México y Cuba se reacercan tras la visita del presidente Calderón

La visita del presidente mexicano a la isla subsanó las diferencias que habían distanciado a los países, coincidieron analistas
calderon_cuba_reunion
calderon_cuba_reunion  calderon_cuba_reunion  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La visita del presidente Felipe Calderón a Cuba representa el inicio de una nueva etapa en la relación bilateral que había sufrido un enfriamiento durante el sexenio pasado, consideró el exembajador en la isla, Ricardo Pascoe.

Esta fue la primera visita de un mandatario mexicano a Cuba en una década, tras episodios de roces diplomáticos que se presentaron con el presidente Vicente Fox.

Uno de los más recordados ocurrió en marzo del 2002, cuando el expresidente de Cuba, Fidel Castro, abandonó la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo que se realizaba en Monterrey, Nuevo León. En aquella ocasión señaló: "Debido a una situación especial creada por mi participación, me veo obligado a regresar de inmediato a mi país".

Castro denunció que Estados Unidos presionó a México para forzar su retirada y publicó una conversación telefónica que sostuvo con Fox, en el que éste pedía al cubano permanecer por poco tiempo en la cumbre para evitar confrontaciones con el mandatario estadounidense, George W. Bush. “Comes y te vas”, dijo Fox a Castro.

En el 2010, el actual presidente cubano, Raúl Castro, visitó México durante la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, en Playa del Carmen, Quintana Roo, pero no se había dado una visita de Estado de un presidente mexicano.

Con el actual gobierno, funcionarios de ambos países comenzaron a acercarse, pero los progresos se frenaron por incidentes como la decisión de Cuba en el 2009 de cerrar temporalmente los vuelos desde y hacia México a raíz del brote de la pandemia de la gripe H1N1.

Pascoe consideró que el tema energético fue lo que motivó al gobierno mexicano a redefinir la relación con la isla, con miras a recuperar la importancia política que tuvo México durante los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que duró 71 años en el poder.

"Creo que los energéticos están cambiando y redefiniendo la relación entre México y Cuba", dijo en entrevista con CNNMéxico.

Explicó que tras la firma de un acuerdo energético entre Estados Unidos y México en el Golfo de México, Cuba no fue tomada en cuenta a pesar de ser un país limítrofe.

"México se convierte de esta manera en el nuevo interlocutor entre la Habana y Washington, pero ahora en torno al tema energético, y esto le da a México un nuevo rol, una nueva definición vis a vis la isla y creo que esto es algo que México ha estado buscando, una nueva definición, el nuevo rol que tendría que jugar y lo ha logrado en esta visita”, agregó.

El exembajador consideró que México podría estar buscando sustituir lentamente a Venezuela en cuanto a su importancia política y energética en Cuba.

A pesar de esto, Adolfo Laborde Carranco, analista internacional del Tecnológico de Monterrey (Tec), señaló que el acuerdo energético no tiene posibilidad alguna de prosperar.

En acuerdos energéticos con otros países “la legislación mexicana es muy rígida en la materia, por lo que veo difícil que se pueda llevar a cabo este acuerdo”, sostuvo.

En términos generales, los analistas consideraron la visita de Calderón como positiva pero tardía.

"Es una visita atinada, pero me parece que para fines prácticos es tardía, hay que recordar que le queda muy poco tiempo al presidente Calderón para poder ejecutar todo lo que genere alrededor de este año electoral", dijo Laborde Carranco.

Sobre la reunión que no se dio entre el expresidente cubano Fidel Castro y Calderón, Laborde Carranco recordó que el exmandatario cubano no se reuniría con el gobernante mexicano porque "existen resentimientos muy fuertes con los gobiernos panistas".

Respecto al tema de los derechos humanos, el analista político, Arturo López Levy, dijo que si bien Calderón no tuvo contacto con los disidentes al régimen cubano, logró mantener el tema en la agenda del viaje a través de su encuentro con la iglesia católica de la isla.

"Un encuentro con la disidencia como sucedió en el caso de la visita del presidente Fox a Cuba crearía ciertos conflictos con la Habana, lo cual es importante que México valore desde una perspectiva de costo – beneficio", indicó en entrevista con CNN.

Con información de José Luis Rivas y Hanako Taniguchi

Ahora ve