¿Qué lleva a un hijo a matar a sus propios padres?

Entre 2009 y 2010 se han cometido en la Ciudad de México ocho matricidios, un delito que representa el 2,8% del total de los homicios
matricida  Gabriel Ugalde mandó matar a su madre Himelda Ugalde el 1 de junio de 2010.
Mael Vallejo
Autor: Mael Vallejo | Otra fuente: CHILANGO
(Chilango) -

El 1 de junio de 2010, Gabriel Granados Ugalde, de 33 años, vio morir a su madre, Himelda del Perpetuo Socorro Ugalde Burgos, al ser alcanzada por cuatro disparos de bala en el cuello y tórax cuando circulaban en una camioneta por la colonia Polanco, en el poniente de la Ciudad de México.

Dos hombres ejecutaron el crimen contra la directora de Recursos Humanos del Grupo Posadas... Se trataba de dos hombres contratados por el propio Gabriel.

En los últimos dos años, ocho padres de familia han muerto a manos de sus hijos en la Ciudad de México: dos en 2009, seis más en lo que va de 2010 —un incremento de un 300%—, de acuerdo con las estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del DF.

Este tipo de delitos representa sólo el 2.8% de los homicidios que se cometen en el Distrito Federal, pero son casos que resuenan en los medios de comunicación pues aún para las autoridades es complicado dar una explicación de por qué alguien daría 17 puñaladas o golpearía con una estatua de cerámica en la cabeza a su madre, como ha sucedido en la Ciudad de México.

"Es complicado catalogar este tipo de delitos", dice el procurador del DF, Miguel Ángel Mancera, "es común que en el caso de asesinatos perpetrados por hijos, éstos hayan sufrido algún rechazo que los marca de por vida.

"Hay casos en los que los hijos sufrieron un evento traumático que provocó, a la larga, un completo desapego hacia sus padres; se trata de rechazos que dejan muy marcado al hijo, rompen el lazo afectivo y generan una condición de agresividad hacia su padre o madre, con un deseo de hacerle daño".

De acuerdo con los estudios psicológicos de dicha dependencia, quienes asesinan a sus padres son adictos a algún tipo de droga y provienen de familias completamente rotas.

Lo llaman el factor de la "descomposición social", que también se refleja en sentido inverso: Dos padres asesinaron a sus hijos en 2009 y, en lo que va de 2010, la cifra llega a cinco.

En el caso de Gabriel Granados, el fiscal de Homicidios de la Procuraduría capitalina señaló que una de las líneas de investigación era que pensaba quedarse con las propiedades de su madre, que incluían cuentas bancarias, propiedades en Acapulco, Guerrero; Cancún, Quintana Roo, y la lujosa colonia Polanco, en la Ciudad de México.

Y es que Himelda Ugarte Burgos —quien tenía 63 años y siempre rechazó la homosexualidad de su hijo— era una de las directoras más poderosas de Grupo Posadas de Gastón Azcárraga, al que pertenecen los hoteles Fiesta Americana y Caesar Park.

Gabriel siempre negó la hipótesis de que quisiera quedarse con sus propiedades.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El dinero no me interesa (...) esto fue sólo por amor, para que no viera a su hijo seguir siendo el fracasado que siempre he sido. Demasiadas penas le había hecho pasar, esto fue sólo por amor", declaró.

Lee la historia completa del matricidio confesado por Gabriel Granados en Chilango.com

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×