacto social importante, agrega, que pueda ir de alguna manera generando otro tipo de climas.

"Hay que darle la vuelta a este clima de miedo. Tiene que haber una sociedad más potente, más organizada, más presente que condene estos hechos de forma más activa, más clara, más contundente. Si no, la escalada va a continuar", advirtió.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, atribuyó la agresión al crimen organizado, exigió la inmediata liberación de los periodistas el viernes y condenó los hechos.

Ahora ve
La renegociación de la deuda venezolana se complica con nuevo default parcial
No te pierdas
×