Madre de joven asesinado pide a Vázquez Mota "que mi lucha sea tu lucha"

Gabriela Cadena, mamá de uno de los jóvenes asesinado con Juan Francisco Sicilia, ayuda a la candidata del PAN "por amor" a su hijo
josefina vazquez mota pan cuernavaca
josefina vazquez mota pan cuernavaca  josefina vazquez mota pan cuernavaca  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

Solamente alguien que ha sufrido los “horrores” por la muerte violenta de un hijo a manos de criminales, es capaz de dar “atención digna para las víctimas” de la violencia en México, dice Gabriela Cadena frente a miles de personas reunidas en la ciudad de Cuernavaca, en el centro del país, para apoyar a Josefina Vázquez Mota y gritarle “¡presidenta!”.

La mujer toma la palabra minutos antes que la candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN). Cuando llega el turno de Vázquez Mota, ésta agradece a Gabriela que haga del “dolor de la pérdida de tu hijo, amor por México” y ser parte de su campaña estando cerca de víctimas como ella.

En entrevista, Gabriela asegura que ayudará a Josefina “por amor” a su hijo, aunque no detalla en qué consisten sus actividades dentro de la campaña.

Josefina Vázquez Mota aprovecha la presencia de Gaby, como suele llamarla en cada intervención, para prometer que como Presidenta de México, no dará tregua a criminales y que trabajará para que “no haya ni una víctima más en ninguna familia mexicana. Que no haya un sufrimiento más en ninguna familia mexicana”, como el que su ahora amiga y su esposo Máximo vivieron ese 28 de marzo de 2011.

“Ese dolor que Gaby tiene en su corazón, ha decidido convertirlo en fuerza y en trabajo para que no volvamos a tener una víctima más del crimen organizado”, dice la candidata panista mientras reitera que su estrategia de seguridad contará con una policía nacional que “defienda a las familias mexicanas”.

“Yo creo en Josefina, más allá de decir (que) apoyo al PAN”, explicó terminado el evento  la madre de Jaime Gabriel Alejo Cadena, asesinado junto con Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia, y otras cinco personas, por ordenes del líder de una célula del cártel del Pacífico Sur en Cuernavaca, capital del estado de Morelos.

En gira por la entidad donde el hijo de Gabriela fue asesinado, Vázquez Mota dijo que no quería un país que viviera con miedo. “quiero que regrese la seguridad y también la paz. Yo sí voy a proteger a sus familias (…) no me resigno a vivir en un México que no debe resignarse a decir, 'que bueno que te levantaron y que te soltaron y que nada te pasó, qué bueno que pudiste volver a tu casa, qué bueno que te extorsionan una vez al mes y no todos los días'”.

“Josefina es la única que nos está apoyando (a las víctimas)”, dice Gabriela y cuenta que el día que conoció a la candidata y le pidió un abrazo, en julio pasado, fue sincero. “Ahí le dije: que mi lucha sea tu lucha”.

Gabriela y Josefina se “hicieron amigas” después de una reunión entre miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad con senadores y diputados federales, cuando la panista era coordinadora de la bancada de su partido en la Cámara Baja.

Ya como candidata presidencial, Vázquez Mota invitó a Gabriela a llevar su experiencia y “su dolor” a su campaña para atender a las víctimas de la violencia.

“Josefina pensó que solamente alguien que ha experimentado, vivido, sufrido los horrores que se viven no sólo por la muerte de un hijo sino por la muerte en extremo violenta y de un doloroso, frustrante y humillante proceso (…) qué mejor que una víctima para atender esas necesidades que todos por derecho merecemos”.

Frente a las personas reunidas en Cuernavaca, Gabriela aclara que no representa al Movimiento de Javier Sicilia, pero dice que sí consultó con él el unirse al equipo de la panista y que el poeta le dijo que estaba bien.

“Yo quiero mucho, tanto a Javier como a Josefina y más allá de las diferencias partidistas e ideológicas, existe un gran cariño y una amistad. Javier y yo estamos hermanados por el dolor”.

“Yo apoyo a Josefina, estoy con Josefina, ella es una gran mujer con una gran calidad humana, valores, sentimientos, es íntegra, sencilla y honesta”, concluye el primer discurso que ofrece desde que se incorporó a la campaña, el pasado 9 de abril.

La exsecretaria de Estado, al referirse al crimen organizado, dijo que se enfrentará a quiénes “han lastimado aquello que más amamos. No me voy a rendir, tengo valor, tengo el coraje y tengo el amor por México”.

Gabriela dice que luchará por una agenda en donde las víctimas reciban atención integral, un trato digno, ético, comprensivo, compasivo y sobre todo, “un trato humano”.

“Que seamos tratados como personas”, dice y suspira mientras detiene por unos segundos el paso.

Los presuntos responsables del asesinato de Jaime Gabriel están detenidos, aunque el 28 de marzo pasado, al cumplirse un año del crimen, Javier Sicilia y otros integrantes del Movimiento por la Paz denunciaron que todavía no hay sentencias.

Gabriela dice que participar en la campaña de Vázquez Mota es una “oportunidad, una puerta al diálogo” para que las víctimas tengan “atención digna, un buen acompañamiento”.

Josefina Vázquez Mota se ha pronunciado por continuar la estrategia de seguridad iniciada por Felipe Calderón en diciembre de 2006, pero aclara que debe hacerse de una manera “diferente”, trabajando en educación y recuperación del tejido social, porque “un niño que toca un instrumento musical, nunca toma un arma”.

Pese a que las encuestas la colocan en segundo lugar, por debajo del aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, la candidata del PAN dijo tener “la absoluta fe y convicción de la victoria”, y pidió a los ciudadanos no desanimarse en esta contienda electoral y trabajar para que ella llegue a la Presidencia de mano de los ciudadanos que, como ‘Gaby’, han decidido acompañarla.

“Quiero que las demás víctimas -aunque espero que no haya más-, no reciban el trato que yo recibí. Por eso estoy haciendo esto, quiero que sea una ayuda íntegra y un buen acompañamiento”, dice Gabriela a CNNMéxico mientras un elemento del Estado Mayor Presidencial le pide que apresure el paso para alcanzar a la candidata.

Ahora ve