El IFE comienza la selección de un millón de funcionarios de casilla

El instituto seleccionó, al azar, al 10% de los electores que entrarán a un proceso de capacitación para elegir a quienes contarán los votos
como se eligen los funcionarios de casilla
como se eligen los funcionarios de casilla  como se eligen los funcionarios de casilla  (Foto: )
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El Instituto Federal Electoral (IFE) comenzó el proceso para seleccionar, de forma aleatoria, a más de un millón de mexicanos que serán funcionarios de casilla en las elecciones federales del 1 de julio, en las que se renovarán la Presidencia y el Congreso.

Los funcionarios de casilla son los encargados de recibir a los votantes de cada sección, resguardan las urnas, cuentan los votos y, al final de la jornada, entregan las actas de cómputo. Su labor es voluntaria, por lo que no reciben un pago, sino un "apoyo económico" para transporte y alimentación.

Este martes, las 300 juntas distritales del IFE (una por cada distrito electoral en que se divide el país) realizaron la insaculación —elección al azar— del 10% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores que colaborarán en la elección.

Hasta el 15 de enero la lista nominal era de 77 millones 166,075 personas, informó la institución en un comunicado.

Para la insaculación se usó como criterio que los elegidos sean personas nacidas en los meses de diciembre o enero y cuyo apellido paterno inicie con la letra S. Ambas categorías fueron escogidas por sorteo a inicios de este año.

Según el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), ese método aleatorio busca garantizar que haya imparcialidad en la selección de los funcionarios de casilla.

El mecanismo se estableció con la reforma electoral de 1990, con la que también se creó el IFE como una institución pública autónoma. Hasta entonces, el propio gobierno era el responsable de organizar los comicios, lo que generaba dudas entre la oposición sobre la credibilidad de la votación.

Los ciudadanos insaculados de la lista nominal —alrededor de ocho millones— serán notificados en las semanas siguientes de que fueron elegidos y entrarán a una etapa de capacitación, que abarcará hasta el 30 de abril.

El personal del IFE que realizará esa tarea suma 34,000 capacitadores, informó el viernes el pasado consejero presidente del instituto, Leonardo Valdés Zurita, durante la sesión del Consejo General del instituto.

"Se visitarán ocho millones de hogares en unas cuantas semanas", dijo Valdés Zurita. "El objetivo es que quienes reciban, cuenten y registren los votos tengan los conocimientos necesarios para cumplir sus tareas".

Una vez que concluya la etapa de capacitación, las juntas distritales elaborarán un listado con los ciudadanos que no tengan impedimentos para ser funcionarios de casilla y sean más aptos. Según el Cofipe, para ello se tomará como criterio el grado de escolaridad.

Entonces, el IFE hará una nueva insaculación y quienes resulten seleccionados se encargarán de las 145,000 casillas que serán instaladas el día de la votación. La jornada electoral comprende de las 8:00 a las 18:00 horas. Pero la labor de los funcionarios implica más tiempo para la instalación de las casillas y el conteo de las boletas.

Por cada casilla deberá haber siete personas: un presidente, un secretario, dos escrutadores y tres suplentes generales. Eso significa que en total habrá un millón 15,000 funcionarios.

La semana pasada, en la sesión del Consejo General, el consejero Alfredo Figueroa, admitió que el IFE tiene el reto de conseguir que los ciudadanos participen en la organización de los comicios. 

"El trabajo que realiza el instituto en materia de capacitación electoral es, en primer lugar, un trabajo de persuasión, de convencimiento para que acepten participar", dijo Figueroa.

"En México, la única manera en que podemos llevar a cabo elecciones es merced a la participación de las y los ciudadanos, quienes son la autoridad en la mesa directiva de casilla y a quienes el IFE debe proporcionarles los elementos suficientes que les permitan fungir como tal", agregó.

A nivel federal, el 1 de julio se elegirá al próximo presidente, a 500 diputados (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional) y a 128 senadores (96 de mayor y 32 plurinominales). También habrá elecciones locales en 15 entidades federativas.

Consejeros electorales consultados en enero dijeron que el primer desafío del IFE este año es organizar comicios "impecables", a fin de recuperar la confianza de la ciudadanía, mermada tras el reñido proceso electoral de 2006.

Ahora ve
No te pierdas