Madres de desaparecidos exponen sus casos con una marcha en el DF

Mujeres provenientes de varios estados y de Centroamérica buscan reunirse este viernes con la procuradora y el titular de gobernación
marcha_desapariciones
marcha_desapariciones  marcha_desapariciones
| Otra fuente: CNNMéxico

Este 10 de mayo, en medio de la venta de flores y regalos en las calles, madres de desaparecidos marcharon por la Ciudad de México mostrando fotos de sus hijas e hijos.

Alrededor de 150 mujeres de varios estados viajaron al Distrito Federal acompañadas de sus familiares. Caminaron del Monumento a la Revolución al Ángel de la Independencia, en el centro de la ciudad, para exigir a las autoridades actuar para encontrar a sus hijos, que un día ya no volvieron a ver y a quienes recuerdan cada Día de las Madres.

Provenientes de Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Veracruz, Estado de México, Distrito Federal, Guanajuato y otras entidades, las madres comenzaron a llegar alrededor de las 9 de la mañana al Monumento a la Revolución; llevaban las fotografías más recientes de sus hijos con la fecha en la que desaparecieron, los presuntos victimarios y el último lugar donde los vieron.

Había también fotos como la de Erika Nohemí Carrillo Enríquez, de Chihuahua. Colocada sobre un fondo color rosa, la imagen contenía una descripción de la joven, de su gusto por el rock, que leía y escribía poesía en sus ratos libres y que cuando desapareció, en diciembre del 2000, soñaba con viajar por el mundo. Tenía 20 años la última vez que la vieron sus padres.

Cerca de las 10:40, los familiares de aquellos que "un día desaparecieron" o a los que "se los llevaron sin previo aviso", comenzaron a caminar hacia el Ángel de la Independencia, a donde llegaron casi una hora y media después.

La Marcha de la Dignidad Nacional: Madres buscando a sus hijos e hijas y buscando justicia estuvo encabezada por cuatro mujeres de Chihuahua: Hortensia, Teodocia, Ema y Concepción. 

Hortensia perdió a su hija hace 10 años y Teodocia hace un año que no ve a su hijo. A Ema, el Día del Padre del 2011 le secuestraron a sus cuatro hijos varones, un nieto, a su esposo y a su yerno. La hija, un sobrino y una sobrina de Concepción fueron sacados de su casa a la fuerza por militares.

Cientos de casos de desapariciones de mexicanos y centroamericanos de El Salvador y Honduras, a través de los rostros de hombres y mujeres impresos en papel o lonas, desfilaron unos 2.5 kilómetros por el Paseo de la Reforma.

Mientras andaban, los manifestantes pedían: "Vivos se los llevaron, vivos los queremos". Sus consignas subieron de volumen al pasar frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR), a donde regresarán este viernes en busca de una audiencia con la titular de la dependencia, Marisela Morales.

Ya al pie del Ángel, tras acomodarse en las escalinatas, enunciaron los nombres de los desaparecidos, a manera de una toma de lista. A cada nombre le seguía un "presente" al unísono; el acto duró más de 15 minutos.

Después vinieron los discursos de madres que llevan hasta 20 años buscando a sus hijos sin obtener respuesta de las autoridades.

"Esta es una marcha diferente a la que hemos hecho otros años, siempre son marchas, caravanas, protestas de denuncia y de demanda. Hoy decidimos que fuese en el marco del 10 de mayo por lo siguiente: porque creemos y estamos seguras y convencidas de que México está bañada en un mar se sangre y somos las madres las que tenemos que decirles que nos mataron la mitad del corazón", dijo Norma Ledezma, fundadora de Justicia para Nuestras Hijas.

Hace 10 años, su hija de 16, Paloma, salió rumbo a su escuela en la ciudad de Chihuahua y no volvió a casa. 27 días después encontraron sus restos. 

Después de ella tomaron el micrófono madres de Coahuila, del Estado de México, de Guanajuato. Todas pedían justicia y todas, aún después de años, tienen la esperanza de volver a ver a sus hijos.

Este miércoles por la noche unas 120 madres llegaron de estados como Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato y Querétaro con el fin de participar en la Marcha de la Dignidad Nacional y exigir justicia en los casos de desapariciones forzadas de sus hijos. 

Agrupadas en la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México y otras asociaciones de desaparecidos, las madres también buscarán reunirse con el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, en busca de respuestas y avances en los casos de sus hijos.

Según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), del 2006 al 2011 se registraron más de 5,300 casos de desapariciones forzadas.

En marzo del 2012, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció que en México se ha registrado un aumento en las denuncias por desapariciones forzadas, aunque las autoridades del país no cuentan con cifras confiables al respecto.

Con el fin de tener información oficial sobre el tema, el Congreso aprobó en marzo de este año la creación del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas. Sin embargo, no se ha dado a conocer cuándo comenzará a funcionar.

Ahora ve
No te pierdas