Un líder de la Santa Muerte enfrenta a las autoridades mexicanas

David Romo Guillén es acusado de pertenecer a una banda de secuestradores y extorsionadores
david romo santa muerte banda
david romo santa muerte banda  david romo santa muerte banda
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El "arzobispo" de la Santa Muerte, David Romo Guillén, fue elegido por los seguidores del culto, en abril de 2009, para exigir que se investigara la destrucción de más de 36 altares en diferentes entidades al norte de México.

En ese entonces, el ahora detenido por las autoridades del Distrito Federal pidió aclarar los hechos delictivos contra su culto y solicitó una audiencia para conversar con funcionarios nacionales, pero éstos rechazaron la reunión.

Ocho meses después, el líder religioso logró estar frente a las autoridades: fue presentado por la fiscalía del Distrito Federal de México como integrante de una banda de presuntos secuestradores y extorsionadores.

Romo Guillén y otras ocho personas quedaron detenidas en diciembre pasado, acusadas de pertenecer a una banda autodenominada Los Z, llamados así por el supuesto vínculo con el grupo delictivo de Los Zetas.

La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que el grupo está involucrado en el secuestro de una pareja de ancianos el pasado 14 de diciembre. Los detenidos enfrentan cargos por los delitos de robo agravado calificado, secuestro agravado y delincuencia organizada.

A la banda también pertenece Ismael Ramírez Brito, el Aztlán, que declaró haber sido parte del cártel de Los Valencia y que podría estar vinculado con casi 10 homicidios en Estados Unidos, según las autoridades mexicanas.

Se identificó a un interno de una penitenciaría del Distrito Federal, Gabriel Israel Peralta Martínez, que hacía llamadas desde la prisión para extorsionar a las víctimas y que contactó a Romo para que éste se encargara de las "finanzas" del grupo.

Según las autoridades, esta banda también está relacionada con una extorsión agravada en contra de un diputado federal, así como de una extorsión y secuestro en agravio del contador de una empresa.

Las detenciones se realizaron entre el 18 y el 20 de diciembre.

La agencia Notimex reportó que, durante la presentación de los detenidos, que estaban completamente vestidos de blanco, Romo Guillén acusó a las autoridades de haberlo torturado para obtener una confesión.

La PGJDF ha presentado diversas pruebas para comprobar los delitos. Romo, actualmente arraigado, solicitó una identificación oficial a nombre de Silverio Reyes Fremain Cortés, que obtuvo con un acta de nacimiento apócrifa.

Con esa identificación, el líder religioso abrió diversas cuentas bancarias que supuestamente eran utilizadas para los fondos del culto que precedía en la Ciudad de México. Las autoridades mexicanas aseguran que el "arzobispo" se quedaba con el 20% de los rescates pagados por las víctimas.

En 2003, la iglesia católica tradicionalista logró el registro como asociación religiosa ante la Secretaría de Gobernación, el cual lo perdió por rendir culto a la Santa Muerte y no tenerlo establecido en sus estatutos.

El proceso administrativo lo inició Noé Guillén Ibáñez, tío del propio David Romo, quien también era ministro de la asociación pero que fue expulsado en junio del año pasado "por haber tenido que ver con la esposa de otro padre", según informó la organización.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El "arzobispo" detenido asegura que los devotos a la Santa Muerte en México asciende a cinco millones.

Romo se ha visto involucrado en otras investigaciones de la PGJDF, relacionadas con el asesinato en 2008 de Jonathan Legaria Vargas, conocido como El Pantera, líder del templo a la Santa Muerte en Tultitlán, Estado de México.

Ahora ve
Conductor atravesó la vitrina de una pizzería en París y mató a una niña
No te pierdas
×