Ajijic, donde los extranjeros encuentran un México ajeno a la violencia

Unas 20,000 viven en esta comunidad de la ribera jalisciense, donde aseguran, la violencia solo llega por las noticia
f
ajijic 21  (Foto: )
  • A+A-
Por:
| Otra fuente: CNNMéxico

Atraídos por el clima, su ubicación geográfica y la tranquilidad, miles de extranjeros han hecho de Ajijic, una comunidad en la ribera del lago de Chapala, en Jalisco, su hogar.

"Donde yo estoy, es un México diferente de donde están las drogas. Este no es el México del que ustedes han oído hablar", dijo a CNNMéxico Gabrielle Von Canal, una exmodelo internacional que llegó a este sitio hace menos de una década.

El consulado de Estados Unidos en Guadalajara estima que viven en la ribera, unos 20,000 extranjeros, la mitad estadounidenses, el resto son canadienses y europeos principalmente que llegaron en busca de un lugar tranquilo donde pasar el resto de su vida.

El clima, su cercanía con un aeropuerto internacional y la seguridad, son los principales atractivos para estos expatriados, así lo refieren.

"¿Crímenes?, sí tenemos algunos, hay alguien que recibe un disparo, pero esto sucede en todos los sitios del mundo, es peor en Nueva York, incluso puede ser peor en Florida, pero aquí donde vivo, mi puerta, mi casa, están abiertas las 24 horas", agregó en entrevista realizada en julio pasado.

Ajijic es un poblado de 10,509 habitantes, según el censo de 2010, localizado al pie del vaso lacustre más grande de México, con un clima promedio de 25 grados centígrados y un ritmo de vida lento, como el que prevalece en algunos pueblos mexicanos.

Vehículos con placas extranjeras, letreros bilingües y decenas de personas de tez y ojos claros deambulando por el poblado, pintan un paisaje que ofrece al visitante la sensación de estar en algún lugar de Estados Unidos o Canadá.

La secretaría de Turismo en Jalisco estima que cada año, los extranjeros en Chapala dejan en promedio una derrama económica cercana a los 240 millones de pesos.

Si los mexicanos van en su mayoría a California en busca de trabajo, los estadounidenses vienen acá en busca de descanso. Es aquí donde se asienta la comunidad más grande de estadounidenses fuera de su país, que llegan huyendo de los gélidos inviernos del norte.

La mayoría son pensionados que decidieron pasar el resto de su vida en esta zona, pero también hay una comunidad de residentes que están en edad productiva, principalmente artistas.

Kenn Brown y Chris Wren son una pareja gay originaria de Vancouver, Canadá; ambos tienen menos de 40 años y son artistas dedicados a la ilustración. Desde su amplia casa dirigen su empresa y se sienten afortunados de poder realizar su trabajo para el mundo desde este pequeño poblado en México.

Chris estudió biología molecular, pero se ha dedicado a la pintura e ilustración desde hace al menos 20 años. Kenn es graduado en arte y diseño y ha colaborado en revistas como National Geographic, Popular Science, Wired Magazine, Focus Italy, Rolling Stone y Scientific American.

Visitan ocasionalmente bares y restaurantes de la localidad que ofrecen una oferta gastronómica internacional o realizan reuniones en casa.

"Lo que está pasando con la inseguridad, con las drogas, está teniendo un fuerte impacto en México. Nosotros no nos sentimos amenazados especialmente por vivir aquí, en esta área, nosotros estamos en nuestros propios negocios, sí escuchamos que otros te dicen no vayas allá, pero nosotros nos sentimos seguros", dijo Chris a CNNMéxico en octubre del 2010.

Michael Schaible, es un arquitecto neoyorkino y diseñador minimalista. Su casa en Ajijic ha sido reconocida en revistas internacionales como Architectural Digest, por ser un testimonio de su propia obra.

Schaible no oculta su molestia por la difusión de las malas noticas que circulan en torno a México. "Inseguridad hay en todos lados, Nueva York demostró que no era un sitio seguro después de los atentados terroristas del 11 de septiembre, pero no podemos vivir asustados por siempre, yo me siento completamente seguro, en mi nueva casa y no pienso volver a mi país".

Labor social

Algunos de los expatriados eran jóvenes cuando Estados Unidos estaba en guerra con Vietnam, y ahora rondan los 60 o 70 años, otros son hippies que predicaban y practicaban el amor a ritmo de Janis Joplin, The Beatles y Bob Dylan.

Aunque llegaron a Ajijic para pasar en paz el resto de su vida, participan de manera activa en los grupos de ayuda social dedicados a la niñez; artesanos mexicanos e incluso el bienestar de los animales de compañía.

A ellos se les  puede ver con cierta frecuencia, además de paseando por las calles de Ajijic, en el Lake Chapala Society, un centro social donde obtienen servicios médicos, de biblioteca, cine, trámites migratorios, áreas verdes y un café. Según su sitio web, cuentan con 3,700 miembros de más de 24 naciones. 

Los retirados además abrieron espacios para enseñar a los niños chapalenses algún oficio como carpintería, inglés, arte o computación.

La comunidad de retirados también ocupa su tiempo en actividades artísticas, organizando y actuando en obras de teatro, ofreciendo conciertos de música o atendiendo las galerías dispersas en el poblado.

Mantienen una relación cercana con la comunidad que los adoptó y es ahí donde, con base en sus testimonios, dicen sentirse en casa.

Es casi mediodía, el sol calienta la terraza donde un grupo de canadienses almuerza.

En el grupo, Robert Smith, exproductor cinematográfico, resume para CNNMéxico en unas cuantas palabras las razones para quedarse a vivir en este sitio.

El clima, es muy seguro,  está cerca de una ciudad magnífica como Guadalajara está cerca del aeropuerto y "es justo el mejor lugar para retirarse", concluye con una sonrisa.

Ahora ve