"¡Presidente!", gritan alumnos del Tec de Monterrey a López Obrador

Cientos de estudiantes del campus Monterrey aplaudieron la participación del candidato de la izquierda en un foro donde expuso su propuesta
lopez obrador en el tec de monterrey
lopez obrador en el tec de monterrey  lopez obrador en el tec de monterrey  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico

Al grito de “¡Presidente, presidente!”, estudiantes del Tecnológico de Monterrey despidieron al candidato de la izquierda a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, quien dialogó con ellos por más de 90 minutos.

Los jóvenes llenaron el auditorio principal del campus de la institución en la ciudad de Monterrey, capital de Nuevo León, en el que caben aproximadamente 2,000 personas. En varias ocasiones celebraron con aplausos la exposición que López Obrador hizo sobre su programa de gobierno.

El abanderado de la coalición Movimiento Progresista, integrada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, centró su discurso en la propuesta de obtener recursos a través del combate a la corrupción y un presupuesto austero.

“Tenemos un gobierno mantenido y bueno para nada”, dijo ante los alumnos de una de las principales instituciones privadas de educación superior del país.

Aseguró que en caso de que llegue a la presidencia tras los comicios del 1 de julio, no será necesario quitarle a los ricos para darle a los pobres: “Con el manejo honesto del presupuesto será suficiente”.

El único momento de silencio ocurrió cuando, con una alegoría, aseguró que garantizará una de las necesidades básicas de los ciudadanos.

“Cuando uno tiene una mascota en la casa, no se le dice: 'A ver, vete a buscar tu comida', uno le da de comer; entonces, ¿cómo no le vamos a dar de comer a un ser humano? Si no lo hacemos, pues es vivir en el pecado social”, dijo.

Los aplausos se reanudaron cuando López Obrador se comprometió a celebrar en Nuevo León una reunión del gabinete de seguridad cada 15 días.

Afirmó que mientras “los otros candidatos tienen apetito por el petróleo”, él abogará para que el gobierno tutele los bienes de la nación. Aclaró que no expropiará los recursos concesionados a la iniciativa privada.

“Proponemos una fórmula mexicana que vamos a patentar porque plagian mucho, no sé si de han dado cuenta que los otros candidatos repiten lo que nosotros hemos propuesto, no es presumir, es hablar con la verdad”, dijo.

Al terminar su participación y antes de comenzar la sesión de preguntas y respuestas, los estudiantes aplaudieron al candidato por más de 30 segundos.

La alumna que fungió como moderadora anunció que la hora de los exámenes programados para ese día se recorrería para que los alumnos pudieran permanecer hasta el final del encuentro, lo que causó más aplausos y risas.

“Ahora tengo mucha más experiencia”, respondió a la pregunta de un estudiante respecto de la diferencia entre la campaña de 2006, cuando perdió la presidencia con Felipe Calderón por 0.56% de la votación, y la de este año.

Otro alumno lo cuestionó qué hará con Elba Esther Gordillo, la dirigente del sindicato magisterial, en caso de llegar a la presidencia de México.

El candidato sólo señaló: “No tengo enemigos ni quiero tenerlos”. Agregó que el poder que Gordillo ha ejercido durante este sexenio ha sido en pago por su apoyo al presidente Calderón.

“Ya no va a haber apoyo de Los Pinos para ningún cacicazgo”, dijo.

Aprovechó para mencionar que no ejercerá un gobierno de ocurrencias y que gobernará con absoluta libertad, rindiendo cuentas a los mexicanos.

“Si vemos que una medida es lo que nos va permitir tranquilizar, el que haya paz y no haya derramamiento de sangre, tanto sufrimiento, tanto dolor y que esa media es la que conviene, esa media es la que se va aplicar aunque no le guste a propios o extraños”, dijo.

Al término de la conferencia y mientras abandonaba el campus, el candidato fue seguido hasta su camioneta por cientos de estudiantes que querían saludarlo o tomarse una fotografía con él.

Por segunda ocasión en su campaña, López Obrador llenó un auditorio universitario y alumnos que no alcanzaron sitio se quedaron afuera escuchando el discurso.

La primera vez ocurrió la semana pasada en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, donde el auditorio fue insuficiente para albergar a cientos de estudiantes que tuvieron que seguir el mensaje a través de bocinas gigantes.

Ahora ve
No te pierdas