La izquierda busca espacios en un Congreso de "mayoría conservadora"

Manuel Camacho Solís, senador electo del PRD, dice que su bancada estará dispuesta a negociar y no quedarse como una oposición "testimonial"
Los resultados de la elección federal en México
| Otra fuente: CNNMÉXICO

Manuel Camacho Solís, senador electo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para la próxima legislatura, asegura que la izquierda mexicana espera poder impulsar sus propuestas incluso con un Congreso con “una mayoría conservadora”, para no quedarse como una oposición “meramente testimonial”.

Según los resultados oficiales del IFE, el PRD tendrá 101 escaños en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado tendrán 22.

Como partido, esto lo coloca en el tercer lugar, detrás del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que consiguió 207 curules, y del Partido Acción Nacional (PAN), con 114. No obstante, en conjunto con los otros partidos de izquierda como el Partido del Trabajo (PT), que logró 19 diputados, y Movimiento Ciudadano, con 16 curules, el PRD se ubica como segunda fuerza con 136 curules de 500 en la Cámara baja.

En el Senado, aún sumando lo obtenido por los tres partidos, la izquierda sigue estando en tercer lugar, con 28 de 128 curules.

“Me parece que puede haber una mayoría conservadora y nosotros en ese sentido tendremos que tener una posición muy clara porque dentro del propio PRI y dentro del propio PAN, en ciertos temas, no habrá una posición unitaria, hay diversidad, hay pluralidad al interior de los propios partidos y tenemos que convencer, tenemos que generar confianza y llevar esto más allá nada más de los números aritméticos, que al final son los que votan o no votan”, dice en entrevista con CNNMéxico.

Si bien dice que estarán abiertos a negociar y a discutir casi cualquier tema, deja en claro que hay temas inamovibles como la reforma al artículo 27 constitucional, que el PAN y el PRI han promovido, con el fin de permitir mayor inversión privada en Petróleos Mexicanos.

El artículo 27 de la Constitución señala que el subsuelo es propiedad del Estado mexicano y que la explotación, uso o aprovechamiento de los recursos a manos de particulares se podrán realizar únicamente por concesiones otorgadas por el poder Ejecutivo federal.

Para el coordinador nacional para el Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA), hasta ahora las privatizaciones no han dado muestra de mejorar el desempeño de las empresas públicas.

“En el tema energético sí vamos a fijar nuestra posición desde un principio, es decir, nosotros no vamos a apoyar, no vamos a transitar con la reforma del artículo 27 constitucional, no nada más por una cuestión ideológica, sino porque la experiencia nos ha demostrado que cuando estas empresas se abren, que cuando se dan procesos de privatización, generalmente van acompañados de procesos de corrupción, de procesos de concentración monopólica”, señala.

Como miembro de un partido que a nivel federal siempre ha estado en la oposición, confía en que los movimientos sociales como el estudiantil #YoSoy132 sirva como un grupo de presión para impulsar temas como la democratización de los medios y una mayor cobertura de internet que, de otra manera, no estarían en la agenda.

Dice que ni el PRI ni el PAN pueden ignorar la inconformidad que han manifestado miles de personas en protestas callejeras que han alcanzado un impacto inesperado.

“Está la calle y ahí estamos en un país donde las inconformidades están a flor de piel, es decir, una falta de sensibilidad de nosotros puede llevar a conflictos muy grandes como ha ocurrido en otras partes”, dijo al recordar el caso de Chile, en el que el movimiento estudiantil ha tenido un impacto político que, explica, le ha costado puntos de popularidad al presidente Sebastián Piñera.

Recordó que si bien el PRD se ubica como tercera fuerza en el Congreso, el candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, logró el segundo lugar y en lugares como el Estado de México, donde tradicionalmente ha dominado la preferencia por el PRI, logró una cantidad de votos "considerable".

“Hace un año el PRI gana con más del 60% la gubernatura (en el Estado de México) y nosotros con la tercera parte de los votos. Y en un año, con un candidato presidencial de ellos y con toda la gigantesca inversión en publicidad que se hizo a favor de Enrique Peña Nieto, la diferencia es de nueve puntos”, indicó.

De acuerdo con cifras del Instituto Federal Electoral, el candidato del PRI y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia obtuvo el 38.21% de los votos, López Obrador del PRD, PT y Movimiento Ciudadano el 31.59%, Josefina Vázquez Mota del PAN el 25.41%, y Gabriel Quadri, del Partido Nueva Alianza (Panal), el 2.29% de los sufragios emitidos el pasado 1 de julio.

Ahora ve
Donald Trump dice en discurso en Phoenix que el TLCAN podría terminarse
No te pierdas
×