Los cárteles mexicanos de la droga fortalecen su presencia en EU: ONU

Las organizaciones de traficantes de drogas radicadas en México dominan la oferta ilícita a granel de cocaína, heroína y metanfetamina en EU
drogas
drogas  drogas
Autor: Luis Brito | Otra fuente: CNNMéxico

Los cárteles mexicanos fortalecieron su posición como los principales proveedores de droga en Estados Unidos, el país con el mayor consumo de enervantes, sostiene el Informe 2010 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU.

Esto ocurre a pesar del combate al crimen organizado emprendido por el Gobierno federal desde 2006 y cuyos resultados reconoce la JIFE en su informe, dado a conocer este miércoles.

"Las organizaciones de traficantes de drogas radicadas en México dominan la oferta ilícita a granel de cocaína, heroína y metanfetamina en los Estados Unidos, e intervienen considerablemente en la oferta ilícita de cannabis", señala el documento, que presenta un panorama del tráfico y consumo de droga a nivel mundial.

El mercado estadounidense abasteció a 38 millones de consumidores en 2009, cifra que representa el 15% de la población mayor de 12 años, según el reporte. La tasa de consumo de marihuana es de 28.5 millones de personas; de cocaína de 4.8 millones, a pesar de su descenso desde 2006, y de heroína de 600,000.

La JIFE indica que, en la región este de la Unión Americana, las organizaciones de México están por encima de los traficantes colombianos, quienes ya venían perdiendo influencia.

El 90% de la cocaína sudamericana que se vende en Estados Unidos ingresa desde México, según el documento, elaborado a partir de datos proporcionados por las agencias de cada país e Interpol. 

La distribución en territorio estadounidense

De acuerdo con el órgano dependiente de la ONU, las organizaciones de México también incursionaron en el negocio de la distribución de drogas en territorio estadounidense.

La venta en Estados Unidos es dominada por unas 20,000 pandillas callejeras, con las cuales los cárteles mexicanos han formado alianzas que las han robustecido.

"Las alianzas con las organizaciones mexicanas permitieron a esas pandillas ampliar sus actividades de distribución de drogas ilícitas, a costa de los traficantes de drogas independientes y los pequeños grupos delictivos nacionales, así como ampliar esas actividades a las zonas más rurales suburbanas", advierte el texto.

La JIFE, compuesta por 13 expertos en el área, aplaude las reformas del sistema penal y la captura de cabecillas del narcotráfico como parte de los esfuerzos del gobierno mexicano.

Enfatiza en su informe que el combate había derivado en 28,000 muertes desde 2006 ante la respuesta de los cárteles. Los últimos reportes del gobierno federal arrojan que a la fecha van más de 35,000 fallecimientos.

La raíz mexicana

También hace referencia a que los gobiernos de México y Estados Unidos han intensificado su cooperación a partir de la aplicación de la Iniciativa Mérida.

Sin embargo, expone que a pesar del aseguramiento de drogas y erradicación de cultivos, las organizaciones mexicanas operan y abastececen al mercado de consumo más grande del mundo.

"México sigue afrontando considerables dificultades causadas por las organizaciones de tráfico de drogas, que lo utilizan como principal país de tránsito y origen de drogas", señala.

El informe indica que México es el tercer país productor de opio a nivel mundial y la heroína producida en el país desbancó a la colombiana en el mercado estadounidense.

En territorio nacional se produjeron en 2009 unas 19,900 toneladas de marihuana, droga que representa 8,500 millones de dólares anuales para los carteles.

La JIFE también expone que los cárteles han podido burlar la prohibición del uso de efedrina y pseudoefedrina en el país, decretada por el gobierno federal en 2007 para evitar la fabricación de drogas sintéticas.

En 2009 aumentó de nuevo la producción de anfetaminas en México debido a que las organizaciones criminales ingresan efedrina proveniente de Asia al país de contrabando o la sustituyeron con otros precursores químicos.

Como ejemplo señala que hace dos años se decomisaron seis toneladas de anfetaminas y detectaron 191 laboratorios de producción en el país, cuando en 2008 se aseguraron 300 kilos.

El consumo de droga en México también va en aumento, señala la JIFE. El abuso de cocaína tuvo un marcado incremento en 2009, mientras que el uso de heroína, metanfetaminas, alucinógenos, y disolventes subió considerablemente.

"Una de las razones del aumento del uso indebido de drogas es que el narcotráfico ha hecho amentar su oferta en el país", puntualiza el informe.

Ahora ve
No te pierdas