DF: Legalización del aborto dispara la oferta de servicios a pacientes

Por:
Alejandro de la Rosa

La autorización para interrumpir el embarazo dio pie a un mercado que en 4 años ya movió 36.7 millones de dólares

La oferta y la demanda

1
El uso de los métodos anticonceptivos permanece bajo entre las mujeres jóvenes, aseguró el Insituto Guttmacher.
ap  El uso de los métodos anticonceptivos permanece bajo entre las mujeres jóvenes, aseguró el Insituto Guttmacher.  (Foto: AP)

Un mercado formal de servicios públicos y privados para atender la interrupción legal del embarazo está creciendo en la Ciudad de México.

Desde la despenalización del aborto el 24 de abril de 2007 y hasta el cierre de 2010, se realizaron 51,584 interrupciones del embarazo en los centros de salud del DF. En el sector privado no hay un registro oficial.

A través de la Secretaría de Salud del DF, el servicio público opera en 17 clínicas y hospitales. Una de cada 5 pacientes no es local, y les cobran una cuota de recuperación, que varía según su situación socioeconómica. El único requisito es no tener más de 12 semanas de gestación.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se han negado hasta ahora a dar el servicio en sus hospitales del DF.

El sector privado aún no tiene una cifra oficial del número de prácticas que ha realizado, pero según Armando Ahued, titular de la Secretaría de Salud del DF, probablemente la cantidad es igual a la del servicio gratuito.

El valor del mercado

2
Los costos de una intervención varían entre 3,000 a 12,000 pesos en una clínica privada
aborto2  Los costos de una intervención varían entre 3,000 a 12,000 pesos en una clínica privada  (Foto: AP)

Las 13,404 interrupciones legales realizadas en hospitales públicos del DF en 2008 le costaron al gobierno capitalino 14.5 millones de pesos, unos 1,080 pesos en promedio cada una, según el Instituto Nacional de Salud Pública.

Las clínicas privadas cuentan con un amplio rango de precios. El más bajo (3,000 pesos) generalmente corresponde al procedimiento por medicamento que es efectivo antes de las nueve semanas de gestación.

El precio más alto puede sobrepasar los 12,000 pesos, si se trata de paquetes que ofrecen hospitales y clínicas, en donde es necesario realizar procedimientos quirúrgicos como la aspiración manual endouterina o el legrado uterino instrumentado.

En 2010, las 16,906 interrupciones que realizó el sector público sumadas a las que se estima efectúan las clínicas y hospitales privados (por lo menos una cifra similar) representaron un valor de mercado de casi 12 millones de dólares, unos 140 millones de pesos.

Si se suman los casi cuatro años que tiene el mercado formal público y privado del aborto en México, limitado al DF, se calcula se ha obtenido 36.7 millones de dólares.

El perfil de las pacientes

3
Las clínica abortivas en Estados Unidos han tenido una baja de clientela tras la legalización en el DF
aborto2  Las clínica abortivas en Estados Unidos han tenido una baja de clientela tras la legalización en el DF  (Foto: AP)

Según datos de la Secretaría de Salud del DF, 46% de las interrupciones se realizan en mujeres de entre 18 y 24 años, 21.4% en las de entre 25 y 29 años, y 14.1% entre 30 y 34 años. El resto se atomiza.

Antes de la legalización del aborto en el DF, además de las prácticas clandestinas, las mujeres optaban por servicios privados de aborto en Estados Unidos, donde es legal. En los últimos meses, estas clínicas han registrado una baja en sus pacientes.

Hasta mediados de 2010, la clínica Reproductive Services recibía a unas 60 personas por mes, principalmente de los estados vecinos, Chihuahua y Sonora. Actualmente acuden entre 20 y 40.

En ese país existen actualmente unas 50 clínicas similares.

¿Turismo de abortos?

4
Sin Pie de Foto
aborto3  Sin Pie de Foto  (Foto: AP)

¿Cual ha sido la clave para el éxito de las clínicas privadas? Según Luisa García, directora de Clínicas Profem, una cadena con dos sucursales donde se practica la interrupción legal del embarazo, la respuesta está en el buen servicio.

"Con las clínicas estamos dando oportunidades a la gente de tener un servicio con toda la seguridad, con médicos especialistas, en quirófanos, bien tratados. Se da toda la orientación legal", afirma.

García forma parte de un grupo de médicos inversionistas que en 2007 vio la posibilidad de ingresar a un incipiente mercado formal con la idea de ofrecer atención de mujeres para mujeres.

En la clínica que administra los precios van de 4,000 a 6,000 pesos, más consultas adicionales y medicamentos. La mayoría de las pacientes en Profem proviene del interior de la República.

Profem ha incursionado en una especie de turismo médico ya que muchas de las pacientes solicitan recomendaciones de hoteles o transporte. "Vamos por ellas a las terminales de autobuses o aeropuertos. El costo es de 500 pesos más", explica García.

El concepto de "turismo abortivo" surgió en las décadas de 1950 y 1960 cuando en España y EU aún no era legal la interrupción del embarazo y las personas viajaban a Japón o a Inglaterra para realizarlo.

Sin embargo, en el DF no hay un plan para promover el servicio como turismo médico.

"Sería remoto que promoviéramos el turismo de abortos para que vengan muchachas de otro estado o del extranjero por lo controvertido del tema", dijo a la revista Expansión Juan Carlos Arnau, director del Programa Estratégico de la Secretaría de Turismo del DF, en una entrevista publicada en febrero.

Pero este mercado empieza a ser detectado por inversionistas foráneos. Representantes de un grupo español están en acercamientos con algunas clínicas del DF. Su objetivo es crear un símil de la asociación que tienen en su país, la cual agrupa a más de 30 establecimientos.