Promesas y la presencia de su esposa, 'sellos' de la campaña de Peña Nieto

En cada acto masivo, el candidato del PRI se compromete a atender problemas del lugar que visita y es acompañado por políticos locales
peña nieto en campaña
peña nieto en campaña  peña nieto en campaña  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: 1

Nota del editor: Esta historia es parte del serial 'En campaña con los candidatos'. Es la segunda entrega de cuatro. La primera entrega, sobre los mítines de Josefina Vázquez Mota, puedes consultarla aquí.

(CNNMéxico)  La firma de compromisos, la presencia de su esposa y políticos locales, así como la entrega de regalos son elementos infalibles en cada mitin del candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI). 

Desde el inicio de su campaña, el 30 de marzo, la logística de los actos masivos encabezados por Enrique Peña Nieto sigue un ritmo en el que parece no haber espacio a la improvisación. 

Los mítines son organizados por el equipo del candidato, la dirigencia del PRI y agrupaciones priistas locales, según varios organizadores consultados por CNNMéxico. 

Simpatizantes de Peña Nieto son invitados o llevados en autobuses hasta el lugar del evento, donde se les entregan camisetas y gorras con el nombre del abanderado priista.

Cuando el PRI lo eligió como su aspirante único a la presidencia, en noviembre pasado, Peña Nieto afirmó que el partido más antiguo del país "está más vivo que nunca" y que su posible regreso al poder es "un momento que hemos esperado por más de una década".

Algunos de sus seguidores portan banderas de los organismos sectoriales del PRI: la Confederación Nacional Campesina (CNC), la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

En algunos casos, como ocurrió en Chihuahua y en Guerrero, también se distribuyeron botellas de agua. En Chilpancingo, capital guerrerense con un índice de marginación de -0.84 puntos, se repartieron alimentos, una práctica seguida por numerosos candidatos a puestos de elección popular desde hace décadas. 

Las medidas de seguridad en cada foro, sea cerrado o una plaza pública, comprenden la instalación de vallas metálicas y arcos detectores de metal por los que deben pasar todos los asistentes. 

Por lo general, las personas llegan una hora antes del evento. Sin importar el tamaño del espacio, cientos y hasta miles esperan por el candidato mientras grupos de "animadoras" los invitan a gritar consignas a favor del priista y bailar con las canciones que su equipo mandó componer para la campaña.

Los temas musicales elaborados para la contienda presidencial —que a la fecha suman 16— pueden descargarse en el sitio web de Peña Nieto. Entre ellos hay algunos con ritmo de pop, reggaeton y rock pop.

"Peña Nieto, Peña Nieto, contigo todos vamos por el rumbo correcto… Peña Nieto, Peña Nieto, tú eres la llave de la paz en México", dice el coro de la primera canción de su lista.

En compañía de 'La Gaviota'

Para trasladarse de un estado a otro, Peña Nieto viaja en aeronaves privadas y, dentro de cada entidad, en camionetas tipo SUV.

Siempre lo acompaña su esposa, Angélica Rivera, con quien se casó en noviembre de 2010. Rivera, una de las actrices más populares de México, es conocida como La Gaviota gracias al papel que interpretó en la telenovela Destilando amor (2007), de Televisa.

Vestidos de camisa blanca, Peña Nieto y Rivera se acercan a la gente ubicada en los costados del pasillo, la saludan, sonríen y se toman fotografías. También lo hacen en algunas ocasiones al final de los mítines. 

La pareja siempre es seguida de cerca por el escolta personal de Peña Nieto, un exmilitar que trabaja con él desde que fue gobernador del Estado de México, entre 2005 y 2011.

En el escenario acompañan a Peña Nieto priistas locales, tanto candidatos al Congreso o comicios locales como políticos en funciones: legisladores, alcaldes, gobernadores. 

Durante las dos giras que ha hecho en Veracruz lo ha recibido el gobernador Javier Duarte. La situación motivó al Partido Acción Nacional (PAN) a presentar una queja contra Duarte ante la autoridad electoral, por presuntamente violar la equidad en la contienda.

"Te lo firmo y te lo cumplo"

Algunas ocasiones, un priista de la localidad da un mensaje de bienvenida al candidato, y en otras Peña Nieto toma la palabra directamente. En el área más cercana al escenario observan los "invitados especiales", como familiares de militantes del PRI.

Peña Nieto lleva su discurso impreso en hojas que ve por momentos. La alocución suele durar unos 20 minutos y termina con la promesa de que, si llega a la presidencia tras las elecciones del 1 de julio, atenderá problemas y necesidades de la región. 

En Jalisco, frente a empresarios, firmó el compromiso de ampliar la red de trenes eléctricos del estado. En Chiapas, ante indígenas, dijo que impulsará un programa de "escuelas de calidad". En Veracruz prometió mantener a la Marina en la entidad para que combata a la delincuencia. En Guerrero, aseguró que si gana los comicios "devolverá" el Tianguis Turístico al puerto de Acapulco, de donde lo retiró el actual gobierno federal, en poder del PAN.

Peña Nieto, puntero en las encuestas de preferencia electoral, empleó una estrategia similiar cuando compitió por el gobierno del Estado de México.

Su lema en esa contienda fue "Te lo firmo y te lo cumplo", mientras en este proceso afirma tener cinco metas generales en caso de llegar a la presidencia: enfrentar al crimen, generar crecimiento económico, atacar la pobreza, mejorar la educación e impulsar el liderazgo internacional de México. 

En sus mensajes, el priista suele señalar que México "quiere un cambio" luego de 12 años de gobiernos del PAN. También afirma que tanto él como su partido, que ocupó la presidencia entre 1929 y el 2000, tienen "capacidad acreditada" para gobernar el país.

Tras la firma de sus compromisos, asegura que sabe cumplir sus promesas e invariablemente termina con un grito de "¡Viva México!". Antes de retirarse, alza la mano, se despide de sus acompañantes y deja el escenario mientras la gente aplaude, agita banderas o grita lemas como "¡Peña presidente!".

Ahora ve