El PRI buscará con su nueva estructura fortalecerse en la elección de 2012

El Partido Revolucionario Institucional renueva su estructura interna, con lo que busca fortalecerse en las siguientes elecciones
humberto moreira
humberto moreira  humberto moreira
Nayeli Cortés Cano
Autor: Nayeli Cortés Cano | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) prepara la renovación de su dirigencia nacional y Humberto Moreira, gobernador con licencia de Coahuila se perfila como el nuevo presidente del partido.

Entre sus responsabilidades, el nuevo dirigente tendrá la conducción del proceso para elegir al candidato presidencial de ese partido para las elecciones de 2012.

El próximo 4 de marzo, Beatriz Paredes Rangel concluye su periodo de cuatro años como presidenta nacional del partido que gobernó México por 71 años.

En diciembre de 2010, el PRI emitió la convocatoria que regirá el proceso de selección del nuevo presidente y secretario general del partido.

El registro de candidatos a ocupar estos cargos se realizará el 7 de enero ante la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI. La elección se realizará a través de una Asamblea de consejeros políticos priistas, el 20 de febrero.

Hasta ahora, Humberto Moreira es  el único que ha sostenido su intención de registrarse  como candidato a presidir el PRI.

El pasado 3 de enero, Moreira Valdés solicitó licencia para separarse de la gubernatura del estado de Coahuila para contender ala dirección del partido. La licencia fue solicitada ante el Congreso del estado.

Moreira tendrá como compañera de fórmula a Cristina Díaz Salazar, quien buscará la secretaria general del PRI.

El martes, Díaz Salazar, solicitó licencia al cargo de diputada federal para poder participar en la elección priista. La licencia fue solicitada ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión mexicano.

El nuevo presidente del PRI rendirá protesta el próximo 4 de marzo y durará cuatro años en su encargo.

Entre sus retos destaca la obtención de buenos resultados electorales para el PRI en las elecciones de gobernador del estado de México, Michoacán, Nayarit, Baja California Sur y Coahuila, a realizarse este año.

Sin embargo, el mayor reto de la nueva dirigencia será concretar el regreso del PRI a la presidencia de México, luego de 12 años de gobiernos encabezados por el Partido Acción Nacional (PAN).

"El comportamiento del nuevo presidente del PRI debe ser el de un dirigente de oposición que busca recuperar el poder político", indicó el diputado priista Alfonso Navarrete Prida.

Candidato único

De acuerdo con el diario mexicano Reforma, Moreira, maestro de profesión, negoció con los líderes de los grupos más importantes del priismo su llegada a la dirigencia nacional del PRI.

Dichos líderes son el coordinador de los senadores priistas, Manlio Fabio Beltrones y  el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto.

Fruto de esta negociación, Emilio Gamboa, cercano a Beltrones Rivera y líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), organización que forma parte de la estructura del PRI, no quiso contender por la presidencia del PRI.

Aunque Moreira no ha reconocido públicamente este pacto, José Ramón Martel, vicecoordinador de los diputados federal del PRI, dice que el oficio político de Moreira seguramente lo llevó a tejer acuerdos con personalidades como Beltrones y Peña Nieto.

"Estoy convencido de que habló con priistas distinguidos como los gobernadores, en especial con Peña Nieto. Por el coordinador de los diputados priistas, Francisco Rojas sé que habló con él para plantearle su aspiración y por lógica, hizo lo mismo con el coordinador de los senadores priistas, Manlio.

Es bueno saber que las fuerzas políticas y los diferentes liderazgos son capaces de ponerse en un objetivo común. Los liderazgos en el partido tienen posibilidades de llegar a acuerdos”.

Alfonso Navarrete Prida, también diputado priista y cercano a Peña Nieto celebró la capacidad de ponerse de acuerdo en el tema de la renovación de la dirigencia del PRI, de liderazgos como el del gobernador mexiquense y el coordinador de los senadores priistas, Manlio Fabio Beltrones.

“Es bueno saber que las fuerzas políticas y los diferentes liderazgos son capaces de ponerse en un objetivo común”, concluyó.

Apoyo del magisterio

Humberto Moreira ha mantenido una relación cercana con la líder moral del sindicato magisterial mexicano, Elba Esther Gordillo Morales, quien fue expulsada del PRI en julio de 2006 acusada de apoyar la formación del partido político Nueva Alianza y a candidatos de fuerzas políticas distintas al PRI.

A más de años de su expulsión, los priista Alfonso Navarrete Prida y José Ramón Martel reconocen que la buena relación de Humberto Moreira con Elba Esther Gordillo puede acercarla nuevamente al PRI.

“Es conocida la estrecha relación de Humberto Moreira con la  líder moral del sindicato más importante de América Latina. Para el  PRI es bueno sostener lazos de colaboración y acercamiento con Elba Esther y la llegada de Moreira va a fortalecer esta posibilidad”, indicó Navarrete Prida.

Aunque no aceptó que el sea inminente el regreso de Gordillo Morales al PRI, reconoció que las circunstancias que actualmente vive el PRI son totalmente diferentes a las 2006.

En aquel año, Gordillo Morales se distanció de Roberto Madrazo, con quien llegó en calidad de secretaria general a la dirigencia nacional del PRI, cuando éste no aceptó concederle la presidencia del partido que él dejó vacante para buscar la candidatura presidencial del PRI.

Luego de su expulsión, Elba Esther Gordillo reconoció que había servido a México al ayudar a que Roberto Madrazo no lo gobernara.

El futuro de Beatriz Paredes

La presidenta saliente del PRI, Beatriz Paredes actualmente se desempeña como diputada federal.

José Ramón Martel descartó que Paredes Rangel vaya a relevar a Francisco Rojas como líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados.

"Ella tiene una larga trayectoria. Es una mujer valiosa y habrá que escudriñar el paso siguiente en su carrera política", consideró.

Alfonso Navarrete Prida, ex procurador del estado de México, la ubicó como aspirante al a presidencia de la República.

"Ella es una presidenciable, igual que Beltrones y mi gobernador, Enrique Peña Nieto. Todos son cuadros importantes que tienen  mucho que aportar al partido", concluyó.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×