El gasto para el 2011 quedó en tres billones 438 mil 895 millones de pesos

A unos minutos de vencer el plazo, la Cámara de Diputados aprobó en lo general el Presupuesto de Egresos de la Federación 2011
diputados
diputados  diputados
Imelda García Velázquez
Autor: Imelda García Velázquez | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Después de tres horas de discusión, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2011.

Con 453 votos a favor, 13 en contra y 4 abstenciones, los legisladores federales dotaron ya de la manera en que se distribuirán los recursos de la Nación para el siguiente año.

El gasto para el 2011 quedó en tres billones 438 mil 895 millones de pesos.

El Presupuesto de Egresos 2011 establece, por primera vez, que el gobierno federal entregue a la Cámara baja un reporte trimestral sobre cada uno de sus proyectos de inversión.

En su exposición del dictamen, el diputado Luis Videgaray Caso, presidente de la Comisión de Presupuesto, señaló que se privilegia la inversión productiva y no el gasto corriente.

“Tenemos una ampliación cercana a los 100 millones de pesos. Esta ampliación que propone la comisión de presupuesto a la Cámara de Diputados permitiría elevar el presupuesto del campo en 33 mil 800 millones de pesos, en carreteras en cerca de 20 mil millones de pesos, en salud en nueve mil 243 millones de pesos, en educación, cultura y deporte en 12 mil 600 millones de pesos”, afirmó Videgaray.

Además, se aprobaron 1,700 millones de pesos para programas destinados a la igualdad de género, y la misma cantidad de recursos para asuntos indígenas.

En cuestiones de seguridad nacional, por primera vez se aprobó una partida por 400 millones de pesos para formar a los militares en derechos humanos.

El PEF 2011 establece ahorros por 150 mil millones de pesos, entre los recortes obtenidos del Plan de Austeridad del 2010 y de este año.

Quienes estuvieron en contra del dictamen fueron los legisladores del Partido del Trabajo, quienes criticaron el aumento en el gasto corriente del gobierno federal.

“Si las grandes empresas pagaran impuestos, el PEF alcanzaría para abatir todos los rezagos que este momento sufre la economía mexicana.

“El problema fundamental son los elevados salarios de los funcionarios, los ministros, así como la corrupción, los subejercicios, los programas electoreros, entre otros. Al contrario; estos puntos son parte intocable de los acuerdos”, expuso en tribuna Mario Di Costanzo.

Los votos en contra fueron de diputados del PT y el Partido de la Revolución Democrática y uno en contra –el único del PRI-  de Miguel García Granados.

“Fue muy grave escuchar a muchos compañeros diputados que cuando llegaban al seno de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, algunos de sus miembros les decían ‘vete a negociar con el señor que está allá’.

“Y aquel señor que no era ni siquiera diputado, que era un empleado menor de la Secretaría de Hacienda, llegaba al despropósito de decirles tajantemente ‘a esto no le cambias ni una coma’, como si la facultad de establecer el destino del gasto público de este país fuera de la propia Secretaría de Hacienda”, argumentó en tribuna.

Los legisladores se reservaron 80 artículos para discutirlos en lo particular.

Entre los artículos que fueron reservados se encontraban los relacionados a la reasignación de recursos para el campo. Sin embargo, su discusión fue rechazada hasta por la mayoría de los diputados del PRI.

Ahora ve
No te pierdas