14 periodistas han desaparecido desde 2000, acusa Reporteros Sin Fronteras

En todos los casos, según la organización Reporteros Sin Fronteras, el gobierno mexicano registra escasos avances en sus investigaciones
Protesta de periodistas
Protesta de periodistas  Protesta de periodistas  (Foto: )
Carlos Rosas
Autor: Carlos Rosas | Otra fuente: CNNMéxico
CULIACÁN (CNNMéxico) -

Al menos 14 periodistas han desaparecido en México desde el 2000, de acuerdo con la organización civil a favor de la libertad de prensa Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Dos de esas desapariciones se han registrado este año, según RSF. La más reciente es la de Marco Antonio López Ortiz, jefe de información del periódico Novedades, que se distribuye en el sureño estado de Guerrero. El caso ya ha sido denunciado por la familia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

“Hay que decir que en el caso de los desaparecidos, en ninguno de los casos hay avances en las investigaciones, es decir, no sabemos dónde están los periodistas, no sabemos cuál fue el motivo por el que fueron desaparecidos y sus familiares siguen esperando que ellos regresen”, dijo a CNNMéxico Balbina Flores, corresponsal de RSF.

En una visita por el norteño estado de Sinaloa para presentar las conclusiones de las relatorías sobre libertad de prensa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Flores consideró preocupante que las autoridades mexicanas no sean eficaces en las indagatorias de agresiones contra periodistas.

“En total, nosotros tenemos registrados cerca de 80 periodistas asesinados en México, del año 2000 a la fecha  y 14 desaparecidos”, dijo Javier Hernández Valencia, representante de la ONU en México.

La cifra de comunicadores muertos es similar a la de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), autónoma del gobierno, según la cual del 2000 a la fecha han sido asesinados 74 periodistas, ocho de ellos en lo que va de 2011.

En los últimos siete años, cuatro periodistas han muerto en Sinaloa, una de las localidades más peligrosas para ejercer el periodismo, de acuerdo con la ONU. La entidad es considerada sede del cártel que lleva el nombre del estado, que dirige el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán.

En diciembre de 2004 fue asesinado en el municipio de Escuinapa el fotógrafo Gregorio Rodríguez, del periódico El Debate.

Tres años después, en septiembre de 2007, Óscar Rivera Inzunza, vocero del gobierno estatal y cercano colaborador del general de la Novena Zona Militar, Rolando Hidalgo Eddy, fue baleado a una calle del Palacio de Gobierno, en Culiacán.

A finales de 2009 desapareció José Luis Romero, reportero de radio de la fuente de seguridad pública en Los Mochis. El cuerpo fue hallado hasta enero de 2010.

El más reciente crimen es el de Humberto Millán Navarrete, ocurrido en agosto de este año. Todos los casos siguen impunes.

El aumento de las agresiones contra periodistas, según algunas organizaciones civiles, está relacionado con la ofensiva del gobierno federal contra la delincuencia organizada lanzada en diciembre de 2006. Los críticos de la estrategia oficial afirman que ésta ha contribuido al aumento de la violencia en el país.

Ahora ve
No te pierdas