La evaluación a los maestros, una herramienta "válida pero injusta"

Especialistas aseguran que las autoridades cumplen con un requisito al aplicar el examen, pero plantean dudas sobre su verdadera eficacia
maestros-docentes  maestros son evaluados
Verónica Díaz Favela
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Solo los maestros de educación básica con las mejores calificaciones podrán obtener una plaza en el sistema educativo. Para ello la Secretaría de Educación Pública (SEP) aplicó este domingo un examen de conocimientos que solo tres de cada 10 docentes aprobó.

Las autoridades educativas aseguran que el Examen Nacional de Conocimientos, Habilidades y Competencias Docentes —aplicado por quinta ocasión este año— es una herramienta transparente para repartir las plazas de profesores, mientras que especialistas creen que el método para decir quién es apto para estar al frente de un aula de clases aún representa un reto para el sistema educativo.

“El gobierno no reconoce que el examen no está hecho para medir las aptitudes, sino para controlar la demanda”, dice Vicente Hugo Aboites Aguilar, profesor investigador del departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco.

Los docentes que aprobaron el examen representan el 30% del total (20,603) pero solo los de mejor calificación obtendrán una de las 12,966 plazas.

La prueba tiene 100 preguntas de respuesta múltiple. Algunas de esas preguntas, según Aboites, están diseñadas para obligar al docente a "adivinar", y con ello, a equivocarse.

“Si yo pregunto quién es el padre de la patria, es fácil (Miguel Hidalgo y Costilla), pero si pregunto, quién es la madre del padre de la patria, algunos dirán ‘es la señora Costilla’. Lo que hago es mezclar preguntas difíciles con fáciles de tal manera que sólo unos cuantos tengan grandes aciertos”, ejemplifica Aboites Aguilar con una pregunta hipotética.

Este tipo de preguntas —añade— no revelan qué tan capacitada está una persona para estar frente un grupo de 40 niños cinco horas al día.

El método ideal para obtener al mejor docente

Para Aboites, el examen “es válido pero injusto” porque representa un trámite burocrático que permite a las autoridades “decirle a la persona ‘usted no estudió, no se prepara’”, y al mismo tiempo crea la percepción de que a la tarea de educar a los niños “acuden puros perdedores”.

El método ideal de evaluación para repartir plazas, desde su punto de vista, implica analizar la trayectoria del profesor, contar con cartas de recomendación y testimonios de padres de familia sobre su trabajo, aunque reconoce que evaluar a 130,000 personas de esta forma sería complicado.

 “A nivel federal ya sólo estamos contratando a las mejores maestras y a los mejores maestros”, dijo Calderón sobre el Concurso Nacional de Plazas Docentes, aunque admitió que en algunos estados aún hay oposición de los maestros para ser evaluados.

Recordó que antes de 2008 los puestos de profesor eran designados por funcionarios de gobierno o algún miembro de un sindicato.

“A veces salía gente muy buena y, a veces salía gente muy mala, y a veces salía más bien el hijo o la hija del fulano y del zutano, y eso no da mejores rendimientos”, dijo.

Calderón insistió en que la aplicación del examen elevará la calidad de la educación porque sólo se elige a los mejores.

La SEP, por su lado, califica el examen como un "mecanismo con procedimientos transparentes e imparciales".

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), liderado por Elba Esther Gordillo, inicialmente se oponía al concurso de plazas porque exigía que se garantizara su participación en el mismo. En junio, el SNTE y la SEP publicaron la convocatoria a través de un boletín firmado tanto por el secretario de Educación, José Ángel Córdova Villalobos, como por Gordillo.

Evaluar con “evidencias”

El coordinador de la Cátedra de investigación en educación y pedagogía del Tecnología de Monterrey, Juan Carlos Olmedo, opina que el examen sirve para saber que las plazas de docentes serán ocupadas por gente que tiene una calificación aprobatoria en un examen.

Esta prueba tiene indicadores valiosos sobre competencias docentes, habilidades generales, conocimientos propios de la materia a enseñar y conocimientos del sistema educativa general.

“Es un examen estandarizado que mide, y mide bien, algunos de los aspectos generales de la educación”, dice Olmedo.

En su opinión, lo más importante es que el docente sea evaluado una vez que está en acción, y eso tendría que hacerse a través de “portafolios de evidencias”, donde no sólo se le hacen preguntas de respuesta múltiple sino que se busca evidencia de habilidades, aptitudes y valores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Asegura que no se pueden calificar las habilidades de un docente que nunca ha estado frente a un grupo de niños porque esas habilidades se van desarrollando con la experiencia.

Olmedo recuerda que hasta hace algunos años no había ningún esquema de medición para los docentes, y asegura que el Examen Nacional de Conocimientos es un instrumento perfectible que ofrece números que ayudan a saber en qué dirección avanzar.

Ahora ve
Esta es la frase de Bill Belichick que enojó a algunos mexicanos
No te pierdas
×