Cómo surgió la organización delictiva 'La Mano con Ojos'

La organización delictiva 'La Mano con Ojos' surgió de la ruptura del grupo criminal de los hermanos Beltrán Leyva en 2010
la mano con ojos PGR retrato hablado
la mano con ojos PGR retrato hablado  la mano con ojos PGR retrato hablado
Autor: Luis Brito | Otra fuente: CNNMéxico

Asentado en los municipios de Huixquilucan y Naucalpan, en el Estado de México, La Mano con Ojos es un grupo delictivo dedicado al narcomenudeo que surgió en 2010 tras la ruptura de la organización criminal de los Beltrán Leyva.

De acuerdo a información emitida en los últimos tres meses por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), El Compayito, presunto líder del grupo, era miembro de la organización que el capo Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, dirigió hasta diciembre de 2009, cuando fue abatido por marinos en Morelos.

Tras la muerte de El Barbas —exsocio hasta 2008 del capo Joaquín El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa— la organización de los Beltrán Leyva se fracturó en dos estructuras que durante 2010 sostuvieron disputas por quedarse con el control de Guerrero, Morelos y el Estado de México, entidades que utilizaban para la distribución de droga.

El Compayito supuestamente se unió a la estructura que establecieron los presuntos narcotraficantes Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, y Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio, la cual se convirtió en rival de la que dirige Héctor Beltrán Leyva, El H.

No obstante, El Indio fue capturado por el Ejército en abril de 2010, en Huixquilucan, y cuatro meses después La Barbie fue detenido por policías federales en Lerma, también municipio mexiquense.

Tras la detención de los dos presuntos narcotraficantes, cuya estructura aún opera según autoridades federales, surgió La Mano con Ojos, cuyos primeros indicios fueron en septiembre de 2010, informó la procuraduría mexiquense.

El vínculo entre El Compayito y los Beltrán Leyva fue corroborado por la Procuraduría General de la República (PGR), que en julio lanzó una oferta de recompensa en su contra por fungir como presunto jefe de sicarios de la organización.

Las investigaciones de las autoridades mexiquenses apuntan a que, por medio de la violencia, el grupo ha buscado integrar a su negocio a narcomenudistas que operan para grupos rivales, además de que en los últimos dos meses había buscado ampliar su operación hacia los municipios de Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán Izcalli.

El sello del grupo de narcomenudistas es la violencia exacerbada hacia sus rivales, pues en algunos asesinatos decapitó a sus víctimas. Aunque no existen cifras precisas de los homicidios que La Mano con Ojos habría cometido, la PGJEM indicó recientemente que, desde finales de 2010, se han registrado entre 15 y 20 decapitaciones en el estado.

Hasta hace dos meses, la Procuraduría mexiquense consideraba a La Mano con Ojos como un pequeño grupo y no como una organización criminal, además las autoridades detectaron que sufrió ramificaciones en células denominadas El Abundis, El Hongo, El Ricalde, y El Lento, dirigidas en algunos casos por expolicías municipales de Huixquilucan.

"Ante el debilitamiento de las estructuras superiores (organizaciones criminales), entonces han quedado dispersos y hoy lo que tenemos son algunos grupúsculos que tratan de alinear a los narcomenudistas a su lado", sostuvo el Procurador mexiquenses, Alfredo del Castillo, a la prensa la primer semana de junio.

Ahora ve
No te pierdas