Un hombre y una menor, víctimas colaterales de la violencia en Jalisco

La procuraduría del estado confirmó que hay una víctima inocente e investiga si la muerte de una niña se deriva de los bloqueos del viernes
pésame en autobús
pésame en autobús  pésame en autobús
| Otra fuente: CNNMéxico

Camiones del transporte público en Guadalajara circulan desde el fin de semana con la leyenda: "Descanse en paz compañero Moy", mientras crespones negros cuelgan en el frente de las unidades.

El chofer Moisés Corona López, de 49 años de edad, murió este viernes cuando presuntos delincuentes detuvieron la unidad que conducía para prenderle fuego, en represalia por la detención, a manos del Ejército, de Erick Valencia El 85, líder del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Magdalena Amezcua, esposa del chofer, observó la escena desde la esquina contraria a donde los presuntos delincuentes detuvieron el camión para después rociarlo de gasolina y prenderle fuego.

“No alcanzó a salirse, él no pudo salvarse, no alcanzó a bajarse, quedó colgando en la puerta trasera”, narró ante algunos medios locales, la esposa de la víctima.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), informó el sábado pasado a CNNMéxico, que Corona López murió a consecuencia de las quemaduras que sufrió en el 80% de su cuerpo.

La de Corona fue una de las 26 unidades que presuntos integrantes del CJNG incendiaron en varios puntos de la zona metropolitana y algunos municipios foráneos, tras la detención del líder de este cártel, confirmó este lunes en conferencia de prensa, el procurador de Jalisco, Tomás Coronado Olmos.

“Hay una (persona) que es el chofer del transporte y que es una víctima de estos hechos, por lo tanto se ejercerá acción penal contra ellos (presuntos delincuentes)”, agregó el fiscal del estado.

En la base de la línea Turquesa, a la que pertenecía el chofer muerto, también hay crespones negros, sus compañeros lo recuerdan como alguien responsable, trabajador y buen amigo.

“Estamos de luto por nuestro compañero que falleció, fue algo que le hicieron sin piedad, no pudo salir de la unidad, se prendió muy pronto… él era una persona tranquila, como para el daño que le hicieron, era amable, dedicado a su trabajo a su familia”, dijo a CNNMéxico, Jesús Ramírez, chofer compañero de Corona.

En otro punto de la ciudad, en la colonia del Fresno, al sur de la capital jalisciense, una familia está de duelo por la muerte de una menor de siete años.

Alexa Marlene Gómez Mendoza estaba afuera de la casa de sus abuelos esperando —como cada tarde— que su madre pasara por ella después de su jornada laboral, cuando algunos impactos de bala la hirieron, provocando después su muerte mientras era trasladada al hospital.

Los hechos ocurrieron cerca de las tres de la tarde, minutos después de que un grupo de presuntos delincuentes incendiaron otra unidad de transporte a unas calles del domicilio de la menor.

El gobierno del estado, emitió un comunicado el sábado pasado en el que aseguraba que la niña habría muerto en un enfrentamiento entre particulares y no en hechos vinculados a la detención de El 85.

La muerte de la menor “está asociada a una riña entre particulares que se agredían entre sí con armas de fuego mientras iban circulado en automóviles y una de las balas alcanzó a la menor”, se lee en el comunicado.

Este lunes, sin embargo, el procurador estatal, advirtió que las investigaciones en torno a la muerte de la menor siguen su curso, por lo que no puede descartarse ni afirmarse que la niña murió a consecuencia de los disturbios del viernes.

Roberto Mendoza, abuelo de la menor y un par de vecinos testigos de los hechos —que pidieron guardar su identidad— dijeron a CNNMéxico, que minutos antes del asesinato de la niña y minutos después, personas a bordo de un auto compacto con armas largas advirtieron a la gente que entrara a sus casas “porque la cosa se iba a poner fea”.

“Si fuera un pleito entre particulares como dicen las autoridades, no hubieran avisado”, dijo uno de los vecinos que el viernes pasado estaba afuera de su casa cuando personas armadas desde un auto lanzaron la advertencia.

El abuelo de la niña informó que su nieta resultó herida afuera de su domicilio, con ayuda de un vecino taxista la llevaron a la Cruz Verde, de donde fue trasladada al Hospital Civil para una mejor atención, pero murió en el trayecto.

“Todo parece indicar que los que mataron a mi nieta, son los mismos que incendiaron un camión a unas calles de aquí, independientemente de cómo haya sido, nadie nos devolverá a la pequeña”, dijo el abuelo de la menor.

Coronado Olmos confirmó el deceso de otro presunto delincuente de 35 años de edad, que murió por impactos de bala en uno de los enfrentamientos con policías de Zapopan.

Ahora ve
No te pierdas