Onésimo Cepeda, el pastor cercano a las élites y al escándalo

De declaraciones estridentes y cercanía con hombres poderosos, el exobispo de Ecatepec vive rodeado de polémica
Arturo Ascención
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Cercano a personajes de las élites políticas y económicas del país, y propenso a hacer declaraciones estridentes, Onésimo Cepeda enfrentó problemas legales y de otros ámbitos durante su trayectoria como primer obispo de Ecatepec, en el Estado de México.

El Vaticano aceptó el lunes la renuncia de Cepeda a ese cargo, que ostentó durante cerca de 17 años, en los que hizo comentarios que generaron críticas entre varios sectores de la opinión pública. 

En el 2010 declaró que el estado laico “es una jalada”, para expresar su desacuerdo con la aprobación de las bodas entre parejas del mismo sexo en el Distrito Federal, y la posibilidad de que adopten hijos.

Meses después, en junio del 2011, envió una carta al empresario Jorge Hank Rhon, arraigado por el delito de acopio de armas, para expresarle su apoyo por medio de “las oraciones” de su clero.

En la misma línea de acciones y declaraciones polémicas, fue acusado en el 2010 de fraude por un monto de 130 millones de dólares, aunque posteriormente el fallo de un tribunal impidió su detención.

Incluso, se pronunció en torno a la elección presidencial del 2012, al pedir en una ocasión que el próximo mandatario solo robara "poquito", de acuerdo a las crónicas de varios medios nacionales en septiembre del año pasado.

Analistas y personajes del ámbito político han criticado la ostentación o incluso la frivolidad de Cepeda en eventos como sus fiestas de cumpleaños. A su celebración en el 2010, en el interior de la Diócesis de Ecatepec, acudió el ahora candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto.

En ese evento también estuvieron el exgobernador de Puebla, Mario Marín, el empresario Alfredo Harp Helú, el ahora secretario de Educación, José Ángel Córdova, y Carlos Slim Domit, hijo del hombre más rico del mundo, según información publicada por la revista Forbes.

“Onésimo Cepeda es un pastor de élites, de las altas clases, sobre todo de las clases poderosas, el pastor de los poderes fácticos”, mencionó a CNNMéxico el especialista Bernardo Barranco, director del Centro de Estudios Religiosos de México.

Antes de ser obispo de Ecatepec, Cepeda fue banquero y agente de bolsa, además de cofundador, junto a Carlos Slim, de la Casa de Bolsa Inversora Bursátil, luego conocido como Grupo Financiero Imbursa.

Ahí colaboró con los empresarios Alfredo Harp y Roberto Hernández, según la página web de la Diócesis de Ecatepec.

Onésimo Cepeda nació el 25 de marzo de 1937, en el Distrito Federal. Estudió la carrera de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y después ingresó al seminario del Instituto Nuestra Señora de Guadalupe para las Misiones Extranjeras, donde estudió Filosofía. En la Universidad de Friburgo, Suiza, cursó Teología.

“Es uno de los cinco obispos que tiene formación universitaria laica”, apuntó Barranco.

El papa Juan Pablo II nombró en 1995 a Onésimo Cepeda primer obispo de Ecatepec, en el Estado de México. Casi 17 años después presentó su renuncia al cargo –misma que aceptó el pontífice Benedicto XVI-, al cumplir la edad de jubilación obligatoria (75 años) que establece el código de derecho canónico.

El hecho de que Benedicto XVI haya aceptado su renuncia apenas 44 días de que la presentara, puede deberse a que El Vaticano no veía con buenos ojos el papel de Cepeda como obispo por los problemas legales en que se involucró, o incluso por sus “claras inclinaciones políticas hacia el PRI”, mencionó Bernardo Barranco.

“Los escándalos lo han llevado a una situación comprometedora para la Iglesia… eso llevó a que El Vaticano diera una especie de fast track a su renuncia”, porque en el caso de otros líderes religiosos el mismo trámite llevó más tiempo, recordó el especialista.

Onésimo Cepeda “no se ha distinguido por ser un gran pastor, sino por ser un católico seductor”, concluyó Barranco en torno a la labor religiosa del ahora exobispo de Ecatepec.

Respecto al futuro de Cepeda, el especialista consideró que el exobispo "tiene una base muy grande de relaciones", así que podrá volver a enfocarse en su faceta como hombre de negocios.

Barranco incluso señaló que Cepeda podría desempeñarse como empresario taurino, porque siempre fue un apasionado de la fiesta brava. 

CNNMéxico buscó una reacción de la Iglesia Católica mexicana, pero no respondieron en el área de comunicación de la Arquidiócesis de México.

"A periodicazos se mataban las moscas, y gracias a Dios sigo vivo. Y a periodicazos no me mataron, sigo vivo", mencionó Onésimo Cepeda el lunes, en la conferencia donde habló respecto a su renuncia, sus problemas de salud -sufrió un infarto en el 2010- y los escándalos que lo rodearon.

"Hubo muchos que me calumniaron... a todos los que hicieron eso, los perdono", aseveró.

Ahora ve
No te pierdas