Con apariencia de mujer e identidad masculina, los transgénero votan

Kassandra Guazo Cano no ha podido cambiar su identidad oficialmente, aunque la Ciudad de México lo permite
Resultados preliminares del IFE aventajan a Nieto
Ana Felker
Autor: Ana Felker | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Kassandra Guazo Cano tiene 32 años, pero este domingo participó por primera vez en una elección.

"No había sacado mi (credencial del) IFE (Instituto Federal Electoral) porque al hacer el trámite hay mucha mofa cuando ven que tu nombre no coincide con tu fotografía", explica.

Desde hace más de 10 años inició el proceso para convertirse en mujer físicamente, aunque los registros oficiales de su identidad siguen perteneciendo a los de un varón.

Edith Sánchez Segura, de la Defensoría de Oficio del Distrito Federal, dice que el trámite para emitir una nueva acta de nacimiento toma entre dos y seis meses. Desde que las modificaciones al Código entraron en vigor se han reasignado 81 actas. 

En 2008, los legisladores del Distrito Federal avalaron reformas al Código Civil local para que las personas transexuales y transgénero pudieran modificar su nombre en sus actas de nacimiento y otros documentos de acuerdo con su nueva identidad.

Sánchez dice que los solicitantes no son discriminados, pero la experiencia de Kassanda es diferente: "hay que pagar un licenciado, dos peritos (entre ellos un endocrinólogo). Además, el juez dicta sentencia para el cambio de nombre y si no es favorable tienes que esperar otros cuatro años para volver a demandar al registro civil". 

Ante esta situación, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Distrito Federal (Copred) hizo un llamado al Instituto Electoral local para proteger los derechos electorales de personas transexuales y transgénero.
En la casilla, Kassandra entregó una credencial para votar de un Leonardo que ya no existe. 

"Nosotras como chicas trans sufrimos mucha discriminación, nos tienen muy estigmatizadas. Por eso siempre andamos en lucha para que se respeten nuestros derechos y se acabe el morbo".

Reconoció que preferiría no haber sacado la credencial ni enfrentarse a los funcionarios, pero decidió participar: "Siento que mi voto puede hacer la diferencia". 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Luego de votar, Kassandra se encontró con su amiga Oyuky Martínez Colín, también transgénero, y que estaba acompañada de sus dos hijos y su mamá. 
Ambas trabajan como activistas en el Centro de Apoyo a las Identidades Trans, A.C., donde participan en una campaña de prevención de enfermedades sexuales. 

"Quisiéramos que no solo nos vean como trabajadoras sexuales o estilistas, sino que luchamos por nuestros derechos", dice Kassandra mientras sonríe, sostiene su credencial de elector y levanta su pulgar entintado.

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×