Peña Nieto, el candidato que quiere encabezar el regreso del PRI al poder

El candidato puntero en las encuestas responderá a las 8PM a preguntas de ciudadanos y usuarios de redes sociales de CNNMéxico
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La campaña presidencial de Enrique Peña Nieto gira en torno de un mensaje: los problemas de México se agravaron tras 12 años de gobiernos "ineficaces" del Partido Acción Nacional (PAN).

El candidato asegura que él y su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó al país 71 años, tienen "capacidad acreditada" para revertir esa situación. Sus oponentes, por el contrario, afirman que el regreso del PRI sería "el retorno del autoritarismo".

Puntero en las encuestas de preferencia electoral —con entre el 42% y el 54% de la intención de voto, según distintas mediciones—, Peña Nieto busca que el PRI recupere el poder que perdió en 2000. 

"Hoy nuestro país está inconforme. Hay insatisfacción y descontento por cómo están las cosas. México está muy claro en lo que quiere y está cierto que ya no quiere más de lo mismo; quiere pasar de esta etapa sombría y de oscuridad a una nueva etapa de luz y esperanza", dijo en los primeros minutos del 30 de marzo, durante el arranque de su campaña en Guadalajara, Jalisco. 

Un mes después, el abanderado priista mantiene una ventaja de al menos 10 puntos con relación a sus rivales. Este viernes aseguró que esas cifras reflejan que la mayoría de los mexicanos desea su triunfo, aunque admitió que "hay que ganar con votos, no con encuestas"

La noche de este lunes, Peña Nieto participará en el Foro CNN. Es el tercer aspirante presidencial que asiste a estos encuentros, un ejercicio periodístico inédito en México organizado por CNN en Español y CNNMéxico.

Las raíces del candidato

Con 45 años, Peña Nieto es el candidato presidencial más joven en esta contienda. Abogado de profesión y casado en segundas nupcias con la actriz Angélica Rivera, milita en el PRI desde 1984 y desarrolló su carrera política en el Estado de México, que gobernó de 2005 a 2011.

Desde ese puesto alcanzó reconocimiento nacional al tener a su cargo la entidad más poblada del país —con más de 15 millones de habitantes—, además de recibir amplia cobertura mediática en sus actividades. 

Algunos analistas creen que otra condición que lo ayudó a posicionar su imagen es su buena apariencia física.

Entre otras cosas, sus rivales lo acusan de ser el candidato favorito de las televisoras. También lo consideran un político carente de ideas propias, un señalamiento que cobró fuerza luego de que, durante su participación en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, en diciembre, no pudo enlistar tres obras que hayan marcado su vida y confundió los nombres de algunos autores, o de que usara teleprompter en su toma de protesta como candidato.

Peña Nieto quedó como único aspirante presidencial del PRI a finales de 2011, después de que el senador Manlio Fabio Beltrones declinara a la contienda por la candidatura priista. Desde entonces, el exgobernador ha recibido el respaldo de todos los sectores del PRI. 

Hace siete años, durante su campaña por el gobierno mexiquense, utilizó como estrategia la firma de compromisos y el lema "Te lo firmo y te lo cumplo".

En estos comicios, su equipo decidió retomar esa práctica político-electoral, aunque ya se ha topado con intentos por contrarrestarla. Por ejemplo, el PAN inició recientemente una "campaña de contraste" contra Peña Nieto, en la que asegura que el priista incumplió los compromisos de su mandato.

Nuevos compromisos

El priista dice tener cinco grandes metas para México en caso de ganar la Presidencia de la República tras las elecciones del 1 de julio, en las que podrán votar 79.5 millones de electores. 

Afirma que su primer compromiso es enfrentar a la delincuencia y "recuperar la paz" para los ciudadanos, para lo que plantea un cambio a la actual estrategia de lucha contra el crimen, fortalecer a las policías y enfocarlas a disminuir la incidencia de delitos violentos como homicidios, secuestros y extorsiones. 

La segunda meta de Peña Nieto es combatir la pobreza y la desigualdad, mientras la tercera es ampliar la cobertura educativa y mejorar su calidad. En cuarto lugar ha prometido incrementar el crecimiento económico al 6% anual —cuando en 2011 fue del 3.9%—, con medidas como una reforma fiscal "integral" y utilizar a Petróleos Mexicanos (Pemex) como "palanca de desarrollo". Para ello, propone permitir la inversión privada en la paraestatal sin que ésta deje de pertenecer al Estado.

Su quinto compromiso es dar un giro a la política exterior de México para que el país recupere liderazgo en el mundo, aunque hasta ahora el candidato no ha dado más detalles de esa propuesta.

En los primeros 26 días de campaña, Peña Nieto también hizo 35 promesas concretas: 14 de carácter nacional y 21 del ámbito estatal. Entre las primeras está crear una comisión nacional anticorrupción y proponer la eliminación de 100 diputados para lograr un "gobierno eficaz". Entre las locales, mantener a la Marina en Veracruz, aumentar el número de policías y militares en Nuevo León, así como "devolver" el Tianguis Turístico a Acapulco, Guerrero.

"Campaña de propuestas"

Desde el inicio de la contienda, Peña Nieto afirmó que su campaña será "de propuestas" y evitará caer en las "provocaciones" de sus rivales.

"Nuestros adversarios ya lo están haciendo, de recurrir a combatir con descalificaciones y señalamientos a esta campaña que representa mi partido, los candidatos a diputados y senadores y un servidor como candidato a la presidencia", dijo el priista el 14 de abril.

El PAN sostiene que el mexiquense ya rebasó el tope de gastos de campaña —336 millones de pesos por aspirante presidencial—, una acusación a la que se sumaron los partidos de izquierda.

El exgobernador y su equipo han dicho que esos señalamientos de los otros partidos "generan encono y división entre la sociedad" y que forman parte de una estrategia para justificar su posible derrota. 

Apoyado por políticos controvertidos —exgobernadores y dirigentes sindicales—, Peña Nieto enfrentó la semana pasada, durante un foro con académicos, cuestionamientos sobre presuntos casos de corrupción en el PRI y qué medidas planea tomar para combatirlos. En respuesta, admitió que los "errores personales" de algunos militantes "han manchado" la trayectoria del priismo, aunque defendió al partido.

"El PRI ha sido señalado más, en su larga historia, por sus errores y desaciertos que por sus logros y la contribución que hizo al desarrollo de México", dijo.

A finales de 2011, ya como aspirante presidencial único, Peña Nieto enfrentó cuestionamientos por la presunta responsabilidad del entonces dirigente del PRI, Humberto Moreira, en la falsificación de documentos para contratar créditos bancarios en la administración pública de Coahuila cuando él era gobernador. El mexiquense respaldó a Moreira, pero aseguró que debía esclarecer la situación.

Moreira decidió renunciar a la dirigencia del PRI, según dijo, para evitar que la "campaña" en su contra afectara al partido. Fue sustituido en el cargo por el senador Pedro Joaquín Coldwell y, desde entonces, no suele aparecer en actos públicos.

De vestimenta siempre cuidada, gestos calculados y declaraciones mesuradas, a pesar de las críticas en su contra, Peña Nieto asegura pertenecer a "la generación que quiere contribuir a la grandeza de México" y ser "un hombre que sabe cumplir y ofrecer resultados". 

Te invitamos a seguir la cobertura de los Foros CNN en vivo por CNN en Español y CNNMéxico.com. En redes sociales a través de Facebook Twitter con el hashtag #ForoCNN.

También puedes consultar la participación de los abanderados de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, y del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, en el Foro CNN. El miércoles 2 de mayo tocará el turno de la panista Josefina Vázquez Mota.

Ahora ve