Florence Cassez permanece en la cárcel hasta nuevo análisis en la Corte

Tres ministros se pronunciaron en contra de su liberación inmediata, pero coinciden en que hubo violación de sus garantías
primera sala SCJN
primera sala SCJN  primera sala SCJN  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Florence Cassez seguirá cumpliendo la condena de 60 años de cárcel hasta que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) vuelva a debatir sobre su caso, ahora con base en un proyecto de resolución que estará a cargo de la ministra Olga Sánchez Cordero.

Este miércoles, tres de los cinco ministros de la Primera Sala se manifestaron en contra de la liberación de la francesa que fue sentenciada por los delitos de secuestro, delincuencia organizada y posesión ilegal de armas.

Si bien el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia fue el único que se pronunció en contra de que la SCJN decidiera sobre el caso Cassez, sólo dos ministros estuvieron a favor de su liberación. Los otros dos reconocieron violaciones a los derechos constitucionales, pero rechazaron que como consecuencia se debiera de otorgar la libertad a la imputada.

Zaldívar fue el encargado de elaborar el primer proyecto en el que proponía la liberación inmediata de la francesa. Únicamente la ministra Sánchez Cordero estuvo de acuerdo con la anulación de las sentencias contra Cassez, al argumentar que la violación al derecho de la notificación y asistencia consular era suficiente para liberarla.

“No se trata de absolver por duda razonable, sino más bien precisamente porque el proceso no tiene las condiciones para llevarse a cabo ni dictarse sentencia, no sólo en cuanto a aspectos formales, sino también en cuanto a aspectos sustantivos, esto es, por lo que hace al respeto a los derechos fundamentales”, explicó Sánchez Cordero.

En el caso del ministro José Ramón Cossío, si bien su voto fue a favor del proyecto de Zaldívar, dijo que no estaba de acuerdo con la liberación de la francesa, al considerar que las violaciones a los derechos fundamentales de Cassez no debían de invalidar la totalidad del proceso penal.

“En cuanto al fondo del asunto estoy de acuerdo con la concesión del amparo, pero no para la inmediata y absoluta libertad de la quejosa, ya que considero que el amparo debe concederse por razones y para efectos distintos a los que se nos está proponiendo”, explicó Cossío.

Un argumento similar tuvo el ministro Jorge Pardo Rebolledo. Su voto en contra del proyecto fue fundado en que no creía que las violaciones tuvieran que anular el proceso completo.

El nuevo proyecto que ahora estará a cargo de la ministra Sánchez Cordero no tiene un plazo establecido para ser presentado, por lo que, hasta que sea publicado, la francesa continuará en prisión.

Tras la publicación del proyecto del ministro Zaldívar y antes de que el documento se discutiera en la Primera Sala, el caso generó expectativas, tanto en México como en Francia.

Mientras en México se generó un debate entre lo que estaban a favor del respeto al debido proceso de la inculpada y los que aludían a los derechos de las víctimas del secuestro, los medios franceses criticaron al gobierno mexicano y a la iglesia católica por no haber intervenido más activamente.

En la sesión de este miércoles, la Primera Sala permitió la entrada tanto a la defensa de Cassez y al personal de la embajada francesa, como a Isabel Miranda de Wallace, precandidata del Partido Acción Nacional (PAN) por la jefatura de gobierno del Distrito Federal y activista, que ha fungido como vocera de las presuntas víctimas de Cassez.

Reconocen violaciones graves a los derechos fundamentales

Durante el debate de este miércoles, cuatro de los cinco ministros de la Primera Sala de la SCJN reconocieron que hubo violaciones graves al proceso y a los derechos fundamentales de Florence Cassez.

Al presentar sus argumentos los ministros Sánchez Cordero, Cossío Díaz y Pardo Rebolledo coincidieron con Zaldívar en el sentido de que Cassez fue víctima de violaciones a sus derechos como la puesta a disposición del Ministerio Público, sin demora, y al derecho a la asistencia y notificación consular.

“Tenemos una mayoría de votos porque hubo violaciones constitucionales, sin embargo, en cuanto a los efectos (la liberación inmediata) el proyecto no alcanza la mayoría necesaria”, dijo Zaldívar tras la votación.

Ahora ve