La CIDH pide a México romper el "círculo de impunidad" contra migrantes

Felipe González, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, consideró “dramática” la forma en que se trasladan los migrantes
Relator Felipe González
Relator Felipe González  Relator Felipe González  (Foto: )
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico

Las condiciones en que viajan los migrantes centroamericanos que toman la ruta del tren que cruza por el sureste del país es "dramática", aseguró el relator sobre derechos de los trabajadores migratorios y sus familias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González, quien acompañó a un grupo de migrantes en su paso por Oaxaca. 

Los migrantes recorrieron en 12 horas los 300 kilómetros para ir de la ciudad de Arriaga, Chiapas, hasta Ixtepec, Oaxaca. En el trayecto —que en carretera llevaría sólo 3 horas— deben sujetarse para no caer del tren, y con suerte tampoco ser asaltados o secuestrados en este camino.

González aseguró que el gobierno mexicano debe "romper el círculo de la impunidad" investigando y sancionando a los responsables que cometen crímenes contra migrantes.

Al llegar al albergue Hermanos en el Camino, que fundó el sacerdote Alejandro Solainde en la ciudad de Ixtepec, reciben un poco de alimento, descansan y se registran en una base de datos que permitirá a sus familiares seguirles el rastro en caso de que sean secuestrados.

El relator Felipe González viajó con los migrantes a bordo del tren hasta el albergue del padre Solalinde. Al término de la jornada no pudo más que mostrarse sorprendido por “la dramática condición en la que viajan”.

El sacerdote, quien acompañó al relator, consideró su visita significa “una esperanza para que se detengan las violaciones, secuestros y asesinatos masivos de migrantes que cruzan México”.

Antes de llegar a Ixtepec, Felipe González, quien estuvo acompañado por Santiago Cantón, secretario técnico de la CIDH, se reunió en la capital de Oaxaca con el gobernador de esta entidad, Gabino Cué Monteagudo, además de otros funcionarios de los gobiernos estatal y federal.

En esa reunión, Alejandro Solalinde, uno de los principales defensores de los derechos de los migrantes, hizo varias peticiones al relator a fin de que considere en las recomendaciones que haga al gobierno de México al término de su visita, que inició el pasado 25 de julio y termina el 2 de agosto.

“Pedimos se demande al gobierno de México protección para los migrantes, a fin de prevenir y contener el alto índice de secuestros que sufren (los migrantes) en manos de la delincuencia organizada. También pedimos se aplique la justicia en los casos de secuestros que ya hemos denunciado”, explicó el Solalinde.

El sacerdote integrante de la Pastoral de la Movilidad Humana de la Iglesia Católica, quien ha sufrido amenazas de muerte por parte de quienes se identifican como integrantes del grupo delictivo de Los Zetas, también planteó ante el relator la necesidad de que el Estado mexicano apoye a los defensores de los derechos humanos.

“Solicitamos al relator que pida al Estado mexicano ponga más empeño en el cumplimiento de las recomendaciones de la CIDH; se le tiene que pedir que acepte las denuncias y no las soslayen, disimulen y nieguen los abusos, secuestros y asesinatos de migrantes”.

Entre los planteamientos que escucharon el relator Felipe González y las autoridades de nivel estatal y federal, estuvieron la creación de una coordinación interestatal con diversas instancias que se encarguen de prevenir los secuestros; que se creen fiscalías de protección a migrantes, y que se emprendan acciones para solicitar a la sociedad civil su participación.

Felipe González expresó al término de la reunión con las autoridades de Oaxaca su preocupación por los asesinatos masivos de migrantes, y la necesidad de que la Ley de Migración se implemente para que sea una medida que prevenga cualquier tipo de abuso, y mejore de la situación de los migrantes.

Alejandro Solalinde explicó que organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes, además de quienes participan en la caravana Paso a Paso hacia la Paz —familiares de centroamericanos desaparecidos en México— tendrán el próximo 30 de julio una reunión especial con Felipe González, en la ciudad de Aguas Blancas Veracruz, zona que considera la “capital de Los Zetas”.

“Este va a ser el punto más álgido de la reunión, porque vamos a llegar a la sede de Los Zetas. Ahí daremos un mensaje para todos, pero particularmente para Los Zetas, porque ellos no son máquinas, son también seres humanos y tienen que escuchar a la otra parte, a los familiares de los migrantes, y entender el daño que están causando”, dijo Solalinde.

Este jueves Felipe González se reunirá con autoridades Chiapas, y con organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes de esa entidad.

Ahora ve
No te pierdas