"El IFE no defiende al PRI, defiende su trabajo", dice Valdés Zurita

La Unidad de Fiscalización atenderá las quejas de los partidos, pero dentro de los plazos de ley, señaló el consejero presidente
Leonardo Valdés
Leonardo Valdés  Leonardo Valdés  (Foto: )
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La investigación sobre el presunto financiamiento indebido a la campaña presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y compra de votos está “abierta”, aunque su realización está sujeta a plazos legales que no pueden adelantarse, señaló el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita.

El resultado de las investigaciones que realice el organismo electoral se conocerán hasta enero del próximo año, informó su presidente.

Al término de la sesión de este jueves, Valdés Zurita respondió a los señalamientos de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que acusan al IFE de no haber atendido sus quejas sobre supuestas faltas cometidas por el PRI y que pidieron a las autoridades electorales resolver todos esos recursos antes de que se califique la validez de la elección presidencial.

Uno de los principales reclamos del PAN y del PRD —tercer y segundo lugar en los comicios, respectivamente— es la atención al caso Monex. Con ese nombre se designa una presunta estrategia del PRI, en la que acusan a algunas empresas de haber financiado la compra de tarjetas de Banca Monex para que, con ellas, el partido pagara a operadores y comprara votos.

“El asunto de la queja respecto del caso Monex está abierto, la Unidad de Fiscalización (del IFE) está realizando sus investigaciones y cuando tenga evidencia suficiente para poder dar un proyecto de resolución al Consejo General, así lo hará”, dijo Valdés Zurita en conferencia de prensa.

“La Unidad de Fiscalización no ha sido omisa, está trabajando en los términos de la ley y, dependiendo de la complejidad de cada una de las quejas que se ha presentado, resolverá en los términos de la ley y en los plazos que establece la ley”, señaló.

Valdés Zurita también rechazó los señalamientos de simpatizantes del candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, que acusan al IFE de haberse convertido en “cómplice” del PRI y su aspirante, Enrique Peña Nieto.

“El PRI se defiende solo, los partidos políticos se defienden por sí mismos. (…) El Instituto Federal Electoral no defiende el triunfo de nadie, el Instituto Federal Electoral defiende su trabajo apegado a la ley, apegado a la norma, apegado al derecho”, dijo.

Momentos antes, el IFE emitió un comunicado en el que indica que “hasta ahora” no ha detectado “faltas o delitos” de algún partido en la pasada contienda, aunque aclara que “precisamente por ello, es necesario continuar con las investigaciones en materia de fiscalización de los recursos de los partidos y las presuntas acciones para coaccionar el voto”.

Valdés Zurita aseguró que el IFE tiene todos los instrumentos legales para indagar el origen de los recursos utilizados por las fuerzas políticas, sean lícitos o ilícitos, pero agregó que en los casos de posible lavado de dinero el instituto carece de facultades para actuar penalmente.

Esa tarea, dijo el consejero presidente, corresponde a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), que depende de la Procuraduría General de la República (PGR).

López Obrador advirtió esta semana que la campaña de Peña Nieto incurrió en lavado de dinero y exigió que las autoridades lo sancionen. El PRI calificó los señalamientos de “mentiras” y se declaró dispuesto a probarlo.

El intercambio de acusaciones ocurre mientras el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) inicia el análisis de las impugnaciones a la elección presidencial y alista su calificación. El equipo de López Obrador busca que los comicios se invaliden porque considera que no fueron libres, equitativos e imparciales. El IFE defiende su trabajo como organizador del proceso, en tanto el PRI sostiene que su victoria fue legal.

Ahora ve
No te pierdas