La Iglesia Católica busca reubicar un albergue para migrantes

La Diócesis de Cuautitlán busca reabrir el albergue en el Estado de México, que fue cerrado luego de un enfrentamiento con vecinos
Migrantes-Tultitlán-Cuartoscuro  Cuartoscuro
| Otra fuente: CNNMéxico

La casa del migrante San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, ubicada en el Estado de México, está cerrada temporalmente debido a tensión con los vecinos, y se busca reubicarlo lo antes posible, informó este miércoles Christian Alexander Rojas, administrador del refugio.

En conferencia de prensa, explicó que la Diócesis de Cuautitlán se encuentra en pláticas con la Secretaría de Gobernación y las autoridades municipales de Tultitlán, con el fin de buscar sitios alternativos para la reapertura del albergue cerrado este lunes. 

"El obispo (Guillermo Ortiz Mondragón) no ha cerrado la casa del migrante, no lo haría nunca", dijo. "Permitimos esta situación momentánea en pro de la paz social y en bien de los mismos migrantes. La Iglesia no renuncia a la caridad", agregó.

Ortiz Mondragón, obispo de Cuautitlán, informó a través de un comunicado que voluntarios que repartían comida se estacionaron frente a una casa, bloqueando una salida, y ante la negativa de retirarse, inició un enfrentamiento con los vecinos.

Los residentes “reaccionaron quitando todo aviso de la casa del migrante San Juan Diego, cubriendo el nombre de la casa con pintura blanca, destruyendo los avisos de la misma casa”, afirmó Ortiz Mondragón.

“Deploramos esta acción. Nos duele que algunas personas hayan usado el signo de la caridad   para provocar esta situación. La Iglesia no está de acuerdo con estos hechos, siempre ha trabajado procurando el bien sin ninguna otra intención que apoyar a los migrantes”, afirmó el Obispo, quien reiteró que la casa del migrante no será cerrada.

El gobierno del Estado de México informó que trabajará con autoridades federales, municipales y vecinales para hallar soluciones alternativas.

El refugio, abierto por la pastoral de Movilidad de la Iglesia católica, se ubicaba a unos 20 metros de la vía del tren que viaja desde Arriaga, en el sureño estado de Chiapas, al norte de México. Operaba desde 2009 y recibía a un centenar de migrantes cada día, aproximadamente.

Desde hace unos años, los vecinos se habían manifestado en contra del albergue. La primera semana de julio se habilitó un comedor para migrantes en Huehuetocan, Estado de México, como alternativa al albergue de Lechería, pero no cuenta con la infraestructura para hospedaje.

El sacerdote defensor de los derechos humanos, Alejandro Solalinde, afirmó que “lo que tenemos ahorita son dos emergencias. Una que es por el descarrilamiento del tren pero la otra la tenemos acá en este momento en Lechería”.

El 17 de junio, las vías del ferrocarril que transporta migrantes desde el sur del país al norte fueron afectadas —a la altura de Loma Bonita, Oaxaca— debido a las lluvias ocasionadas por el huracán Carlotta, provocando que el tránsito de migrantes fuera suspendido.  

Según Leticia Gutiérrez, directora de la organización Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana, dijo que debido a estos incidentes, la ruta tradicional de los migrantes "se ha alterado", y explicó que se desconocen cuáles son las alternativas que están tomando para llegar a territorio estadounidense.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×