El tráfico de menores en Jalisco, una historia de 20 años

Carlos López, el abogado que la justicia de Jalisco busca por presunto tráfico de niños, fue encarcelado hace 20 años por este mismo delito
domicilio abogado tráfico de menores
domicilio abogado tráfico de menores  domicilio abogado tráfico de menores  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico

“Tenemos una destacada trayectoria en entregar niños sanos”, es parte de las credenciales con las que se presenta en un sitio de internet el abogado Carlos López Valenzuela, al ofrecer sus servicios a extranjeros para la adopción de niños mexicanos.

López Valenzuela es buscado por las autoridades de Jalisco por presuntamente ser parte de una red de tráfico de menores que dan en adopción a parejas de origen irlandés.

El abogado lleva a cabo esta práctica desde hace al menos dos décadas, según lo cuenta él mismo y por segunda ocasión es acusado de presunto tráfico de menores.

CNNMéxico ha tratado de contactarlo por más de tres semanas, sin embargo, no ha sido posible establecer comunicación con él.

En la página de internet adoption.com, donde López Valenzuela ofrece sus servicios, el abogado presume incluso que en los últimos 20 años ha participado en al menos 250 adopciones de parejas de Nueva York. CNNMéxico buscó a los administradores de adoption.com, pero no obtuvo respuesta de forma inmediata.

“Debido a nuestro compromiso con la atención prenatal, los niños adoptados a través de nuestros servicios, están en perfecto estado de salud, y por lo general mucho más saludables que los niños que se colocan a través de los orfanatos de Europa del Este, Asia o Guatemala”, refiere en uno de estos anuncios.

Asegura que los trámites de adopción están apegados a “las más rigurosas pruebas éticas, morales y legales, protegiendo los derechos de los involucrados”, madre biológica, padres adoptivos y menor.

El abogado se presenta como coordinador internacional de Adopciones López y López, y ofrece como dirección un domicilio en la colonia Providencia, en el poniente de Guadalajara

“Creemos que nuestros precios son altamente competitivos, estamos más cerca de Estados Unidos que el resto de los países”, dice.

Una larga trayectoria

En 1990, López Valenzuela fue remitido al Reclusorio Preventivo localizado en Puente Grande, Jalisco, junto con tres mujeres cuando intentaban pagar a dos madres por sus hijos que estaban a punto de nacer; dos décadas después el abogado es buscado por el mismo delito.

Con base en las investigaciones de las autoridades, el abogado utiliza el mismo modus operandi: contacta a mujeres que quieran dar a sus hijos en adopción a cambio de una ayuda económica y luego es el intermediario para ofrecer esos menores a parejas de extranjeros que quieren adoptar niños mexicanos.

Las adopciones internacionales sólo pueden llevarse a cabo a través de instituciones nacionales como el DIF (Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia) bajo los lineamientos que establece la Corte Internacional de La Haya, explicó a CNNMéxico, José León Valle, subprocurador de Representación Social de la Procuraduría Social de Jalisco.

A principios de este mes, el nombre del abogado resultó de nueva cuenta implicado en una investigación que sigue la fiscalía de Jalisco, en contra de una presunta red de tráfico de menores que daba niños en adopción ahora a parejas irlandesas; anterioreme se enfocada a familias radicadas en Nueva York.

Como resultado de esta nueva investigación, la procuraduría estatal arraigó a nueve presuntos responsables, mantienen a 10 niños bajo resguardo —cuatro de ellos con signos de abuso sexual—, y ha tomado la declaración de 15 ciudadanos irlandeses que habrían participado en esas adopciones.

Aunque los menores y las madres son originarios de Jalisco, el abogado concretaba los trámites de adopción en los estados vecinos de Aguascalientes y Colima, según ha dicho la fiscalía estatal.

En ambas entidades, las leyes de adopción señalan que sólo se requiere de la voluntad de la madre biológica y los padres receptores del menor para llevar a cabo el trámite ante un Juez quien validará la adopción, a diferencia de Jalisco, donde la legislación es más estricta del país, precisó León Valle.

La fiscalía estatal ha dicho que “varios menores” ya fueron sacados del país, pero no precisó cuántos.

Mientras es buscado por la autoridad, López Valenzuela tramitó el pasado 11 de enero un amparo bajo el número de expediente 29/2012.

La solicitud la interpuso ante el Juzgado Quinto en Material Penal, para protegerse de una orden de arraigo, aprehensión o presentación que pudiera girar en su contra el procurador de Jalisco, Tomás Coronado Olmos.

La procuraduría informó que como resultado de esos cateos encontró actas de nacimiento, recibos de pagos y expedientes de algunos menores.

Antecedentes penales

Hace casi 22 años, elementos de Seguridad Pública detuvieron en el Hospital Civil de Guadalajara a López Valenzuela y tres mujeres cuando intentaban entregar dinero a un par de madres a punto de dar a luz, a cambio de sus hijos, concluye la investigación de la época y que fue consignada en ese tiempo por diarios de la localidad.

Los detenidos fueron acusados de tráfico de menores, quedaron a disposición del Juez Décimo de lo Criminal y remitidos, posteriormente, al Reclusorio Preventivo localizado en Puente Grande, Jalisco.

El Código Penal de la época señalaba una sanción de dos a ocho años de prisión, aunque también contemplaba fianza.

En ese tiempo, la detención de los acusados se logró por la denuncia de una trabajadora social del Hospital Civil -una institución pública que atiende a la población de escasos recursos en el occidente de México-, a quien le resultó sospechosa la actuación del abogado, una enfermera y un par de mujeres a quienes había visto en varias ocasiones ofreciendo dinero a mujeres a punto de dar a luz y sustrayendo a los menores.

Al momento de su detención, López Valenzuela dijo a la autoridad pertenecer a la Asociación de Padres Adoptivos de Nueva York y dedicarse al trámite de adopciones al menos 10 años atrás, en los que “ayudaba” en la entrega de al menos siete niños por año.

Pese a haber sido procesado por el delito de tráfico de menores hace 21 años, López Valenzuela no abandonó esta actividad y actualmente es buscado por la fiscalía estatal por el mismo delito.

Ahora ve
No te pierdas