México evita que Saadi Gadhafi entre ilegalmente a territorio nacional

El hijo del exlíder libio, Moammar Gadhafi, planeaba hacerse pasar como mexicano y residir en Nayarit
Saadi Gadhafi
Saadi Gadhafi  Saadi Gadhafi  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Las autoridades mexicanas descubrieron una red delictiva que ayudaría a que Saadi Gadhafi, hijo del exlíder libio Moammar Gadhafi, entrara junto con su familia de manera ilegal al país, informó Alejandra Sota, vocera de seguridad del gobierno federal.

El grupo delictivo tenía planeado alojar a Saadi Gadhafi en Bahía de Banderas en Nayarit, en el Pacífico mexicano, detalló el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

Los delitos que enfrentan los integrantes de esa organización son uso de documentación falsa, tráfico ilícito de personas y delincuencia organizada, dijo Sota.

A través de la Operación Huésped, los servicios de inteligencia nacionales descubrieron que Saadi Gadhafi y su familia iban a recibir documentos que los identificaban como mexicanos bajo los apellidos Bejar Sayed, informaron los funcionarios en conferencia de prensa.

"Las pesquisas permitieron tener conocimiento de que este ingreso se realizaría bajo los nombres de Daniel Bejar Hanan, Amira Sayed Nader, Moah Bejar Sayed y Sofia Bejar Sayed", dijeron.

La organización que los ayudaría a ingresar a México ya había adquirido algunos bienes en territorio nacional para alojarlos.

"Los amplios recursos económicos con los que contaba esta organización criminal le permitieron, además, fletar vuelos privados. Y de acuerdo con información recabada en nuestro país, los traslados aéreos los utilizaban los presuntos integrantes de la red delictiva; y se realizaban entre México, Estados Unidos, Canadá, Kosovo y diversos países del Medio Oriente, para coordinar la ruta y preparar la logística del traslado del señor Gadafi a nuestro país", dijo Poiré.

Los presuntos integrantes de esa red delictiva fueron detenidos entre el 10 y 11 de noviembre pasado y eran dos mexicanos, una canadiense y un danés.

Nick Kaufman, abogado de Saadi Gadhafi, dijo que habló con su cliente el miércoles.

"No hay absolutamente ninguna verdad en las declaraciones que indican que, desde que huyó de Libia, donde su vida estaba en grave peligro, Saadi Gadhafi ha tratado de burlar las medidas restrictivas impuestas por la comunidad internacional", declaró Kaufman a CNN.

Por su parte, el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, reafirmó su decisión de otorgar asilo a Saadi Gadhafi. El mandatario aseguró que puede quedarse y recibirá el trato que se merece cualquier otro libio refugiado.

El supuesto complot, sin embargo, pudo haberse dado mientras Saadi Gadafi todavía estaba en Libia, antes de huir a Níger, donde actualmente es asilado.

El anuncio de este miércoles del gobierno mexicano parecía estar estimulado por una investigación sobre el tema que fue publicada por el periódico canadiense National Post.

El diario habló con el presidente ejecutivo de una empresa de seguridad canadiense que señaló haber estado involucrado en el plan para que Saadi y su familia llegaran a México.

Gary Peters, director ejecutivo de la firma Can /Aust Security and Investigations International, dijo al periódico que el plan se llevaría a cabo con la aprobación del gobierno mexicano, que iba a proporcionar la documentación requerida.

Sin embargo, el anuncio de este miércoles del titular de Gobernación contradijo esa versión. 

El gobierno de Estados Unidos, en tanto, felicitó a México por impedir el ingreso ilegal de Gadhafi. En los meses anteriores, Estados Unidos fue uno de los países que encabezó la presión sobre el régimen libio.

"Aplaudimos a las autoridades mexicanas por su buen trabajo", dijo en conferencia de prensa el vocero del Departamento de Estado, Mark Toner. 

¿Quién es Saadi Gadhafi?

El hijo del exlíder libio fue comandante de unidades militares durante la represión libia. En marzo pasado, se le restringieron los viajes y fue sometido a las sanciones económicas aprobadas por las Naciones Unidas.

Fue un hombre de negocios prominente en Libia durante el régimen de su padre. Dirigió la Federación de Futbol del país y consiguió ser fichado por el equipo Perugia en Italia durante una temporada.

En agosto pasado, Saadi ofreció negociar con los rebeldes para poner fin a la revolución contra su padre, cuando las fuerzas leales a Gadhafi perdieron el control de Trípoli, la capital.

Los rebeldes libios confirmaron que en septiembre Saadi había escapado a Níger y que ese país se había negado a entregarlo para que fuera juzgado en Libia.

La Interpol ordenó finalmente el arresto de Saadi Gadhafi por enriquecimiento ilícito a través de la fuerza y la intimidación mientras dirigió la Federación de Futbol de su país.

Su padre, Moammar Gadhafi, gobernó Libia por 42 años y fue capturado y muerto en octubre pasado después de ocho meses de protestas.

Los enfrentamientos en Libia iniciaron días después de la caída del expresidente de Egipto, Hosni Mubarak, que inspiró a un grupo de libios a manifestarse contra el "régimen represor" de Gadhafi.

La OTAN inició una operación en el país en marzo pasado para proteger a los civiles, que culminó con la caída del exlíder libio.

Ahora ve