Un presidente municipal en Oaxaca fue elegido sin que él supiera

Leandro Hernández fue electo por el sistema de usos y costumbres, que permite designar a responsables del gobierno con sólo alzar la mano
foto
Leandro Hernandez  foto
Autor: Olga Rosario Avendaño | Otra fuente: CNNMéxico

Se convirtió en el alcalde de su propio municipio sin siquiera saberlo. Leandro Hernández asegura que la noticia le cayó como un balde de agua fría, pues hace 56 años que no vive en Santiago Zacatepec, en la región mixe.

Un día recibió una llamada cuando estaba en un curso de desarrollo humano. Su celular sonó y la llamada era de su pueblo, sus paisanos estaban reunidos y la asamblea había determinado que él sería su próximo presidente,

"Leandro, estamos en asamblea en el pueblo y aquí todos hemos decidido que tú seas el presidente municipal", le dijeron.

"Es una gran responsabilidad", además que no estaba dentro de sus planes de este 2011 regresar a su comunidad que dejó cuando tenía 11 años de edad.

"Me puse nervioso, me quedé preocupado, me quedé pensando en qué contestar, pero vi que no había otro camino y dije que sí", comenta ante medios.

El sistema de usos y costumbres que se emplea en 418 de los 570 municipios de Oaxaca permite elegir a sus gobernantes en asambleas y sin la presencia o deseo expreso de los elegidos.

En los municipios indígenas de Oaxaca es frecuente que los ediles salgan electos sin estar presentes ni hacer campaña, contrario a lo que sucede en las elecciones por partidos políticos.

Don Lea  –como le llaman–, nació en Santiago Zacatepec, a unos 270 kilómetros al norte de la capital, tiene 67 años de edad y es bilingüe: habla mixe y español. 

En la ciudad de Oaxaca, desde 1977 se ha dedicado a trabajar en las oficinas de Comunicación Social, primero del PRI y después en el gobierno estatal y terminó en el congreso.

Leandro Hernández Romero salió de su pueblo para estudiar para sacerdote católico en esta ciudad, pero cambió de parecer y se casó con Lili García Cruz con quien tuvo dos hijos: Leandro y Donají Hernández García.

Leandro es politólogo y Donají es licenciada en Danza Floklórica, egresada de una escuela del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Zacatepec, es uno de los 418 municipios del estado de Oaxaca que se rigen por el Sistema de Usos y Costumbres, en ellos se realizan asambleas donde a mano alzada eligen a quien consideren que mejor conducirá al municipio y no es por urnas como sucede en los otros 152 ayuntamientos, donde se hacen campañas y ser presidente municipal significa poder.

En los municipios por Usos y Costumbres sus habitantes le temen al cargo porque estar ahí significa no cobrar o solamente tener una gratificación, no propiamente un sueldo como sucede en los otros 152 municipios, donde el salario es de hasta 50 mil pesos mensuales.

Don Lea recuerda que lo único que hizo cuando recibió la noticia fue decir: Acepto.

Estaba en la posibilidad de rechazar, pero los "mayores" —una especie de consejeros-asesores— le dijeron que fue lo mejor que pudo hacer, pues es una forma de retribuirle a la comunidad lo que le ha dado.

Este hombre dice que nunca se ha olvidado de sus orígenes, fundó la organización Raza Mixe para gestionar becas para los jóvenes mixes en edad universitaria, pues allá "se carecen de recursos para que sigan estudiando, he gestionado siempre cosas para mi gente, pero ahora tendrá que ser más fuerte ese impulso", reconoce.

Este 31 de diciembre, Don Lea tomó su maleta y subió al autobús hacia Zacatepec, un poblado de tres mil 200 habitantes, donde todos hablan mixe y que está en las faldas del cerro del Cempoaltépetl, uno de los tres más altos de Oaxaca, 3 mil 390 metros sobre el nivel del mar.

Por la mañana de este primero de enero, Don Lea, recibirá el bastón de mando de manos de Leovigildo Santos García, actual edil. El Bastón de Mando es un símbolo de autoridad de los pueblos indígenas de Oaxaca; mide aproximadamente 60 centímetros y en el día de la toma de posesión éste es adornado con listones de los tres colores de la bandera de México y los colocan en la parte superior.

Después de la ceremonia, el bastón es colocado en un lugar especial del Palacio Municipal y el edil lo porta sólo en momentos especiales, en reuniones o en la solución algún conflicto.

Este 2011 Leandro planeaba dedicarse a él mismo: hacer yoga y cuidar su cuerpo. Eso quedó atrás, su principal objetivo es pensar cómo gobernará su municipio a partir de este sábado primero de enero.

Ahora ve
No te pierdas