La alcaldesa de Escobedo, Nuevo León, ha sido amenazada y atacada 13 veces

Clara Luz Flores ha sido atacada directamente y amenazada vía telefónica, también han atentado contra su familia y funcionarios cercanos
Alcaldesa de Escobedo Nuevo León
Alcaldesa de Escobedo Nuevo León  Alcaldesa de Escobedo Nuevo León  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico
GENERAL ESCOBEDO, Nuevo León (CNNMéxico) -

Con el ataque a un vehículo de los escoltas de la alcaldesa de General Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, en el norteño estado de Nuevo León, suman 13 los atentados y amenazas que ha recibido, de forma directa, a través de funcionarios cercanos o familiares.

"(Los atentados y amenazas han tenido) las mismas intenciones: que claudicáramos en el proceso de depuración que estábamos haciendo con la policía (...) Hay gente que te dice que tiene la esperanza puesta en ti y entonces así ni como te hagas para atrás", asegura Flores Carrales, en entrevista con CNNMéxico.

Desde el inicio de su administración, en octubre de 2009, la política de extracción priista emprendió un proceso de remodelación policial que incluyó la depuración de 302 uniformados y personal administrativo de Seguridad, equivalente al 97% de la planta laboral de esa área.

En sus 37 años de edad, 14 los ha dedicado al servicio público. Está casada con Abel Guerra Garza, un político del Partido Revolucionario Institucional con larga trayectoria en Nuevo León. La funcionaria enlista la decena de ataques que ha recibido desde que inició su mandato en el municipio, de casi 300,000 habitantes.

En octubre de 2010, durante su primer informe de gobierno, la funcionaria señaló que un grupo de expolicías atentó contra ella, mientras que en marzo pasado hombres armados asesinaron a su escolta, el militar retirado Gerardo Miguel Ortiz.

La edil dice que desde que asumió su cargo empezó a recibir llamadas telefónicas con advertencias e incluso fue espiada. En junio de 2010, un grupo de la delincuencia organizada secuestró y posteriormente liberó a su hijastro, Abel Guerra Morales.

Fuentes de alto nivel del ayuntamiento dijeron a CNNMéxico que antes de la depuración había infiltrados del crimen en los cuerpos policiacos.

Flores Carrales afirma que ha sido interceptada por supuestos delincuentes durante su tránsito por varios municipios de la entidad. Y en noviembre de 2009, el entonces secretario de Seguridad Pública municipal, Fernando Castillo Sauceda, presentó su renuncia a sólo unas horas de ostentar su cargo, ante amenazas de la delincuencia, según sus declaraciones.

La edil, que tiene siete meses de embarazo de su primer hijo, descarta renunciar o en el corto plazo contender por otro puesto de elección popular: "Lo que quiero es que haya más familias en Nuevo León, en el caso mío, Escobedo, que se sientan seguras y tranquilas. Yo quiero que cuando mi bebé crezca pueda vivir como yo viví en mi infancia: que salíamos a la calle, que corríamos". 

Nuevo León, en el noreste de México, es escenario de violentos enfrentamientos entre el cártel del Golfo y el grupo criminal Los Zetas, que se disputan el control de rutas para introducir drogas a Estados Unidos.

Las organizaciones delictivas han realizado ataques contra las fuerzas de seguridad locales y federales, así como a funcionarios. En este sexenio han sido asesinados en México al menos 17 alcaldes, entre los que se encuentran dos de Nuevo León.

La inseguridad, un problema policial

El 80% del presupuesto público para General Escobedo, más de 550 millones de pesos, está dedicado a la seguridad, incluida la contratación de 286 policías, según Flores Carrales.

Con la depuración masiva de personal, la administración local emprendió un programa de dignificación policial: aumentaron los sueldos e introdujeron prestaciones sociales como seguros de vida, becas para policías y sus hijos, además de créditos de vivienda. Esto se acompañó con una estrecha coordinación con el Ejército.

Entre febrero y junio de 2011, 134 uniformados del estado de Nuevo León fueron detenidos por sus vínculos con la delincuencia organizada, de acuerdo con un reporte oficial. En julio fueron aprehendidos 41 elementos más por secuestros e informar a los criminales.

Según la funcionaria, las medidas del ayuntamiento que más han generado molestia entre la delincuencia son aquellas que afectan el tráfico de drogas en pequeñas cantidades, pero que los delitos del fuero común son los más importantes para la comunidad.

"El problema eran los policías y era la impunidad con que trabajaban aquí los delincuentes", asegura, "lo que tenemos que hacer es reivindicar la carrera policial, que los mismos policías se sientan orgullosos de ser policías".

De los 11 municipios que conforman el área metropolitana de Monterrey, capital del estado, General Escobedo es el que registró la menor tasa de homicidios dolosos en el primer semestre de 2010, con un total de 39, según la procuraduría de Justicia estatal.

En comparación, Monterrey, con alrededor de un millón 120,000 habitantes, registró 311 homicidios dolosos, proporcionalmente la incidencia delictiva más alta en todos los municipios de la zona conurbada, indica la misma dependencia.

La funcionaria asegura que cuando empezó su administración los policías tenían el control del lugar y que incluso le adviritieron que durmiera en otra localidad.

Antes de iniciar la depuración, todos los policías se sometieron a las pruebas de control de confianza, pero la alcaldesa asegura que el determinante de los despidos eran las evaluaciones diarias de actividades y las denuncias ciudadanas anticorrupción.

Nuevo León es la cuarta entidad con más evaluaciones de confianza, con 6,224, por debajo del Distrito Federal, Guanajuato y Baja California, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Se realizan pruebas psicológicas, poligráficas, médico-toxicológicas, y de entorno social y situación patrimonial. El resultado que se obtiene, apto o no apto, es inapelable.

Las evaluaciones se hacen en el Centro de Información para la Seguridad del Estado, Evaluación y Control de Confianza (Cisec), que todavía no cuenta con la acreditación del Gobierno Federal. Sólo 10 de los 40 centros similares que existen en México están acreditados, de acuerdo con el SNSP.

Proxpol y mapa del delito

Como parte de su estrategia de seguridad, Flores Carrales emprendió en abril pasado un modelo que según ella ha contribuido a la reducción de los índices delictivos, en especial el robo de vehículos: la Proxpol.

"Es una mezcla de la policía de proximidad y de la participación ciudadana, capacitamos a los policías y los dividimos en seis sectores de la ciudad", explica.

La cifra de vehículos robados se redujo desde que se implementó la estrategia. Pasó de 110 unidades en enero a 68 en junio, según cifras de la procuraduría estatal. Sin embargo, el primer semestre de 2011 sumó un total de 575, 43% más que en el mismo periodo de 2010.

También se creó un mapa para georreferenciar delitos en General Escobedo, alimentado con reportes policiacos y disponible en la página web del municipio. Los ciudadanos pueden descargarlo a sus dispositivos móviles y conocer qué tipo de delitos se comenten en los seis sectores.

La edil señala que esa información les ayuda a hacer operativos preventivos y que cada 15 días se reúne con la policía local para conocer los resultados y sus necesidades.

48 de los 51 municipios de Nuevo León, entre ellos General Escobedo, se sumaron al proyecto del Mando Único Policial. Flores Carrales reconoce que tiene dudas con el modelo, pero que si contribuye a que haya "una policía como la de Nueva York, sí lo quiero, pero si va a ser para tener otro tipo de policía, yo estoy haciendo un esfuerzo importante aquí".

Desde 2010, el estado de fuerza policial de Nuevo León está en crisis, por infiltraciones de la delincuencia organizada en las instituciones de Seguridad y procuración de Justicia. Agentes se han involucrado en el asesinato de dos escoltas del gobernador, Rodrigo Medina, y el secuestro y muerte del alcalde de Santiago, Edelmiro Cavazos.

Ahora ve
No te pierdas