Más de 600 personas buscan entre las víctimas de San Fernando a familiares

Las autoridades estiman que unos 60 pasajeros fueron bajados "selectivamente", de los autobuses y luego sacrificados
Familiares víctimas San Fernando
Familiares víctimas San Fernando  Familiares víctimas San Fernando  (Foto: )
| Otra fuente: 1
CNNMéxico -

Más de 600 personas han llegado a las cinco mesas que ha dispuesto el gobierno de Tamaulipas para averiguar si entre los 183 cuerpos descubiertos en fosas del municipio de San Fernando, está el de alguno de sus familiares desaparecidos, confirmó a CNNMéxico, el secretario General del Gobierno de este Estado, Morelos Canseco Gómez.

El Instituto Nacional de Migración, informó que durante 2010, recibió 222 denuncias de secuestros de migrantes desaparecidos en su paso por México, rumbo a Estados Unidos.

"Esto quiere decir que al menos ese número de personas (600) tiene un familiar del que no ha tenido conocimiento, que se reporta como desaparecido y que pudiera encontrarse entre los que fueron privados de la vida", explicó el funcionario estatal.

Las solicitudes de información van acompañadas con la extracción de una muestra de ADN del familiar, que está pidiendo se coteje con la de las extraídas de los cadáveres hallados en las fosas, precisó Canseco Gómez.

Hasta finales del año pasado, el fenómeno de migrantes secuestrados, extorsionados o asesinados, se centraba en los estados del sur del país y ocurría en el tren de carga por el que suelen cruzar México en su rumbo a EU, según organizaciones ciudadanas.

El pasado 6 de abril, la Marina mexicana localizó fosas clandestinas en el municipio de San Fernando, en el fronterizo Estado de Tamaulipas, de donde se han extraído a la fecha 122 cuerpos, que se presume corresponden a los de pasajeros que viajaban a bordo de un par de autobuses del transporte público.

Las pruebas periciales constatan que la muerte de estas personas ocurrió en fecha cercana a la que fueron encontrados, según el funcionario.

Este caso en particular, fue atraído el pasado 12 de abril, por la Procuraduría General de la República (PGR).

Entre el 8 y 10 de abril, las autoridades mexicanas encontraron en otras fosas también localizadas en el municipio de San Fernando, 61 cadáveres; sin embargo estas víctimas presentaban hasta 40 días de evolución, "es decir, son hechos que no tendrían relación con las denuncias de secuestro en camiones de pasajeros", especificó Canseco Gómez.

"Estamos hablando de 183 cuerpos en total, encontrados en 39 fosas, de todos los cadáveres, 180 estaban enterrados y tres a flor de tierra", agregó.

Personas de Guanajuato, Michoacán, Tamaulipas, Tlaxcala, Oaxaca y de los gobierno centroamericanos de Guatemala, Honduras y El Salvador, están a la expectativa de la identificación de los cadáveres.

Hasta ahora sólo dos de las 183 víctimas han sido identificadas.

Aunque no ofreció detalles de las edades y sexos de las víctimas, el funcionario estatal manifestó que entre los cadáveres encontrados en fosas de San Fernando no hay menores de edad.

Los hechos

Los autobuses fueron detenidos en su tránsito, por personas armadas y con violencia física y psicológica, hicieron descender del camión a "determinado número de personas, con criterios selectivos, el resto del pasaje siguió su camino", narró Canseco Gómez, con base en las investigaciones.

Indicó que es difícil precisar el número de pasajeros que fueron bajados de las unidades, pero calculan que podrían rondar los 60.

"Es una cifra que la calculamos con base en la declaración de los conductores, de algunos pasajeros que iban a bordo y de la lista de personas que compraron un boleto para esa ruta", agregó.

Respecto al equipaje, manifestó que localizaron 17 piezas en la central de Reynosa que nadie reclamó y cuyos datos sirven para la identificación de pasajeros desaparecidos.

Manifestó que el fenómeno de secuestros de pasajeros en líneas del transporte es reciente.

Operadores de camiones de pasajeros que recorren Tamaulipas y Estados aledaños, dijeron a CNNMéxico, que el fenómeno de la inseguridad en carreteras comenzó a notarse con mayor fuerza desde hace un par de años, hasta que pasaron de ser testigos de esta situación a víctimas.

Actuaron a tiempo

El miércoles pasado, el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional de México, Alejandro Poiré, acusó al gobierno de Tamaulipas de la falta de acción tras los primero casos de secuestro en camiones de pasajeros.

Familiares de las víctimas, lamentaron por su parte el presunto silencio de la compañía a la que pertenecían los autobuses de donde fueron secuestrados algunos pasajeros.

Canseco Gómez dijo al respecto, que el gobierno de Tamaulipas recibió el 25 de marzo una primera denuncia en torno a estos hechos, por lo cual, el 28 de ese mismo mes, se informó al grupo de colaboración interinstitucional de la que también forma parte el gobierno federal.

"El 30 de marzo se recibió una denuncia similar y el 1 de abril ya se tenía dispuesto el operativo para llevar a cabo la búsqueda  de los pasajeros desaparecidos", agregó.

Indicó que con la actuación pronta de la autoridad y la colaboración del Ejército mexicano, se pudo detener casi de inmediato a 9 presuntos culpables y liberar a cinco de los pasajeros que fueron privados de su libertad, "ambos piezas claves en las investigaciones".

Manifestó que se ha reforzado la vigilancia en carreteras del estado y que hasta ahora no hay hechos similares que lamentar.

Ahora ve
No te pierdas