El Senado pide protección de derechos humanos del exgobernador de Chiapas

Los senadores solicitan a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que vigile los derechos del exgobernador encarcelado Pablo Salazar
Senado
Senado  Senado  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Ángeles Mariscal | Otra fuente: CNNMéxico

El Senado de la República pidió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) iniciar una queja de oficio con el objeto de que se preserven los derechos humanos del exgobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, actualmente sujeto a diversos procesos penales.

“No decimos que Salazar Mendiguchía es inocente o culpable, pedimos que se respeten sus derechos”, dijo el senador de Quintana Roo, José García Zalvidea.

“Desde su detención, el ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar, se declaró un preso político de la actual administración, por lo que invocó la protección de la CNDH para que en su caso, a efecto de que se respetara el debido proceso en los tribunales y sus derechos humanos al interior del penal, tanto para él y su familia”, dice el pronunciamiento que se hizo a iniciativa del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El Senado también exhortó al gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, para que gire sus instrucciones a las autoridades competentes, con el objeto de que se garanticen plenamente los derechos humanos de exgobernador de la entidad.

“El caso de Pablo Salazar no es aislado. En Chiapas se ha construido un clima de hostigamiento y persecución de autoridades locales en contra de adversarios, críticos u opositores. Por citar algunos ejemplos, el acoso de Walter León Montoya, Horacio Cuelbro Borrayas, Ansberto Arafat Nájera Pérez, Héctor Bautista Flores, Caralampio Gómez Hernández o Socorro del Carmen Domínguez Aguilar, ilustran el uso indebido en la procuración y administración de la justicia local”, sostiene el pronunciamiento difundido por el Senado.

En el acuerdo, este órgano afirma que en diversos casos recientes hay una “desmedida judicialización de la vida política (…) la justicia se vuelve parcial y fácilmente se conculcan los derechos fundamentales en aras de legitimar y responder a  los intereses políticos en turno”.

En el documento, sostienen que activar facciosamente las instancias de justicia para intimidar, reprimir, anular o encarcelar a los adversarios, atendiendo motivaciones políticas, es una acción que socava el sistema democrático, desacredita a las instituciones y vulnera los principios que inspiran al Estado de Derecho.

Destacan que a lo largo del proceso, Pablo Salazar ha denunciado diversas violaciones relacionadas a los principios de presunción de inocencia y debido proceso, así como un persistente acoso institucional por parte de autoridades chiapanecas.

Los senadores también pidieron a la CNDH un informe de los avances en la investigación sobre bebés muertos en un hospital de Comitán en Chiapas, hechos ocurridos entre finales de 2002 y principio de 2003, por los que se le imputa a Salazar Mendiguchía el delito de homicidio doloso, en cuatro de los siete procesos penales que se le siguen.

Ahora ve