Escoltas y colaboradores cercanos 'arropan' a Peña Nieto en el Foro CNN

El equipo del candidato del PRI montó un fuerte dispositivo de seguridad para el encuentro, donde lo acompañó de cerca su jefe de prensa
foro cnn epn
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La participación de Enrique Peña Nieto en el Foro CNN de este lunes fue similar a sus otros actos públicos: transcurrió en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, el candidato presidencial siempre tuvo cerca a sus colaboradores y buscó ganarse a la audiencia. 

Los escoltas del aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) llegaron a Grupo Expansión antes del encuentro, para inspeccionar el lugar y planear el arribo del abanderado. También se adelantó su equipo de prensa, con el fin de revisar que los detalles técnicos funcionaran adecuadamente para la conferencia que ofrecería a medios extranjeros al final del evento. 

El candidato llegó en una camioneta 40 minutos antes de que iniciara el programa. Desde que descendió del vehículo hasta que entró al estudio, fue acompañado por su jefe de comunicación social, David López, quien fue vocero del gobierno estatal en su mandato en el Estado de México (2005-2011). 

Mientras el exgobernador se dirigía al set, otros escoltas se ubicaron en pasillos, a la entrada de la sala donde colaboradores del priista seguirían la transmisión y en la puerta de la cabina. 

La esposa del priista, la actriz Angélica Rivera, quien lo ha acompañado en casi todos los eventos, no acudió.

Peña Nieto cambió la vestimenta que utilizó durante un acto al mediodía, pantalones café y camisa blanca —una combinación que ha usado en cada mitin—, por un traje negro y una corbata azul con rojo, similar a la que usa en los spots en los que dice que él no va a "dividir" a México. 

Ingresó al set 10 minutos antes del inicio del foro. Detrás de él entraron tres personas de su equipo: López, un camarógrafo y un fotógrafo. Cuando empezó el encuentro, un escolta impidió el acceso a la cabina de cualquier persona ajena a la producción del programa. 

Antes de sentarse junto al periodista Mario González, Peña Nieto saludó de mano a los 36 ciudadanos invitados a participar en la transmisión. Al final, algunos dijeron a CNNMéxico que Peña Nieto se notaba "relajado" y se portó "amable" con ellos. 

La primera intervención del público causó risas en el set, luego de que el invitado Abraham Manuel Sánchez llamó a Peña Nieto "señor presidente". Después corrigió: "futuro presidente".

Durante el foro, el candidato recibió preguntas en vivo y de redes sociales sobre presuntos casos de corrupción en el PRI, su gestión en el Estado de México, su programa de gobierno o su postura hacia la pena de muerte, una medida que apoya el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado del priismo, pero a la que "personalmente" se opone. 

En las pausas comerciales, según algunos invitados, buscó conversar con ellos e incluso responder a otros cuestionamientos. 

"Hubo un esfuerzo de los participantes por ver qué es lo que ofrece para realmente convencerse para votar por él. (…) Creo que fue bastante claro, debo admitir que hay un esfuerzo importante por ser mucho más contundente y más puntual en las respuestas", dijo Adriana Centeno. 

"Quiso realmente tener esta comunicación, acercamiento con el público, respondiendo muy amablemente a las personas que hacían las preguntas", señaló Georgina Gaytán. 

Uno de los invitados especiales a ver el foro en Grupo Expansión, el académico Sergio Aguayo, por el contrario, consideró que la mayoría de los cuestionamientos del público fueron "blandos" y que Peña Nieto logró "evadir" los más fuertes. 

"Peña Nieto es un maestro para evadir las preguntas difíciles. No se salió de su guión, se apegó a él, y desde esa perspectiva supongo que le fue bien, pero a mí me dejó con más preguntas que respuestas, y más incógnitas que claridades", dijo Aguayo. 

Al final del programa, Peña Nieto se despidió del público y fue a la rueda de prensa con medios extranjeros. Ahí, señaló que el programa le pareció "un espacio de participación ciudadana" y que le daría "mucho gusto poder hacerlo incluso ya siendo presidente", si gana las elecciones del 1 de julio. 

Tras hablar ante unos 50 periodistas, como hizo con los invitados, se despidió de mano de los que tenía más cerca antes de retirarse en compañía de sus colaboradores y escoltas.

Arturo Ascención contribuyó con este reporte.

Ahora ve
No te pierdas